Que Robert y Las Palmas estampen sus firmas en un contrato de cesión por parte del Real Betis Balompié es cuestión de horas. El papeleo oportuno para que el extremo de 19 años se convierta en la sexta incorporación de la UD está al caer y solo falta la oficialidad por parte de los dos clubes implicados.

Otro cuchillo para las bandas de Pepe Mel. Con la incorporación de Pejiño, presentado el viernes como jugador amarillo, el técnico madrileño cuenta con savia nueva para sus costados. La contratación de Robert se ha demorado en el tiempo, desde que a finales de julio saltara su nombre como uno de los futuribles para la entidad insular. Aun así, Luis Raudona, su agente en Élite Internacional -representante también de Pejiño- ha conseguido que el Betis dé el visto bueno para que el emeritense juegue la próxima temporada en la Unión Deportiva.

Con 12 partidos en las categorías inferiores de la Selección Española (desde sub17 a sub 20), y seis goles la pasada campaña con el filial bético, Robert añade más mordiente en ataque para el conjunto insular. Una pieza que se adapta en la filosofía que quiere implantar el club amarillo con jugadores que tengan hambre y que busquen dar un paso adelante en su carrera.

Así, se une a los ya contratados Ale Díez, Enzo Loiodice, Óscar Clemente, Tomás Cardona y Francisco Jesús Crespo, Pejiño. Ahora solo falta ir dando salida a los jugadores con los que no se cuenta para la próxima campaña.