Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejor cara, misma condena

La UD recupera su buena imagen en Gerona pero vuelve a conceder un gol a balón parado tras un fallo de marcaje | Sergio Ruiz marca al filo del descanso y Bernardo iguala | Enzo manda un balón al larguero

El extremeño Rober González controla el balón ante la presencia de varios jugadores del Girona durante el partido de ayer en Montilivi entre el cuadro catalán y la UD Las Palmas.

Los errores afean a la UD Las Palmas. Lo hacen porque no son casuales, sino repetidos, y entonces empiezan a dañar la buena imagen que, por otra parte, se ha labrado el equipo durante el primer tramo del campeonato. Esa cara amable también la demostró ayer en Montilivi, donde puso el partido donde quiso y creó las ocasiones suficientes como para llevárselo ante uno de los favoritos al ascenso, el Girona, pero otra concesión imperdonable en un error de marca flagrante volvió a quitarle puntos (1-1).

La UD recuperó casi todo lo bueno que le había hecho crecer: plantarse bien, entregar la pelota, juntarse, presionar al rival, no perder la posición y aprovechar los errores para ir hacia el gol. Fue así como Sergio Ruiz, otra vez el mejor, marcó el 0-1 al filo del descanso tras culminar una buena acción de Rober. Sin embargo, Espiau y Aythami parecieron ponerse de acuerdo para dejar solo a Bernardo –por segunda vez en pocos minutos– pasada la hora de juego y que este lograra la igualada.

Se rehizo Las Palmas, pero no fue suficiente. Otro error garrafal en otra jugada de estrategia volvía a pasarle factura. Y no pareció haber llegado a Gerona con la lección aprendida de que no debía cometer faltas cerca del área, esas que no sabe defender, porque hizo muchas.

Apostó Pepe Mel por Fabio y Jonathan Silva en sustitución de Kirian y Dani, y por Pietro Iemmello, que estrenaba titularidad en ausencia de Araujo. El plan, sobre el papel, era aumentar el músculo en el centro del campo, tender más hacia el equilibrio, el control, seguramente porque el técnico pensó que el Girona, con mejor cartel, querría dominar el partido.

Pero lo que se encontró la UD fue todo lo contrario. Se topó con un equipo que tenía exactamente la misma idea: dejar la pelota al rival hasta aprovechar una pérdida o un robo para salir a la contra. Ante ese panorama, a Las Palmas, cuando le tocó crear, le costó llegar arriba, y sólo lo hizo con verdadero peligro en la primera parte cuando el Girona cometió dos errores de bulto –pérdidas– en el centro del campo.

8

Partido Girona FC - UD Las Palmas (1-1) Agencias

Contras

Tras el primero de ellos (38’), Rober condujo a campo abierto por la derecha y al llegar a la frontal recortó hacia dentro para disparar al primer palo en busca del contrapié de Juan Carlos, que realizó una buena parada para desbaratar la mejor oportunidad del encuentro hasta entonces.

La segunda pérdida, en cambio, significó el gol de la UD. Rober volvió a ser el protagonista, pero esta vez la carrera la terminó casi en la línea de fondo y con un centro con la derecha que sorprendió a todos por inesperado en un zurdo cerrado. A todos menos a Sergio Ruiz, que aprovechó la libertad que le daba tener a Fabio por detrás para demostrar que tiene llegada y gol: su tiro de primera con la derecha fue imparable para el meta.

Todo lo que había sucedido antes fueron balas de fogueo. La única constancia que dejó el Girona de su presencia, al margen de las pérdidas en la medular, fueron dos tiros lejanos de Monchu, uno entre palos que detuvo Valles sin problemas (43’).

El 1-0 aventuraba una segunda parte muy diferente y se cumplió a rajatabla. El cuadro de Francisco debía lanzarse a por el empate y lo hizo, y Las Palmas debía demostrar entereza ante el asedio, o al menos no regalar y frenar la sangría de errores defensivos que le han condenado tantas veces en otros tantos partidos.

No fue así. No sirvieron de aviso los dos paradones de Valles en el tramo inicial de la segunda parte: uno tras un disparo de Cristóforo desde fuera del área que detuvo con dos buenas manos a la izquierda (47’), y el otro tras un tiro también lejano de Samu Sáiz que esta vez rechazó con dos buenas manos a la derecha (52’).

Mel entendió que era el momento de que Edu Espiau ofreciera su presión arriba. Iemmello, casi invisible, dejó pasar otra ocasión para dejar al menos una huella de su presencia.

Reacción

Fue entonces cuando Las Palmas se dejó ver por primera vez arriba (56’). Rober González recibió por su lado y buscó el gol con un tiro de rosca al palo más lejano, pero se le fue fuera por poco. Tras la acción Francisco tiró de Sylla, su goleador –Stuani está lesionado–. Ataque total.

Valles volvió a aparecer por tercera vez para detener un cabezazo de Bernardo, pero a la cuarta fue imposible. La jugada fue idéntica a la anterior: centro al área de Samu Sáiz en un saque de falta desde la izquierda y cabezazo del central, que estaba otra vez solo, directo al gol (67’). Espiau y Aythami olvidaron que de las primeras cosas que se enseñan en benjamines es a marcar por detrás.

Con el empate empezó un nuevo partido, con un plan por parte de ambos distinto al del arranque, más atrevido, menos conservador. Con los mismos hombres, la UD demostró una buena reacción al gol recibido y dispuso de las mejores ocasiones para llevarse los tres puntos, sobre todo un balón de Loiodice que se estrelló en el larguero y luego botó fuera. Por poco (71’).

Luego, ya con Curbelo y Kirian, que entraron por Lemos y Enzo, dos contras que llevó Benito pudieron haber tenido mejor premio para la UD, pero en la primera dio mal el pase a Espiau, y en la segunda, tras un buena dejada a la llegada de Jonathan Silva, el brasileño tiró demasiado cruzado. Otra vez por poco.

No sufrió Las Palmas en el tramo final ante un Girona que únicamente aprovechaba las faltas cometidas por su rival para colgar balones al área y sembrar el pánico, sin embargo, los de Pepe Mel ya se había condenado.

FICHA TÉCNICA:

1 - Girona FC: Juan Carlos; Jordi Calavera, Ramalho, Bernardo, Antonio Luna; Monchu, Cristóforo (Mamadou Sylla, min. 58), Gumbau; Aday Benítez (Valery, min. 59), Nahuel Bustos (Pablo Moreno, min. 75) y Samu Sáiz (Pau Víctor, min. 86).

1 - UD Las Palmas: Álvaro Valles; Álvaro Lemos (Eric Curbelo, min. 79), Álex Suárez, Aythami, Jonathan (Dani Castellano, min. 90); Loiodice (Kirian, min. 79), Fabio, Sergio Ruiz; Rober, Iemmello (Edu Espiau, min.54) y Benito Ramírez (Aridai, min. 90).

Goles: 0-1, min.45: Sergio Ruiz. 1-1, min.67: Bernardo.

Árbitro: Luis Mario Milla Alvendiz, del comité andaluz. Amonestó a los locales Antonio Luna (min. 73) y Pablo Moreno (min. 91), y al visitante Álvaro Lemos (min 66). Expulsó, por doble amarilla, al local Bernardo (min. 85 y min.94).

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la liga de Segunda División disputado a puerta vacía en el Estadi Municipal de Montilivi.

Compartir el artículo

stats