Una sonrisa ante la tormenta perfecta. El plantel de Mel se ejercitó ayer sin De la Bella ni Ruiz de Galarreta en el campo número 2 de Barranco Seco. La nota curiosa la protagonizó el canterano Josemi, que ayer cumplió su 22º cumpleaños. El futbolista cántabro del filial tuvo que pasar por el túnel de los cogotazos -imagen de la izquierda- de sus compañeros como ritual. Pol, Flaqué y Haro ampliaron la nómina de activos de la factoría en la primera sesión de trabajo con balón de la semana. Por culpa de la calima, la UD se quedó en el gimnasio domingo y lunes. Hoy, última sesión, a puerta cerrada (10.30 horas), y comparecencia de Mel en la sala de prensa (12.00) de Barranco Seco. P. C.