Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD de los extremos

Rober y Pejiño, las flechas del ataque de Las Palmas en una posición que Pepe Mel considera fundamental | Ambos suman un gol y aportan dinamismo y verticalidad

Francisco Jesús Crespo Pejiño, en acción en el partido frente al Zaragoza, en La Romareda, en el presente curso

Francisco Jesús Crespo Pejiño, en acción en el partido frente al Zaragoza, en La Romareda, en el presente curso LP/DLP

Pepe Mel ha encontrado en Francisco Jesús Crespo Pejiño y en Rober González a sus balas por las alas. Son dos de las nueve incorporaciones que realizó la UD Las Palmas en el pasado mercado estival y el técnico ha justificado en sus alineaciones que quería refuerzos en esa zona, en las posiciones que considera fundamentales en su estilo de juego. Cinco jornadas después, y antes de que comience el baile en los onces ante la acumulación de partidos, el bético, por la derecha, y el sevillista, por la izquierda, son los encargados de crear el peligro.

En parte también por las circunstancias, porque los problemas de espalda de Benito y la imposibilidad de contar con Cedrés porque el club le quitó la ficha hasta que se la devolvió la semana pasada han puesto las cosas más fáciles al técnico madrileño. En cualquier caso, cinco partidos ha sido suficientes para comprobar que el juego de la nueva UD 2020-21 pasa mucho por Rober y Pejiño.

Y eso que el extremeño, cedido por el Betis hasta final de temporada, es más mediapunta, circunstancia que le ayuda a la hora de venirse hacia el centro desde el costado derecho para entrar en contacto con el balón. Así marcó su primer gol hace casi dos semana en el choque frente a la UD Logroñés. Sin embargo, también genera juego por su costado, sobre todo cuando se asocia con Lemos.

Cambio de lado

El barbateño Pejiño, por contra, sí juega en su posición natural y ha ido de menos a más, quizá por desempeñarse donde más sabe, porque en el estreno liguero en Butarque participó por la derecha. En el otro lado, sin embargo, ha logrado explotar sus principales virtudes: la velocidad y los centros. Además, también suma un gol –ante el Fuenlabrada–.

El andaluz, que llegó libre procedente del Sevilla B, era el mejor del equipo el pasado domingo en La Rosaleda hasta que Mel le sustituyó para incluir a Curbelo y recolocar al equipo tras la expulsión de Álex Suárez. Desbordó a sus rivales cada vez que quiso, trabajó atrás para ayudar a Dani Castellano y puso hasta tres balones peligrosos en el área que ni Kirian ni el Chino Araujo supieron rematar con claridad.

Ahora, ante una secuencia de cinco partidos en dos semanas que se inicia pasado mañana –Almería, Castellón, Cartagena, Albacete y Oviedo–, el estratega amarillo prevé dar bola a los extremos que prácticamente no han tenido participación, tales como Cristian Cedrés, Aridai Cabrera y Benito, al que se le espera para el choque ante el conjunto castellonense el próximo martes.

El filial Clau Mendes, incluso, también ha actuado en esa posición, desde la que logró el empate agónico contra el Fuenla, En total, seis jugadores para sólo dos puestos que, por ahora, tienen nombre y apellido: Rober González y Pejiño Crespo. Son las nuevas balas de Pepe Mel y los encargados de alborotar el ataque, dinámico y vertical. Porque la UD es de extremos.

Eric Curbelo vuelve a ser favorito para suplir a Álex Suárez

Una nueva expulsión en la retaguardia obliga una vez más a Pepe Mel a hacer un cambio en la defensa. El técnico madrileño debe elegir a un sustituto para el grancanario después de la tarjeta roja directa que vio el domingo pasado en La Rosaleda tras agarrar a Caye Quintana, delantero del Málaga CF, cuando era el último jugador. Tras al revés, Pepe Mel reorganizó la zaga con la inclusión de Eric Curbelo por Pejiño, por lo que demostró que el satauteño es, de momento, su tercer central, por delante de Tomás Cardona, incorporado durante el pasado mercado estival procedente del Godoy Cruz argentino –la UD pagó 150.000 euros por su cesión hasta final de temporada y tendrá que comprarlo por dos millones si logra el ascenso–, y que, según el entrenador, necesitaba un periodo de adaptación al fútbol español, más rápido, con más ritmo que el sudamericano. Por lo probado por el técnico en la sesión de ayer, Curbelo vuelve a ser el favorito para actuar junto a Aythami Artiles el sábado frente al Almería. En cualquier caso, Mel tiene previsto realizar rotaciones ante la inminencia del siguiente compromiso, el martes ante el Castellón, por lo que jugará con los cinco centrales –también Ismael Athuman– que tiene disponibles.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats