Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los 19 ‘platanitos’ de Pepe Mel

Con el debut del central Ismael en El Toralín, el técnico de la UD se destapa como el gran valedor de la cantera | En la pasada Liga, junto a Pedri, se estrenaron diez más

Pedri, junto a Mel.

Pedri, junto a Mel.

El legado del novelista. José Mel Pérez, 644 días en el cargo, contabiliza 75 duelos oficiales en el banquillo de la UD -24 victorias, 26 empates y 25 derrotas- y con la reciente alineación del central Ismael Athuman ante la SD Ponferradina en El Toralín, ha hecho debutar a 19 mimbres con paso por los filiales. El primero fue Toni Segura -ahora en el Tamaraceite de Chus Trujillo en Segunda B- el 14 de abril del 2019. Al sexto encuentro con la UD, Mel eligió un camino que conoce a las mil maravillas. El atajo del atrevimiento.

En un proyecto millonario -con un tope salarial récord de 19 millones, solo superado por el Málaga-, y antes de la descomposición absoluta, el novelista miró al vivero. Ya lo hizo en su periplo en el Real Betis, cuando no se amilanó cuando hizo debutar a los Razak, Manu Palancar, Fran No, Miki Roqué, Álex Martínez, Vadillo, Beñat, Ezequiel, Sergio o Pozuelo.

En la 2018-19 -marcada por la política del despilfarro-, el técnico de la UD apostó por Josep Martínez -tras la grave lesión de Raúl Fernández y el paupérrimo rendimiento de Nauzet Pérez- a finales del mes de abril del 2019. El arquero valenciano sería traspasado al Leipzig a la temporada siguiente. Cedrés, Fortes, Carlos González y Kirian Rodríguez elevarían a seis el número de ‘platanitos’ en la primera campaña del novelista en la entidad grancanaria. El ‘mal salarial’ de la pretemporada de 2019 reforzó la estrategia de Mel y llegaron once apariciones de mimbres de la cantera. De Pedri a Pol.

Los 19 ‘platanitos’ de Pepe Mel

La confesión de Ángel López

El internacional y exjugador de la UD, Celta de Vigo o Villarreal puso en alerta a Mel sobre la proyección de un mediapunta de Tegueste. El descubrimiento de Pedri ejecutó una estrategia maestra. Ficha profesional -con solo 16 años- y directo al escaparate. Jugó toda la pretemporada, de Gran Tarajal al Benito Villamarín, y el Barça puso cinco millones en concepto de traspaso. A esta cifra, cabe sumar las cláusulas y bonus, que ya han dejado en las arcas una cifra próxima a los diez millones de euros.

Si el infante de Tegueste -14 partidos de azulgrana, cuatro en la Liga de Campeones, dos goles- brilla en el horizonte como el movimiento estrella, otros diez jugadores dieron el salto en la 19-20: Boris Rapaic -rescindió-, Juan Fernández -Las Palmas Atlético-, Álex Suárez, Álvaro Valles, Dani Flaco -Las Palmas Atlético-, Haro -en el Real Murcia-, Josemi Castañeda -Viitorul de Rumanía-, Clau Mendes, Álex Domínguez y Pol -en el filial y que ayer se enfrentó al Marbella en el Anexo-. Seis en dos meses en la primera de 2019 y once en una cosecha para la historia.

En la actual 2020-21, se contabiliza el debut de Edu Espiau (con 25 años y tras regresar a la disciplina amarilla del Villarreal B), así como la de Ismael Athuman, el pasado sábado, ante la Ponferradina. En el caso del internacional con Kenia, también llega con 25.

El mediocentro Coco o el meta del filial Puig formaron parte de la expedición de la UD que afrontó el doble compromiso en la Península ante el Lugo y el bloque leonés. El lateral derecho David Vicente de Las Palmas Atlético también ha sido citado en esta campaña.

Por encima del rédito económico -diez millones por Pedri más los 2,5 de Josep-, queda una estrategia visionaria, que se ha visto reforzada en el fútbol poscovid.

De perlas a referentes

A la marcha de Toni Segura -probó fortuna en Polonia-, Fortes o Carlos González (Valencia Mestalla), se contrapone la consolidación de Kirian Rodríguez -45 partidos de amarillo y 965 minutos en esta edición liguera-. En el grupeto de rostros estelares, late Álex Suárez (1.390 minutos), que recibió la alternativa con 26 años. Tras las salidas de Martín Mantovani, De la Bella, Mauricio Lemos o Deivid, el zaguero ya es el mimbre con más presencia tras 17 jornadas de Liga.

De las 19 apuestas del estratega madrileño, once siguen en la UD (57%) -ocho en el primer equipo (42%) como son los casos de Cedrés, Kirian, Suárez, Valles, Clau Mendes, Álex Domínguez, Espiau y Athuman-. Juan Fernández, Dani Flaco y Pol son titulares en el primer eslabón de la cadena en la categoría de bronce, y a las órdenes de Juan Manuel Rodríguez -que ha logrado el hito de mantener por tercera campaña consecutiva a la ‘vela chica’ en 2ªB-.

La ‘mili’ que han completado en el Anexo, todos menos Pedri que dio el salgo desde el División de Honor, es otro de los factores claves. Juan Manuel, con 125 partidos dirigidos al primer equipo, es el técnico en activo con mayor recorrido en el banquillo de la UD.

Los 19 ‘platanitos’ de Pepe Mel

Industria de porteros

Captación, anticipación y fe ciega en las condiciones felinas. En el caso de los guardametas, Mel ha recurrido a tres arqueros de la cantera. Josep Martínez (30 partidos), Álvaro Valles (35) y Álex Domínguez (4) confirman el nivel de preparación. Se da la circunstancia de que ninguno es de la tierra. El ahora meta del Leipzig es de origen valenciano y llegó del Barça. Por su parte, Valles se forjó en el Betis. En el caso de Domínguez, es natural de Granollers y recaló en la ‘vela chica’ tras militar en la cadena de filiales del Deportivo Alavés, Sabadell y RCD Espanyol.

Para Mel -que igualará en este 2020 los 78 partidos dirigidos por el cántabro Quique Setién entre 2016 y 2017-, el riesgo es una circunstancia cotidiana. Cuando decidió fulminar al veterano Nauzet Pérez -que se llevó cuatro en el Carlos Belmonte- y encomendarse a los guantes del novato Josep, la UD no estaba salvada. Tras el ridículo ante el CD Mirandés (0-2), cuando ya le apuntaban las escopetas, recurrió a Álex Domínguez ante el Sporting de Gijón (3-2).

En la 2018-19 sepultó los fantasmas de la apocalipsis del descenso -acabó 12º- y en la 2019-20, con un ritmo diabólico en el ciclo del poscovid (cinco victorias en el tramo final de doce partidos), fue noveno. En la actual, es 14º y el descenso está a ocho puntos.

De Emenike a Sacko

Ya sea por convicción o como un guiño kamikaze -Jémez recurrió a los Viera, Vitolo, Vicente, Juanpe o Aythami Álvarez en 2010 ante la falta de fichajes-, Mel brinda una lección de honestidad. Es coherente a una filosofía serigrafiada en el escudo. Hábito que fue denostado en la 2017-18 con el descenso a Segunda y el estallido del ‘ciclo Emenike’ -se acometieron 16 fichajes-. En la siguiente, con 19,2 millones de tope salarial, llegaron 18 adquisiciones. La cantera era un elemento decorativo. Ahora, es la bandera de la regeneración.

¿De quién es el mérito? Mel, tras arrancar un punto en el congelador de El Toralín, escapó de los focos.“Doy continuidad al trabajo de club (...) Solo debemos atrevernos a ponerlos y que se sientan importantes. Me alegro por la entidad y el éxito de un proceso de muchos entrenadores hasta la élite”. 19 hijos del novelista y de una ciudad deportiva de vanguardia. De Toni Segura a Athuman. La filosofía de la UD tiene nombres y apellidos.

Compartir el artículo

stats