Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El trueno de la ‘Nova Creu Alta’

Las Palmas consumó su primer descenso a Segunda B en el campo del Sabadell

El trueno de la ‘Nova Creu Alta’

El trueno de la ‘Nova Creu Alta’

No es un campo el de la Nova Creu Alta –la Nueva Cruz Alta–, donde la UD Las Palmas juega mañana frente al CE Sabadell (13.00 horas, Movistar LaLiga), especialmente aciago para el cuadro amarillo, sin embargo, forma parte de su historia más negra, porque fue allí donde consumó su primer descenso a Segunda B el 25 de abril de 1992.

Todavía restaban cuatro jornadas para el final del campeonato, pero aquella derrota por 2-0 contra el conjunto arlequinado sentenció al equipo dirigido entonces por el recientemente fallecido José Manuel León. Fue, de hecho, la última derrota de Las Palmas en el campo que meses después sería subsede de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, pero sin duda la más dolorosa.

Porque a partir de esa caída comenzó para la UD una travesía de cuatro temporadas en las catacumbas, desconocida hasta ese momento para un club que tenía casi 43 años de vida y había sido referente en la máxima categoría décadas atrás.

El trueno de la ‘Nova Creu Alta’

Penalti injusto

Según relata el periodista Manolo Borrego en su crónica de aquel partido aciago en la Nova Creu Alta publicada en LA PROVINCIA, el Sabadell se adelantó gracias a un penalti injusto por unas manos de Pedro Luis que Zurdi se encargó de transformar en el minuto 46. Luego, en un contragolpe, Moragues sentenciaría definitivamente a la UD con su tanto en el 68’ y los amarillos saldrían del recinto catalán como nuevo equipo de Segunda B.

Tuvieron que pasar 20 años para que la UD Las Palmas y el cuadro barcelonés coincidieran otra vez en la misma categoría, y dos décadas parecieron ser suficientes para que las heridas del infausto recuerdo cicatrizaran, porque las cinco veces que los amarillos jugaron allí nunca más volvieron a perder.

Todas ellas fueron de nuevo en Segunda División –una en Copa del Rey–, la primera en el curso 2011-12, cuando la UD sacó un empate (1-1). En los años sucesivos vinieron dos victorias, una en Liga (0-4) y otra en Copa (1-3), y dos igualadas (0-0 y 1-1).

El trueno de la ‘Nova Creu Alta’

Aguacero y aplazamiento

La última tuvo lugar el 10 de diciembre de 2014, pero aquel encuentro no debió jugarse ese día, sino el 29 de noviembre, sin embargo, un tremendo aguacero caído sobre la provincia de Barcelona durante toda la jornada obligó a aplazar la contienda a una nueva fecha que en ningún caso pudo ser los días posteriores, porque había partido de Copa del Rey.

Los capitanes de los dos equipos y el colegiado Eiriz Mata, tras comprobar el impracticable estado del césped, acordaron no jugar. Otro trueno, menos doloroso, había pasado por la Nova Creu Alta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats