Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas

La UD ultima una propuesta de renovación para Pepe Mel

La entidad amarilla considera al técnico madrileño, que aterrizó en Gran Canaria en marzo de 2019, su primera opción para el banquillo la próxima campaña

Pepe Mel.

Pepe Mel. laprovincia.es

Con la permanencia en la mano, la UD Las Palmas se pone a trabajar en el futuro. Un futuro donde quiere a Pepe Mel, su entrenador durante la última temporada y media. La entidad amarilla trasladará en los próximos días una oferta de renovación al técnico madrileño, que llegó a la Isla para sustituir a Paco Herrera en marzo de 2019, en un curso que inicio Manolo Jiménez en el banquillo.

Desde hace unas semanas, las preguntas sobre su futuro han bombardeado a Pepe Mel en sala de prensa. Sus respuestas siempre tenían un denominador común: estaba a disposición del club para hablar sobre un futuro juntos. Eso sí, el primer paso lo debía dar la entidad. Y esperaría a que eso sucediese para empezar a hablar si seguir juntos es una opción viable la próxima campaña.

Después de ganar al CD Mirandés (0-1) y sobrepasar la barrera de los 50 puntos, la UD tiene garantizado jugar un año más en Segunda División -algo que ya se olía desde que alcanzó esa cifra de 50 puntos-. Y ahora es cuando la entidad ha decidido empezar a tomar decisiones.

Dentro de esa hoja de ruta para la temporada 2020-2021, el club tiene un primer objetivo: encontrar un entrenador. En ese sentido, la primera opción de la dirección deportiva que lidera Luis Helguera, desde la salida del italiano Rocco Maiorino, es la de dar continuidad a Pepe Mel.

Por ello, la entidad ultima una propuesta para convencer a Mel y que continúe en la Isla. No obstante, la negociación tiene puntos peliagudos. Para empezar, los propios emolumentos del entrenador y del resto de cuerpo técnico. Y es que esa propuesta en la que trabaja la UD será a la baja. Un recorte notorio en el salario que, según se desliza, será la tónica habitual en la entidad amarilla de cara al próximo curso. Este apunte también llegará al resto de la Segunda División. En las previsiones de LaLiga, patronal del fútbol español, se dibuja un escenario económico distinto al que había hasta ahora. Un bajón donde la crisis provocada por el coronavirus será la regla, como en el resto de la economía mundial.

Esta nueva normalidad económica también afectará a la propia confección de la plantilla, donde no se esperan demasiadas altas y se intentará minimizar las salidas. Y ahí Pepe Mel tiene un papel vital. En el club valoran el esfuerzo que ha hecho este año para conseguir un grupo con cohesión, sin fisuras, en las buenas y en las malas. Desde ahí explican la reacción que ha tenido el equipo desde que volvió el fútbol.

En la institución insular están satisfecha con el trabajo de Pepe Mel y su equipo de trabajo en Gran Canaria, conformado por Roberto Ríos, como segundo técnico, y David Gómez, como preparador físico. Por ello, Mel es la primera opción que se valora.

En un futuro apretado en la cartera, Mel encaja en el perfil. Su apuesta por los valores de la cantera están claros. Durante esta etapa como técnico amarillo ha mirado abajo para crear valor para el club. Hizo debutar a Josep Martínez la temporada pasada, por delante de Nauzet Pérez. El pasado mercado invernal, el portero valenciano firmó con el Leipzig y por casi dos millones de euros. Su apuesta por Pedri González, al que hizo debutar con 16 años en Segunda, le dejó a la UD Las Palmas cinco millones de euros en un momento muy difícil en sus arcas.

Más allá de Josep Martínez y Pedri, los dos máximos exponentes de la apuesta de Pepe Mel por la juventud, el técnico ha elevado a otros futbolistas como Benito, al que le otorgó galones en su regreso; Eric Curbelo, fortalecido esta temporada tras la apuesta que hizo Paco Herrera por él; Cristian Cedrés, que debutó el pasado curso para quedarse; Álvaro Valles, al que también hizo debutar para quitarle la titularidad a Josep Martínez cuando parecía asentado; o Kirian Rodríguez y Álex Suárez, con cierto protagonismo tras la vuelta del fútbol

Este perfil formador es muy valorado por la UD Las Palmas. La gran preocupación de Mel es, según ha dejado claro en público, el "proyecto deportivo" que le expondrá en las oficinas del club. "¿Qué equipo habrá para el año que viene? ¿Qué fichajes habrá? ¿Qué posición vamos a reforzar? Para mí son cosas importantes. Esa conversación no la hemos tenido, pero eso no quiere decir que no la vayamos a tener. El club tiene sus tiempos y me parecen acertados porque hasta ganar al Mirandés, matemáticamente, el equipo no estaba salvado. Esta semana es propicia para que el club se ponga las pilas, pero no solo conmigo", dijo Mel en sala de prensa. Ese momento está al caer.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats