Made in Juan Manuel Rodríguez. Esclavos del rigor. El filial de la UD tumbó al Atlético de Madrid B (1-0) y confirma en el Anexo de Siete Palmas su condición de matagigantes. Y es que además los amarillos dejan sin liderato al filial del colchonero y logra una importante victoria en su objetivo de conseguir la salvación en la categoría de bronce -tiene una renta de cuatro puntos con el puesto de promoción para eludir el descenso-. Desde la furia y el compromiso, la gesta se fundamentó en el tanto del central Ismael, que fue el mejor del duelo. Brilló en tareas destrucción y a la hora de subir al remate.

Además, Pau Miguélez debutó como nuevo jugador de la 'vela chica'. Dejó destellos en el frente ofensivo, que estuvo bien cubierto con Robert y Juan Fernández. El duelo comenzó con un filial amarillo más dominador frente a un equipo rojiblanco bien plantado sobre el verde sintético del recinto de Siete Palmas. El tanteo inicial dio paso a las primeras aproximaciones, aunque sin claridad para poner en excesivo riesgo a los cancerberos Álex Domínguez e Isaac Álex.

Se tuvo que esperar al minuto 22 para ver el primer tanto de la contienda, obra de Ismael, quien aprovechó un balón prolongado de cabeza por su compañero Juan y la mala salida del portero rojiblanco Isaac Álex, para sacarse un potente disparo, que se coló a la media altura en la portería visitante. A continuación, el cuadro de Nacho Fernández trató de reponerse al gol del internacional keniata, aunque sin profundidad para acercarse a los dominios de Álex Domínguez.

En el 37', fue la 'vela chica' la que pudo hacer el 2-0, con una jugada en la que el portero Isaac Álex falló con su parada, tras un tiro de Josemi -que el sábado estuvo en el banquillo de Riazor-, pero el amarillo Sato no pudo alojar el esférico en el fondo de la portería madrileña.

Tras la reanudación, el Atlético de Madrid B salió dispuesto a conseguir la igualada, y Juan Carlos avisó de las intenciones de los rojiblancos con un disparo lejano, que se marchó desviado. En los compases iniciales, a ambas escuadras les costaba acercarse a las porterías rivales y se tuvo que esperar al minuto 63 para la primera ocasión clara, en esta segunda mitad, de los amarillo, con un libre directo de Ismael, que lo paró el meta madrileño Isaac Álex.

A falta de quince minutos para el final del choque, el filial rojiblanco gozó de una importante oportunidad para restablecer la igualada, con un remate de Sergio Camello, a placer, tras un centro desde la izquierda de Manu Sánchez, que lo rechazó a córner el defensor amarillo Camacho.

Poco después, los de Juan Manuel Rodríguez pudieron sentenciar con un disparo de Alberto Reina, desde media distancia, que se marchó desviado. En el minuto 88, el debutante Pau Miguélez habilitó a un Joel, quien se sacó un tiro cruzado, que se encontró con la excelente intervención de Isaac Álex para desviar el esférico a córner. En las postrimerías, Álex Domínguez se convirtió en el salvador de su equipo al desbaratar una clara oportunidad , dentro del área, del rojiblanco Borja.

El mejor filial del país y el visitante más letal del Grupo I de Segunda B se puso de rodillas en el Anexo. Juan Manuel se salió con la suya y domesticó a la legión de Camello, que ayer estuvo en el Bernabéu, midiéndose al Madrid de Zidane.

LAS PALMAS ATLÉTICO: Álex Domínguez; Fortes, Ismael, Camacho, Dani Flaco; Juan Rodríguez, Josemi; Juan Fernández (Pau Miguélez, 70'), Reina (Gorka Reina, 92'), Sato; y Rober (Joel, 77').

ATLÉTICO B: Isaac Álex; Isaac, Manu Sánchez, José Carlos, Álvaro, Moya, Clemente (Abde, 75'), Ricard (Cedric, 65'), Camello, Medrano (Borja, 57'); y Solano.

ÁRBITRO: Luis Bestard Servera (Comité balear). Amonestó por los locales a Josemi, Alberto Reina, Jesús Fortes e Ismael; y por los visitantes a Borja, Isaac y Álex Isaac.

GOL: 1-0, min. 22: Ismael.

INCIDENCIAS: Anexo de Gran Canaria, ante unos 300 aficionados.