Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga SmartBank. 17ª jornada

La UD Las Palmas sonríe a medias

Las Palmas mejora atrás, saca un punto ante la Ponferradina (0-0), pero lamenta su falta de acierto

Liga Smartbank: SD Ponferradina 0 - 0 UD Las Palmas

Hay empates y empates. Hay empates sin goles y hay empates sin goles. Hay puntos y puntos. El que protagonizaron la SD Ponferradina y la UD Las Palmas fue de esos que, probablemente, no llenara el buche del todo a ninguno de los dos equipos; también de esos que resulta extraño que no acabe con ningún gol en cualquier portería: tuvo palos, buenas ocasiones, cierto ritmo. Raro que en 90 minutos nadie marcara, como raro es que la UD Las Palmas haya cerrado sus dos partidos de esta semana lejos de Gran Canaria con un solo gol en contra. Esa es la mejor lectura que puede sacar la UD de un par de jornadas que debe ratificar en siete días en Siete Palmas para que el punto de El Toralín cobre más sentido.

De momento, Las Palmas acabó con sus propios dramas. Concedió poco, casi nada. Sacó adelante un choque con nueve bajas y encontró en el fondo de su armario dos prendas para la causa: Christian Rivera e Ismael Athuman, notables los dos en un día donde Álex Domínguez respondió a la confianza de Pepe Mel bajo palos. La mayor pena de la UD, como otras tantas veces, su falta de acierto. Sin Sergio Araujo arriba, los colmillos son de leche. Ganar lejos del Gran Canaria sigue como asignatura por aprobar. De momento, sigue suspendida.

Mel removió su once. Del cubilete le salió un equipo más físico, aparentemente, o al menos más dotado de centímetros. Apostó por alinear a Pietro Iemmello y Edu Espiau en punta. Una buena declaración de intenciones para la pelea en el balón largo y una manera de saber si al italiano con un delantero a su lado que le permita rematar más que correr sus prestaciones subirían.

Pero las dos novedades más notorias, en esa construcción de torres, fue la entrada de Christian Rivera en el puesto de pivote y de Ismael Athuman, debutante con el primer equipo, en el eje de la zaga. Descubrir cómo iban a rendir ambos hombres era una de las mayores incógnitas sobre el frío de El Toralín –seis grados al inicio del choque–.

En esa etapa de posicionamiento sobre el césped, quien cobró el protagonismo fue Ález Domínguez, de nuevo titular. El guardameta catalán sacó una primera mano para desbaratar un serio aviso de Curro; a la siguiente, tuvo que volar para solucionar el lío en el que se metieron Athuman y Rivera con un balón que bajaba con nieve. Ni uno ni otro se aclararon sobre quién debía despejar, saltaron los dos y el esférico no fue el 1-0 porque a Domínguez le brotaron alas. Solo habían pasado seis minutos.

Tomó aplomo la UD después de aquello. Sobre todo cuando el balón pasaba por las botas de Óscar Clemente, por detrás de los dos puntas, con ganas de mandar. Eso junto a las incorporaciones por banda de Dani Castellano y Álvaro Lemos, con los carriles libres para ellos, se convirtieron en las principales armas de los de Mel.

El partido andaba en esa fase donde no pasaba nada, pero pasaba mucho. Las áreas se veían más bien poco, aunque en cada balón dividido, en cada salto, se vivía un mundo. El duelo estaba en el barro, en esa fase donde un chispazo cambiaría el devenir del día.

Algo como ese toque de alegría con el que Espiau, caído en banda, dio de tacón a Álvaro Lemos para que cambiara el ritmo, pisara área y sirviera un balón de gol a Iemmello. Solo la aparición de Pascanu para cortar ese pase negó a Iemmello el gol.

Como después se lo negó la cruceta a Espiau, que no se lo pensó cuando Clemente le brindó un balón de cara en la frontal. Un golpeo de una pierna que se movió como una catapulta. La UD estaba al alza entonces.

Se marchó la UD conforme al descanso, a gusto, y regresó con un infarto provocado por Yuri. Si había algo que destrozaba a Las Palmas eran los cambios de lado a lado. Sin bandas, todo quedaba en manos de los laterales. Ríos Reina rompió a Lemos con un quiebro, sacó un centro excelente con su pie derecho y Yuri, con un escorzo de cabeza, mandó el balón al palo. Resoplido de los buenos.

Las Palmas se recuperó con el balón, pero le faltaba algo importante: precisión para decidir. Dani Castellano pisaba campo contrario sin éxito. Lo mismo que Espiau o Loiodice cuando tocaba centrar. Ese último pase, esa llave para abrir la puerta de Caro, no llegaba.

El reloj caminaba en El Toralín con más piernas que fútbol. Bajó un punto el partido en calidad, en presencia del balón, en soluciones. En esas, Mel tiró de su banquillo: Clau Mendes y Rober González, a escena.

Entre ellos cocinaron la mejor ocasión de la UD en el segundo acto. Se soltó Clau para correr sin correa, mareó a Pascanu y descargó para Fabio. El de Ingenio filtró un balón perfecto para Rober y su latigazo de izquierda no encontró portería por poco. Encendida la UD fue a por más. Repitió maniobra Clau protegiendo el balón para que este volara hasta Fabio, que sacó un centro que se convirtió en tiro desde la frontal. Espiau no rozó el balón y todo, tras la parada de Caro, quedó en lamento.

Un lamento que casi se convierte en llanto cuando Ríos Reina volvió a cuestionar a Álex Domínguez a balón parado. Ganó el portero. El arreón final lo dio la 'Ponfe', pero la UD, en esos momentos donde suele flaquear aguantó el tipo. Un punto y para casa.

14

Liga Smartbank: SD Ponferradina 0 - 0 UD Las Palmas EFE / LOF

FICHA TÉCNICA:

0 SD Ponferradina: Caro; Paris, Amo, Pascanu, Ríos Reina; Curro Sánchez (Moussa, M. 82), Juergen Elitim (Viedma, M. 82), Larrea, Doncel (Panadero, M. 61) (Dani Romera, M. 70); Pablo Valcarce (Erik Morán, M. 61) y Yuri.

0 UD Las Palmas: Álex Rodríguez; Lemos, Álex Suárez, Athuman, Dani Castellano; Loiodice (Aridai, M. 87), Cristian Rivera, Fabio (Ramírez, M. 87), Clemente (Rober, M. 70) ; Edu Espiau (Maikel Mesa, M. 79) y Iemello (Mendes, M. 70).

Árbitro: Miguel Ángel Ortíz Arias (comité madrileño). Amonestó a Ríos Reina (M. 43) y Paris (M. 79) por la Ponferradina y Athuman (M. 55), Lemos (M. 80) por la UD Las Palmas.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimoséptima jornada de LaLiga SmartBank disputado, a puerta cerrada, en el estadio El Toralín.

Compartir el artículo

stats