Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Gómez: “En la India son alocados y precisan soluciones tácticas”

“Me consideran el mejor fichaje en la historia del Kerala. Tienen un millón y medio de seguidores”, comenta el exjugador de la UD

Vicente Gómez, centrocampista del barrio de Schamann de 32 años, durante su etapa como jugador del Deportivo.

Vicente Gómez, centrocampista del barrio de Schamann de 32 años, durante su etapa como jugador del Deportivo.

A 7.400 kilómetros de Gran Canaria, Vicente Gómez -242 partidos con Las Palmas- afronta el tramo final de la pretemporada de la Superliga de la India en la burbuja de Goa. El 20 de este mes se alza el telón. Nueva vida, nuevo mundo y un balón.  

Vive y se ejercita en la burbuja de Goa, a 20 días del inicio de la Superliga de la India -de noviembre a marzo-, ¿cómo es la vida en ese complejo hotelero de lujo?¿Y el protocolo Covid? ¿Cuántos test PCR ha pasado? 

Hace tres días que dejé la cuarentena, la rutina de trabajo es similar a la de cualquier equipo occidental. Disponemos de un campo para entrenar y de salones propios, una parte del hotel está a nuestra disposición. Cada 72 horas toca PCR. Ya me exigieron al aterrizar en la India tener un resultado negativo [PCR]. Se lo toman muy en serio. Hay un responsable médico de la Superliga pendiente . Mascarilla en las zonas comunes; así es la burbuja de Goa.

¿Quién le trasladó el interés del Kerala Blasters? 

Siempre tuve la idea de jugar en el extranjero.Pensé en la India, por Lobera y un número importante de jugadores españoles. Las circunstancias me fueron llevando (...) Valoré la edad que tengo y el proyecto que me ofrecieron. Tenía pensado dar este salto, es el adecuado. Me hubiese gustado hacer un año más en España. En la vida hay que tomar decisiones. Venir ha sido una buenísima decisión. Tenía cerrado mi fichaje por un equipo de Segunda y actuaron de mala fe. Faltaron a su palabra. Se truncó y ganó la insistencia del Kerala. Estoy listo para esta aventura y los nuevos desafíos.  

La Superliga de la India es la más vista del planeta por TV, superando a la Premier o LaLiga. ¿Cómo es ser jugador de la competición con más televidentes del mundo? ¿Qué nivel atesoran sus rivales?

El tema de las redes en la India es una pasada. Se han disparado los seguidores una barbaridad. Se colapsaron. LaLiga y la Premier son los máximos estandartes y al nivel que yo jugué en Primera con la UD, caló hondo. Tienen muchas ganas de vernos. Creen que soy de los mejores fichajes de su historia, hablamos de un club con millón y medio de seguidores. Y un estadio de 60.000 aficionados. Será una competición cerrada [sin descensos] y lucharemos por el título.Físicamente son muy rápidos, pero alocados. Precisan de más pausa y soluciones tácticas. Es un país superpoblado que quiere potenciar la cultura futbolística y convertirse ser referente en Asia.

Viste de amarillo. ¿Resulta especial?

Son mis colores. Es muy especial. Lo concibo como una reseña de lo que siente mi corazón.

¿Mantiene contacto con Hernán Santana y Sergio Lobera -del Mumbai City-?

Hablo más con Manu Sayabera [preparador físico del Mumbai y exprofesional de la UD], así como con Pindado o Manolo Márquez [técnico del Hyderabad Football de la Superliga de la India].

¿Quién fue el responsable del trágico descenso del Dépor? 

La primera vuelta fue malísima, y la segunda de ascenso directo. No me siento descendido. Lo que pasó fue una locura. Una de las mayores barbaridades del fútbol español. No permitir que todos compitamos a la vez en la última jornada carece de precedentes. Todos fueron a lo suyo. Es el fiel reflejo de la sociedad actual. Son unos hipócritas. El dinero lo mueve todo. Equipos que no tenían nada que ver en el descenso, salían y hacían declaraciones. Acabé muy triste. No fue justo. Ojalá la Justicia les brinde la razón. Fallamos en el partido clave ante el Extremadura. Fue la parte más ingrata del fútbol. La sociedad es muy hipócrita y carece de valores. Solo importa el dinero.

¿Qué otras ofertas tenía?

De Segunda. Hubo un club que insistió y estaba hecho. Se cayó de un día para otro. 

El trato que recibe es el de estrella. ¿Se siente importante? 

Estoy abrumado. Vengo para ayudar y también aleccionar a los más jóvenes. Es un reto bonito. 

¿Puede salir de la burbuja? 

No se puede salir. Vamos en guagua al entreno y volvemos. Es similar al de la NBA. Si sales, tienes que pasar la cuarentena y dar dos negativos de PCR. 

Cidoncha es su compañero -ex de la Ponferradina-.¿Sabe usted indio? ¿Ya fue al Taj Mahal

Cidoncha y el cuerpo técnico son españoles [liderado por Kibu Vicuña]. Vine para hablar inglés. Saber el idioma del fútbol y manejarme en el extranjero.  

