Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una motivación silenciosa

Pepe Mel ordena la distribución de carteles con las caras y dos frases de Suso y Concepción en toda la ciudad deportiva para enchufar a los suyos

Una motivación silenciosa

Una motivación silenciosa

Los jugadores de la UD tuvieron un elemento motivador extra durante la semana del derbi: dos carteles con las caras de Suso Santana y Miguel Concepción y una frase de cada uno. La idea fue de Pepe Mel, que ordenó distribuirlos por toda la ciudad deportiva.

La UD Las Palmas guardó en silencio un secreto durante toda la semana pasada que no quiso revelar hasta que consumó su victoria (1-0) frente al CD Tenerife en el gran derbi canario del pasado domingo. Tenía que ver con una estrategia no referida a lo táctico, sino a lo mental. Porque a Pepe Mel, curtido en mil duelos de rivalidad regional y local a lo largo de su dilatada carrera, se le ocurrió una idea infalible para que los suyos salieran al partido más importante para los aficionados con el cuchillo entre los dientes.

La ejecutó en dos folios apaisados –los que muestra la imagen que acompaña esta información– que mostraban dos declaraciones de dos de las personas más influyente del cuadro blanquiazul: Suso Santana, el capitán y aglutinador de la ira de los seguidores amarillos, y Miguel Concepción, el presidente del club, que comparecieron ante los medios durante la previa.

En uno de ellos Suso espetaba la siguiente frase: “Este no es un partido más, tenemos que meternos eld erbi en vena”. En el otro, Concepción sentenciaba: “Es normal que Ramírez –su homólogo de la UD– esté nervioso porque nos vamos a llevar el derbi”. En su caso, lo había dicho en tono jocoso y con el máximo mandatario amarillo presente, pero sirvió igualmente a Mel para motivar aún más a los suyos.

Del comedor al gimnasio

El técnico madrileño dio la orden de colocar los folios en todas las zonas comunes para que los jugadores pudieran verlos por toda la ciudad deportiva, para que vivieran con ello durante toda la semana, para que no se quitaran que ganar el derbi era una cuestión necesaria y hasta personal.

Así, los Álvaro Lemos Aythami, Rober, Sergio Ruiz, Loidice, Espiau y compañía convivieron con las frases retadoras de Suso y Concepción durante horas y horas, en el comedor, en el gimnasio, en los pasillos o en la sala de fisioterapia. A cada paso que daban, allí estaban los rostros del capitán del Tenerife y de su presidente acompañadas de frases que aventuraban el triunfo visitante. Y todo eso sirvió para que al menos los amarillos entraran enchufados.

La idea de Mel no garantizaba el éxito, pero tampoco restaba. De no haber conseguido la victoria la estrategia utilizada por el técnico para concienciar a los suyos de que un derbi se gana casi siempre con el corazón y no con la cabeza quizá no habría salido a la luz, pero en algo contó.

Hasta cinco jugadores de la nueva plantilla de la UD Las Palmas –Álex Suárez, Jonathan Silva, Fabio González, Sergio Ruiz, Enzo Loiodice, Rober González y Edu Espiau– que salieron en el once se estrenaban en el duelo de máxima rivalidad canaria y Mel, que vivió en su día varios Betis-Sevilla, entendió que debía poner de su parte para hacer entender a los futbolistas que un derbi es especial.

Fue la motivación silenciosa de la UD en la previa de la cita ante el Tete: Suso y Concepción en el centro de la diana.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats