Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis táctico de una pieza silenciosa

Fabio y el poder de la discreción

El centrocampista de Ingenio, entre la irrupción de Pedri y el regreso de Jonathan Viera, se ha hecho con un hueco en el equipo Suma tres titularidades seguidas

Pepe Mel dialoga con Aythami ante Fabio, a la derecha, en el entrenamiento de ayer en Barranco Seco. quique curbelo

En su última rueda de prensa de la temporada pasada, Pepe Mel, entrenador de la UD Las Palmas, ya sabía lo que se le venía encima, con un equipo por construir donde todo iba a quedar supeditado a una drástica bajada del tope salarial de la entidad. Allí, en el Estadio de Los Pajaritos, tras empatar con el Numancia, Mel señaló algunos nombres que tenían algo que ofrecer a un club que se tendría que agarrar a lo que venía desde abajo: Toni Robaina, Kirian y Fabio González. Del último dejó una frase: "Hace sencillo lo que es y parece fácil y eso es difícil", resumió el técnico.

Esa condición de estar sin parecerlo es la que ha aupado a Fabio González en el actual sistema de Pepe Mel. El mediocentro, entre bajas y salidas se ha hecho con un hueco en el once de Pepe Mel y acumula tres titularidades seguidas que coinciden con los mejores partidos de la UD esta temporada -dos victorias y la derrota en Girona-.

"Es la prolongación del entrenador en el campo. Tácticamente es muy inteligente y entiende el juego rápido. Igual es poco vistoso para la grada, pero siempre está bien colocado y hace jugar mejor a los compañeros. Con su físico si no tuviera eso sería difícil que jugara en el fútbol profesional. Juega sencillo, lo ve antes que el resto".

La afirmación la hace su 'padre' en el fútbol profesional: Manolo Márquez. Con el técnico catalán, Fabio despuntó en el filial y se asomó en la primera plantilla amarilla. "Conmigo le costó entrar en el filial, aunque desde que tomó el sito no lo soltó. Era maduro, pero imagino que ahora es más. La experiencia en Segunda B, con un equipo peleando para no descender te hace evolucionar, le habrá curtido aunque no jugase en su posición precisamente", agrega Márquez, que destaca el apartado mental del futbolista de Ingenio. "Otros se hubieran hundido tras debutar en Primera División con el primer equipo y tardar en aparecer por ahí de nuevo. Es muy fuerte de mentalidad y eso le hace destacar. Vicente Gómez hizo unas declaraciones un día donde lo explicó muy bien", apunta. ["Fabio me encanta. Quizá a la gente no le llama la atención, pero es un jugador que no pierde el balón y siempre está bien colocado. Cuando el técnico vea que juega, que no pierde la bola, que hace muchos pases y que abarca mucho campo, le llamará la atención", dijo el centrocampista del Dépor en una entrevista en este medio en junio].

El alumno aventajado

La unión de Márquez con Fabio, su gran pupilo, le lleva a Mestalla. En agosto de 2017, Fabio González estaba preparado para dar el gran salto y debutar con la UD en la élite en la primera jornada de LaLiga. "Se encontró mal desde la noche del viernes y tuvo que esperar una semana más, en casa contra el Atlético. Recuerdo que le sustituí porque tenía una amarilla y con el ritmo del partido temí que lo expulsaran. Al final del mercado, la UD Las Palmas firmó a Alberto Aquilani y Sergi Samper... Podía haber apostado por él, pero quizá lo hubiera hecho más adelante. Pensé que para jugar cinco minutos era mejor que estuviera en el filial", recuerda. Y es que para Márquez, que Fabio consiguiera retornar con humildad y trabajo a Las Palmas Atlético es un punto clave para retornar ahora con éxito. "Ahora por fin parece que ha llegado su hora, su golpe de suerte. La necesidad de tirar de la cantera y que esté Pepe Mel en el banquillo y le esté dando continuidad, le ha dado la oportunidad de demostrar que no es el mejor, pero sí uno de los más importantes", resume el preparador catalán, en paro a la espera de que se abra otro proyecto en su horizonte.

Su posición en el doble pivote junto a Iñigo Ruiz de Galarreta parece haber llegado para quedarse en la pizarra de Pepe Mel. "Su rol en este equipo entiendo que es este, aunque tiene buena llegada al área. Para mí, Ruiz de Galarreta ha aumentado muchísimo su nivel desde que juega con él, está más liberado. A todo eso hay que sumarle Jonathan Viera. Él siempre va a hacer su trabajo. Es disciplinadísimo. Es un chaval de 22 años, pero sé que va a ser entrenador. Entiende el juego por encima del resto", recalca.

Compartir el artículo

stats