Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo pistolero

El baile del '9' de la UD: de Boris a Cristian López

Pepe Mel ha utilizado en la posición de delantero hasta a siete futbolistas - Las causas: las lesiones y la planificación errática

El baile del '9' de la UD: de Boris a Cristian López

El baile del '9' de la UD: de Boris a Cristian López

De entre todas las posiciones del campo en las que la UD Las Palmas ha tenido problemas esta temporada, la de delantero centro es la que más contratiempos ha sufrido. Sin ir más lejos, la entidad se ha visto en la necesidad de sacar a uno del paro, ya fuera del periodo para hacer fichajes, a Cristian López para reforzar una demarcación en la que sólo está Rubén Castro, sin otra competencia en la plantilla. Hay un dato que refleja el despropósito: hasta siete jugadores han actuado ahí por diferentes motivos a lo largo del curso.

El baile en el '9' responde fundamentalmente a las lesiones y a una planificación errática que dejó al equipo con un sólo punta nato a la conclusión del mercado de invierno. Si hasta ese momento la UD contaba con tres -Sergio Araujo, Rubén Castro y Tomás Pekhart-, concluida la ventada de fichajes sólo tenía al grancanario.

Por eso, después de comprobar que con el isletero no basta, y por la falta de gol alarmante, Las Palmas contrata a López hasta final de campaña, con opción a una más. Hubo más nombres encima de la mesa -de jugadores sin equipo-, sobre todo el de Alessandro Matri, propuesto por el ya exdirector deportivo Rocco Maiorino, pero al final el alicantino fue el elegido.

Cabe recordar que Pepe Mel, cuando fue preguntado por la posibilidad de incorporar a Matri, advirtió que no tenía sentido traer a un delantero si no lo iba a poner, después de recordar que era un delantero de 35 años y que llevaba inactivo desde octubre.

Por eso se entiende que la llegada de Cristian López, que no juega desde el pasado 2 de enero, cuando disputó su último partido con el Hatta Club de los Emiratos Árabes, tiene la aprobación del técnico madrileño, que ahora, al menos, tiene uno más donde elegir.

La fatalidad

La fatalidad

De los tres que había a principios de temporada, dos se lesionaron de gravedad y el otro había sido descartado por el técnico y por el club, pero la imposibilidad de encontrar un equipo que le pagara su elevado salario llevó a la entidad a tener que incluirle en el plantel. Fue el caso de Pekhart, que rescindió finalmente su contrato en enero para marcharse al Legia de Varsovia. Dejó un balance de cinco goles -el curso pasado sólo marcó uno-, pero no fue titular indiscutible aunque no tenía competencia. La intención del club era clara: sacarle desde que se pudiera para adelantar los deberes económicos.

Mel optó, ante las bajas de larga duración de Araujo y Rubén, por situar a Juanjo Narváez en la punta del ataque, y curiosamente fue con el colombiano en esa posición como la UD Las Palmas obtuvo dos rachas de cuatro victorias consecutivas -aunque no estuvo en Ponferrada ni ante el Deportivo en el Gran Canaria por molestias-.

Todo empezó mal para la UD. De entrada, Rubén Castro no pudo jugar un sólo partido de pretemporada por unas molestias que sufría desde hacía tiempo en el isquiotibial derecho. Aún así, hizo un esfuerzo para participar en la jornada inaugural, pero sólo aguantó cinco partidos. Al final, tuvo que pasar por el quirófano en octubre y no regresó hasta mediados de enero.

El mismo drama ocurrió con Araujo, que se lesionó el tobillo en el tercer amistoso, el primero durante el stage de Marbella. También tuvo que ser operado, en su caso en septiembre porque no evolucionaba, y no debutó hasta mediados de diciembre.

Con los titulares ausentes Mel tuvo que tirar del filial en varias ocasiones. Primero con Boris Rapaic, que jugó 15 minutos en la primera jornada, y luego con Juan Fernández, que participó en cuatro encuentros de Liga y uno de Copa del Rey -marcó un gol en Castellón-. También, en alguna ocasión, puso a Pedri como falso nueve.

Rubén, Araujo, Pekhart, Narváez, Boris, Juan Fernández y Pedri ya han formado parte del baile del '9'. Ahora se suma López.

Compartir el artículo

stats