¿Qué idea trata de implantar Kibu Vicuña en el Kerala?

Su idea es muy parecida a Setién, Natxo González, Lobera...Tener la bola y ser importantes para construir el equipo desde atrás. Apretar rápido tras pérdida. Estoy contento con la idea del equipo.

Acaba de ser padre -hace unas semanas nació su hija Gara-. ¿Soporta la lejanía?

Me comunico por videoconferencia. Estamos tramitando que la familia pueda venir. Es importante que estén. Sin ellos, todo se complica. Es una nueva etapa. Estoy encantado de ser padre. El Kerala me pone todas las facilidades para que puedan venir.

¿Qué le ha parecido el giro radical de la UD? Nueve fichajes y la apuesta por el ingenio. Se acabó la inversión millonaria...

Cuando no hay dinero, se tira de gente joven. Han acertado en lo que han elegido. Contento por la gente de la casa, jugadores que antes no tenían oportunidades. Gratas sorpresas. Presencié el empate ante el Albacete con ocho canarios en el once. Ahí está la esencia. Cuando me fui [2018], se perdió. Están poniendo los cimientos. Cuando tengan sus 50 partidos en Segunda, ya será otra cosa. Me recuerda a mi quinta [la de 2010 con Viera o Vitolo], fuimos superando obstáculos y logramos el ascenso. 

¿Le llamó la UD en verano?

He hablado con el presidente [Miguel Ángel Ramírez] y siempre bromeamos. Cada año que pasa, me gustaría volver. Mis objetivos no pasaban por Las Palmas. Quiero vivir otras culturas y formarme. La UD siempre será mi casa. 

¿Qué jugador le ha cautivado en este inicio de Liga?

Me ha sorprendido Álex Suárez, a pesar de la exigencia del partido de ayer ante el Oviedo. El lenguaje corporal es de futbolista maduro. Mel lo está gestionando muy bien. Si Araujo es competitivo, con la mente en el fútbol, es un jugador de Primera. Para mí es una pena que sus mejores años, no los haya podido disfrutar. Con regularidad, atesora talento para jugar en Europa. La UD necesita sus goles. Ayer fue un palo, pero hay que seguir.

¿Qué opina de Sergio Ruiz? 

Lo conocía por un compañero que estuvo cedido en el Racing, tiene desparpajo. Cuando conduce la bola va superando líneas. Descarado y versátil. Luego está Javi Castellano, Pejiño, Aridai, Kirian, Clemente...Ruiz crecerá con el equipo, es un gran fichaje.

¿La UD puede aspirar a algo más que el ascenso? 

La UD es una incógnita. El Espanyol tiene una buena ventaja y luchará hasta el final. Sporting, Almería...Me gusta la cautela amarilla. Es un equipo atrevido. Roba y sale a la contra. Te apetece verla. Cuando vino Viera [2019] también me atraía. Ahora tiene mucha velocidad por fuera.  

¿Pedri tiene límites? 

No he visto nada igual. Jonathan es muy bueno, pero la madurez de Pedri es única. Algo antinatural. Hace lo que toca en cada momento. La exhibición ante la Juventus fue una barbaridad. Se pone de moda el fútbol físico, pero reina la habilidad. Es un mensaje para el mundo. Esto no va de etiquetas. Pedri no tiene límites. Tirando paredes con los mejores. Que lo disfrute. Es histórico.

¿Qué le falló a Quique Setién en el Barça?

No he hablado con él, entró en un momento delicado. En un gigante como el Barça, es más importante las buenas relaciones y manejar el vestuario que el juego. La caseta estaba con Valverde. Los cambios de ciclos son fastidiosos. Fue un Barça irreconocible. No lo puedo criticar, no sé lo que pasó. Es de las personas más sabias del mundo del fútbol. Merece otra oportunidad en un club serio. Messi, Bartomeu...todo lo que está pasando es muy complicado. 

Ángel y Momo ya ejercen de asistentes de Mel. ¿Usted cómo se ve dentro de cinco años? 

Me veo jugando aquí en la India. Aprender inglés, el enfoque de mi carrera universitaria, el título de entrenador...Quiero seguir jugando en el extranjero. Y me veo siempre ligado al fútbol.  

Jugó sin público en España y ahora lo volverá a hacer bajo el silencio de la burbuja de Goa. ¿A quién favorece competir así?

Al que atraviesa un bache de juego y resultados le viene bien. No escuchas el murmullo cuando fallas un pase. Es un factor más. Sin público, parece una liga de mentira pero hay que adaptarse. El fútbol es importante para la gente, forma parte de la liturgia social. Las peñas, quedar en el bar, con tu familia, la pasión de un resultado. Eso se ha transformado en la nueva realidad del balón.  

El domingo 15 de noviembre llega el primer Clásico canario a puerta cerrada. La UD no gana al Tenerife desde 2014 con un gol suyo en el último suspiro.

Genial que mi gol siga en el candelero. De los más bonitos. Fue un sueño. Luego llegó el Cordobazo. Mi pronóstico es: victoria de Las Palmas 1-0 y goleador canario. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats