El goleador de los amarillos, Eric Curbelo, resaltó ayer tras el encuentro que el equipo perdonó "ocasiones muy claras para ganar" ante el Málaga. Para el lateral, el empate sabe a poco después de que Rubén Castro perdonase varias ocasiones de gol. "Rubén nunca había fallado tanto, pero seguro que el siguiente patido las mete", aseguró Curbelo, que espera que los amarillos cierren las victorias en el futuro: "En todos los partidos pasa; si no matas te empatan. Eso nos ha mermado mucho. Teníamos que ganar y sobre todo en casa. Así se nos puede complicar todo".