Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Pasarela en el planeta del gel y los test

Los futbolistas de la UD Aythami, Mantovani, Dani, De la Bella, Galarreta, Kirian, Eric o Tana superan los exámenes PCR y serológicos

32

Coronavirus en Canarias | UD Las Palmas: controles para entrar a Barranco Seco

Planeta Barranco Seco. Encuentros en la fase 1. La NASA de la UD está operativa. Pistola de temperatura, firma digital, entrega de la ropa de entrenamiento higienizada para mañana, kit de seguridad con guantes y mascarilla, reconocimiento médico y test. Bienvenidos a la fortificación del gel.

De Aythami Artiles Oliva a Martín Mantovani, pasando por Pepe Mel, Kirian Rodríguez, Alberto de la Bella, Dani Castellano, Íñigo Ruiz de Galarreta o Tana, los jugadores, directivos, técnicos y empleados de la UD fueron desfilando por la entrada de la ciudad deportiva capitalina. Los protocolos sanitarios escenificaron la gran novedad en este primer día en la oficina tras la suspensión de los entrenamientos por la pandemia -el viernes 13 de marzo-.

El análisis de las muestras corre a cargo Laboratorios Synlab -cada test PCR tiene un coste de 160 euros-. Este protocolo es solo el primer paso. El testeo se repetirá la próxima semana, antes de la entrada al hotel de concentación en la capital grancanaria. Hoy se desarrolla la segunda parte de los reconocimientos, que se cifra en un total de 50 trabajadores -incluido el presidente de la entidad isleña, Miguel Ángel Ramírez, que desfilo ayer con la mascarilla corporativa con el escudo del club-.

Señalización y asombro

Equipos de protección individual (EPI), test PCR y de anticuerpos, probetas de laboratorio y una ciudad deportiva blindada contra el virus. El mundo de las pistolas de temperatura y mascarillas ya han dejado de ser de ciencia ficción en el fútbol nacional. Nuevos tiempos. La UD comenzó a las 9.06 horas los reconocimientos médicos y los test de la Covid-19, que exige el Protocolo Básico de Actuación para la vuelta a los entrenamientos del Consejo Superior de Deportes (CSD) y Sanidad.

El técnico José Mel Pérez y los capitanes, Aythami Artiles, Dani Castellano, Martín Mantovani y Alberto de la Bella, fueron las más madrugadores en este aterrizaje futurista. El atacante del barrio pesquero de San Cristóbal, Tanausú Domínguez Placeres, también tuvo que afrontar la revisión clínica en este primer tramo. Se espera el máximo del isleño, tras dejar constancia en vídeos y redes sociales de un exigente confinamiento. Mel ha recalcado que por encima de velar por lo físico -"habrá que hacer una pretemporada como Dios manda, para no tener que jugar partidos de solteros contra casados"-, curte la necesidad de potenciar el aspecto mental. Ya nada volverá a ser igual.

Cada jugador recibió la ropa de entrenamiento de mañana, un kit de seguridad que incluye un par de guantes, mascarilla reutilizable personal y un bote de hidroalcohol. El rostro de los futbolistas deja constancia de la revolución. El virus ha cambiado el paisaje.

La ilusión se percibía en los rostros de los gladiadores, así como la importancia de este trámite sanitario -que ya ha despertado el recelo del CSD-. El Estado, en primer término, se había negado a la práctica de un testeo masivo. Los clubes lo han reducido al mínimo (50 en el caso de Las Palmas).

Mañana se activa la fase de entrenamiento individual y también irán llegando con una diferencia de diez minutos. Goteo de jugadores y seis grupos de cinco -en cada campo solo pueden existir seis-. Treinta soldados a las órdenes de Mel, que tendrá que dirigirse a los suyos en otro idioma -siempre con la distancia de seguridad, mascarillas y guantes-.

Contabilidad al segundo

La UD, que recupera a los lesionados Álvaro Lemos, Raúl Fernández o Dani Castellano, tiene once jornadas pendientes. 33 puntos en litigio si se consuma la vuelta total.La segunda quincena de junio está reservada para alzar el telón tras más de tres meses sin la adrenalina de la competición.

En el caso de aparecer un positivo por la Covid-19 en esta fase inicial, el jugador o empleado de la UD pasará la cuarentena en su residencia. El tránsito por la instalación de los 22 millones, en las próximas cuatro semanas, queda reservada a los 50 integrantes del círculo próximo a la caseta.

LaLiga tiene constancia al segundo de cada positivo. "Tiene más peligro ir a la farmacia que entrenar", aseguró Javier Tebas, presidente de la patronal.Los partidos se jugarán a puerta cerrada -restaban seis finales en el Gran Canaria- y la entidad busca la mejor manera de compensar al abonado. Gel, guantes y un balón personalizado. El nuevo orden.

Compartir el artículo

stats