Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El enigma Maikel Mesa

El centrocampista, tras su gran papel con el Albacete, es el mimbre menos utilizado con once minutos | A las órdenes de Mel, solo ha jugado un partido íntegro en año y medio

El centrocampista tinerfeño de la UD Maikel Mesa golpea el esférico, durante la pasada pretemporada en Baranco Seco.

El centrocampista tinerfeño de la UD Maikel Mesa golpea el esférico, durante la pasada pretemporada en Baranco Seco.

El hombre que besa el escudo se ha esfumado. Dos jornadas -ante CD Leganés y Fuenlabrada- y solo once minutos de juego. Maikel Mesa (La Laguna, Tenerife, 29 años) permaneció inédito en la última batalla ante el conjunto de Sandoval -Mel completó cuatro cambios y dejó uno en la recámara-. El estratega amarillo ha empleado a 20 jugadores y el atacante lagunero, junto a Aridai Cabrera (11’), marcha último en la tabla del protagonismo.

Cabe recordar que en el segundo y último ‘bolo’ veraniego, disputado en el Heliodoro Rodríguez López ante el CD Tenerife (1-3), Mesa entró en el segundo acto y firmó un tanto de penalti que festejó con su sello -besando el escudo y que por ello recibió insultos de radicales del ‘Tete’ en las redes sociales-.

En el Municipal de Butarque, alzó el telón con once minutos tras entrar por el francés Enzo Loiodice. Los amarillos ya caían 1-0 y estaban con diez, tras expulsión de Aythami Artiles. Mimbres que tratan de adaptarse a la categoría como Clau (24’), Rober (140’), Clemente (25’) o Pejiño (86’) le superan en el inicio.

Besó el escudo en el Heliodoro tras marcar de penalti en un amistoso y fue amenazado

decoration

Con 136 partidos en Segunda, el papel de Maikel Mesa en el Albacete, en la pasada segunda vuelta, resultó brillante con tres goles -en especial el último y de penalti que selló la salvación manchega en el Carranza-. El ex de Osasuna, Racing de Ferrol, CD Mirandés y Nàstic se comprometió con el club grancanario el 17 de agosto de 2018.

Conversación con Helguera

Cumplía su gran sueño y dejaba el registro de 27 partidos (4 goles) en la primera temporada. Su paso por el quirófano -por una hernia discal- le dejó cuatro meses KO. Regresó ante el Zaragoza en La Romareda -3 de noviembre del 2019- y con siete duelos disputados, en enero se marchaba cedido al Albacete. Fortalecido por su gran rendimiento en el fútbol poscovid -fue de los activos más en forma tras el parón por la pandemia-, anunciaba a los cuatro vientos su intención de triunfar de amarillo.

Con vínculo contractual hasta 2023, desveló que una conversación con Luis Helguera, director deportivo, le hizo fulminar cualquier duda. “Me quedo y seré importante, desde el club me ha confirmado que creen en mis condiciones”. Además, descartó que tuviese diferencia alguna con Mel. “Para nada, estamos los dos para buscar lo mejor de la UD”.

Con nueve fichajes y un proceso de riesgo para la regeneración de la caseta, Maikel Mesa es ahora uno de los referentes con 29 años. Se pagó traspaso por sus servicios al Nàstic de Tarragona y tiene un ascenso a Primera con Osasuna.

Ha logrado 22 tantos en sus 136 duelos en Segunda y es uno de los antídotos al mal de la candidez. Mel se quejó de la falta de tablas y de las carencias de un vestuario aún por formarse. “Deben conocer el oficio”. Mesa se quedó en el banco ante el Fuenlabrada, en un duelo que la UD gobernaba 2-0 y fue arrollada por el Fuenla 2-3. Un postrero tanto de Clau evitó la derrota.

En un proyecto joven, el tinerfeño vale de referente: 22 goles y 136 duelos en Segunda

decoration

Mel aterrizó en el banquillo grancanario en marzo de 2019 y lleva 60 partidos. En este ciclo, Mesa ha jugado 15 de amarillo. Y solo uno de forma íntegra ante Osasuna -25 de mayo de 2019-.

Pendientes de la incorporación del lateral zurdo Jonathan Silva y del anuncio del noveno fichaje, el ariete italiano Pietro Iemmello, el sábado llega un examen infernal en La Romareda (15.00 horas, Movistar Vamos). En una caseta inexperta, hay un recurso curtido y de centímetros -ante el Fuenla costó imponerse a los galos Nteka (189 centímetros) o Kante (184 cm)-.

La fórmula de los cinco cambios fue el arma secreta de Mel para maravillar en el tramo final de once exámenes del poscovid -la UD sumó cinco victorias y acarició el playoff-. Ante el Lega, el madrileño agotó las cinco sustituciones. Sin embargo, el pasado domingo, hizo cuatro y se quedaron sin saltar: Mesa, Moleiro, Aridai, Pol, Dani, Miguélez, Sato y Álex Domínguez.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats