Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aythami y Javi son baja, Pejiño todavía es duda y Kirian fuerza para llegar

Mel, que pierde a Lemos por sanción, recupera a Jonathan Silva y Eric Curbelo ante el Alcorcón

Aythami y Javi son baja, Pejiño todavía es duda y Kirian fuerza para llegar

La UD Las Palmas cuenta con altas y bajas para recibir al Alcorcón el próximo domingo en el Estadio de Gran Canaria (17.15 horas). En el peor momento de la enfermería en todo el curso, Pepe Mel recupera para la cita ante el cuadro de Juan Antonio Anquela a Eric Curbelo, que se perdió el último partido por acumulación de amonestaciones, y a Jonathan Silva, una vez superadas las molestias que le impidieron participar en El Toralín.

Sin embargo, el madrileño pierde a Álvaro Lemos por tarjetas, por lo que será el satauteño el que ocupe la posición de lateral derecho en detrimento del gallego, lo que, en consecuencia, abre la vía a que Ismael Athuman, que debutó en Ponferrada como profesional, vuelva a repetir en el centro de la defensa como acompañante de Álex Suárez, el miembro de toda la plantilla que más minutos acumula –1.390, por 1.260 de Valles, que es el segundo–.

Y lo hará, entre otras cosas, porque Aythami Artiles volverá a ser baja debido a sus problemas en el talón. El capitán todavía tiene la zona inflamada y no estará disponible en el choque frente al cuadro madrileño. El que sí lo estará, como ya lo estuviera en el anterior, es Tomás Cardona, restablecido de su rotura muscular y que disputará un puesto con Athuman.

Javi Catellano, que ya se perdió los últimos dos compromisos fuera de casa, está pendiente de pruebas y también está descartado. Los que no lo están y fuerzan para llegar a la cita del domingo son Jesús Crespo Pejiño y Kirian Rodríguez. El barbateño siente todavía molestias en el tobillo que se dobló hace varias semanas en un entrenamiento y está entre algodones, aunque espera poder estar a disposición del técnico un mes y medio después –dos lesiones–.

Ale Díez ya toca balón

El mediapunta tinerfeño, por su parte, se encuentra mucho mejor del esguince de tobillo que sufrió el miércoles pasado en Lugo tras recibir un pisotón de Manu Barreiro. La hinchazón en la zona ha bajado y los próximos entrenamientos determinarán si está en condiciones de jugar, lo que sería poco menos que un milagro dado que el tiempo de baja estimado en un principio era de tres semanas.

Por otro lado, Ale Díez, operado de una fractura en el dedo pequeño del pie a finales de septiembre, ya saltó al césped de Barranco Seco para realizar los primeros ejercicios con balón en solitario. Incluso, se le vio disparar a puerta. Su regreso, sin embargo, se espera para el próximo mes de enero, como los de Sergio Araujo y Sergio Ruiz, que sufrieron sendas roturas en el aductor y continúan con su proceso de recuperación.

Compartir el artículo

stats