Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Mauricio Lemos a Cardona

La UD hace oficial la venta del central uruguayo al Fenerbahce turco - El montante ronda el millón y medio de euros - La llegada del central argentino, el siguiente paso

De Mauricio Lemos a Cardona E.L.

El centrocampista Óscar Clemente, último fichaje de la UD Las Palmas, fue la novedad en los entrenamientos de Pepe Mel, tras su presentación ante los medios el pasado martes. El tinerfeño se ejercitó por primera vez junto al grupo. Los entrenamientos siguen hoy en Barranco Seco.

Después de que Mauricio Lemos pasara más de un día en Estambul, a la espera de los chequeos médicos y los últimos flecos de la operación por su traspaso, la UD Las Palmas pudo oficializar el pase del central uruguayo al Fenerbahçe turco. Una venta del futbolista de 24 años que era vital para que la entidad amarilla pueda avanzar en la confección de su plantilla de cara a la próxima temporada, otorgue algo de oxígeno a sus arcas y logre desbloquear otros frentes ligados a la venta del internacional charrúa. Y ahí, el primer nombre que aflora es el del central argentino Tomás Cardona, ya despedido por Godoy Cruz, y que llegará al equipo amarillo cedido con una opción de compra obligatoria en caso de ascenso -dos millones de euros por el 60% del futbolista-.

En total, Mauricio Lemos deja en esta operación una cifra cercana al millón y medio de euros. La UD también cobró por el uruguayo en su periodo de cesión en el Sassuolo. Su salida también desahoga a la entidad en el apartado de nóminas, ya que el futbolista uruguayo era una de las fichas más altas de la plantilla amarilla. Un acuerdo ventajoso para la UD en la situación actual, a pesar de que en su día rechazaron propuestas más pesadas por el futbolista.

Con este capítulo se cierra el paso de Mauricio Lemos en la UD Las Palmas. El central aterrizó en Gran Canaria en el mercado de invierno de la temporada 2015-2016, la del retorno del equipo amarillo a Primera División procedente del Rubin Kazan ruso. Con Quique Setién al mando, el uruguayo creció pronto. Tanto que ese verano el club amarillo se lanzó a por él y cerró su fichaje hasta 2021 por unos dos millones de euros. En la segunda temporada en la Isla, Lemos explotó para convertirse en un central de proyección: buena salida de balón, letal en las faltas lejanas, disciplinado en defensa, firme en el juego aéreo.

A punto de salir

Ese verano, su nombre se ligó a clubs como el FC Barcelona o el Lille francés. Sin embargo, su silueta se desmoronó en el año de la caída al descenso. Salió cedido al Sassuolo encontró oportunidades para jugar con cierta continuidad. El pasado verano, Lemos regresó a la UD Las Palmas para disputar 26 partidos de liga. Pepe Mel le dio la titularidad, pero sus actuaciones discretas le mandaron al banco. Todo después de que tampoco se concretara una salida para el defensor, que casi sale al fútbol francés.

No obstante, en el regreso de la competición tras el parón provocado por la pandemia, el futbolista de Rivera espabiló para convertirse en parte de lo más destacado del club amarillo.

Ahora Lemos probará fortuna en Turquía, con el objetivo de reconducir su carrera. Historia ya de la UD, su salida, avanzada por Miguel Ángel Ramírez, presidente del club, hace ya un par de semanas -"tenemos un jugador casi vendido"-. Con Lemos fuera, la UD deja atrás uno de sus activos más atractivos dentro de la plantilla. A pesar de sus años de bajón, con 24 años, Lemos aún tiene cierto cartel. Su paso por la UD queda en 81 partidos oficiales y seis tantos.

Sin Mauricio Lemos y tras la rescisión de Deivid, la única hasta el momento en una lista de bajas donde hay más defensas, la UD Las Palmas tiene a la vista una reestructuración defensiva por delante. Ahora, la UD cuenta con tres centrales: Aythami Artiles, Eric Curbelo y Álex Suárez. Todo a la espera de que Tomás Cardona llegue a la Isla, algo que se espera para el final de la semana dentro de esta situación particular de pandemia. En el lateral izquierdo, como fijo, figura Dani Castellano; por el otro costado, Álvaro Lemos y Ale Díez, uno de los tres fichajes, están en la banda.

No obstante, la UD tiene frentes abiertos dentro de la misma defensa. Sobre todo en el apartado de salidas. Desde el club ya señalaron a Alberto de la Bella y Martín Mantovani. El lateral catalán fue un fijo el año pasado, más aún tras la larga lesión de Dani Castellano, mientras que el central argentino fue líder para Pepe Mel. No obstante, aunque sus salidas están paradas, sus nombres siguen subrayados en rojo.

La UD facilitará la salida a ambos futbolistas, que completan la temporada con el resto del grupo. Visto el compromiso de ambos futbolistas con el club, la entidad no les presionará y esperarán si encuentran acomodo antes que sentarse a negociar una salida. Cabe recordar que ambos futbolistas, cuya profesionalidad ha sido exquisita en sus dos temporadas de amarillo -son apreciados dentro de la caseta por sus compañeros-, renegociaron sus contratos el curso pasado.

Con Cardona a la vista y Lemos fuera, la UD endereza una plantilla a la que aún le queda trabajo por delante. Desde el capítulo de las bajas a la incorporación de dinamita, de goles. Con Rubén Castro fuera, Juanjo Narváez en una situación compleja para regresar y el talento de Pedri en Barcelona y el de Jonathan Viera en China, a la UD le queda mucho por delante. Por detrás, el panorama va tomando color.

Compartir el artículo

stats