Pepe Mel no cree que su equipo, que suma nueve jornadas sin ganar -seis empates y tres derrotas-, se encuentre en una mala dinámica. Su argumento, simple: si se tiene en cuenta que el objetivo marcado por el club para esta temporada es la permanencia, todo está orden.

"Yo no estoy muy de acuerdo con vosotros -la prensa- en lo de la dinámica negativa. Lo que sí está claro es que no ganamos, eso es indiscutible. La dinámica negativa sería si todo el mundo estuviera perfecto, en unas condiciones óptimas y hubiera un objetivo claro de playoff y de ascenso y no ganas. Pero nuestro objetivo es el día a día y luchar con la gente que tienes, y yo en eso no veo que sea dinámica negativa. Obviamente, todos queremos ganar y hacer las cosas bien", aseguró el madrileño es su comparecencia de ayer.

"En lo que a mí respecta, soy el máximo responsable de todo. Cuando un equipo gana creo que los entrenadores debemos dar un paso atrás y dejar a los futbolistas, que son los verdaderos protagonistas. Cuando un equipo pierde, hay que liberar a los jugadores de toda tensión y dar un paso hacia adelante", añadió en cuanto a su responsabilidad.

Al mismo tiempo, insistió una vez más en su mensaje de que el proyecto de la UD Las Palmas es más a medio y largo plazo. "Lo he dicho muchas veces: creo que mi trabajo aquí está empezando, es un trabajo de recorrido que no se recorre en tres, cuatro o cinco meses. Creo que el final puede ser muy bonito y esperemos que a ese final lleguemos todos", comentó Mel.

El descanso de Pedri

En otro orden de cosas, cuestionado por la posibilidad de que Pedri, que jugó 45 minutos de un amistoso con la selección sub 19 el miércoles, descanse en la cita de hoy (20.00 horas, GOL). Aún resta la sesión de mañana -por hoy- y prepararemos la estrategia. Ahí tomaremos una decisión. Hoy -por ayer- solo hizo la mitad del entrenamiento (...) Es joven y hay que saber dosificarle", dijo. "El miedo que tenemos con Fede Varela es que es propenso y arrastra problemas musculares. También debe llevarse bien", agregó sobre el centrocampista argentino.

El preparador amarillo también se refirió a las palabras de Miguel Ángel Ramírez en las que instó a todos a olvidarse del VAR y centrarse en ganar los partidos. "El presidente estuvo bien en lo institucional. La UD no se tiene que estar quejando. Otra cosa es que el entrenador, nada más acabar, con las pulsaciones a mil, hable de cómo está el vestuario. No me metí con nadie, solo conté el sentir de nuestro equipo. Nosotros debemos trabajar en nosotros mismos", señaló.

En cuanto al rival, el Málaga, que viene de ganar tres partidos consecutivos, dijo: "Todos pasamos por ese estado de ánimo. Sabemos lo que es tener esa racha y la que tenemos ahora. El Málaga está ahora que todo le sale bien. Ellos han tenido problemas económicos como nosotros y están saliendo adelante. Tienen la baja de Adrián, pero Juanpi es peligroso, Juankar es rápido...".