Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El próximo rival de la UD

El Espanyol, un portaviones de 72,6 millones

Los periquitos, con De Tomás de estilete, lucen el mayor presupuesto de la historia en Segunda

Raúl de Tomás

Con el talonario perico por bandera. La UD alza el telón de 2021 contra un portaviones de millones y acero. La visita del RCD Espanyol (15.00 horas, Movistar Vamos) escenifica el pulso de los amarillos ante el mayor presupuesto de la historia de la Segunda División -que arrancó en la 1928-29-. Con 72,6 millones en el informe contable, la entidad blanquiazul presume del mayor tope salarial (45,3 ‘kilos’) y tiene en sus filas al pichichi de LaLiga SmartBank, Raúl de Tomás, que lleva doce dianas.

El delantero madrileño de 26 años aterrizó el 9 de enero en Cornellà El Prat con la misiva de evitar el descenso al infierno de plata. Los doblones de oro no evitaron el drama. Tras abonar el Espanyol 20 millones al Benfica, se consumó la catástrofe de la pérdida de categorías seis meses después -8 de julio, con el parón por la Covid-19 inclusive-. Con un plantel tasado en 70 millones, y con Vicente Moreno en el banquillo -subió con el Mallorca-, la urgencia por volver al reino de Messi es abrumadora.

El técnico Vicente Moreno

Tras encadenar 27 años en Primera, el Espanyol, líder con 19 jornadas, afronta esta travesía como un ejercicio de autoridad. Con 42 puntos, tiene en el casillero el 73% de los puntos en litigio. Su renta con el tercero, el Almería, otro integrante en el selecto club del glamour (segundo tope salarial con 27,6 millones), es de cuatro puntos. Cada punto, tras 1.710 minutos de competición, le ha costado al empresario de origen chino Chen Yansheng unos 1,07 ‘kilos’ -la división del techo salarial periquito con ese botín de 42 unidades-. Si el conjunto de Vicente Moreno mantiene este latido, acabará la edición liguera con 91 puntos.

En la 2011-12, el Deportivo de Oltra se proclamó campeón de Segunda con 91 puntos. Los tres jugadores más valorados de la categoría son del Espanyol: Raúl de Tomás (tasado en diez millones), Adrián Embarba (7) y Lei Wu (6).

Adrián Embarba

Adrián Embarba

El Atlético de Torres

Amortizar el gasto de disponer de efectivos de Primera. Junto a Raúl de Tomás -que firmó en la última jornada uno de los goles de LaLiga ante el Almería desde el centro del campo-, figura Raúl Embarba. El exjugador del Rayo Vallecano también llegó en el pasado mercado invernal y tras abonar la entidad periquita diez millones.

Dentro del apartado de ingresos por derechos televisivos, el Espanyol -por el cómputo de sus 26 campaña consecutivas en Primera-, dispone de una suculenta cifra de 41,2 millones. En la pasada campaña 2019-20, a pesar del descalabro del descenso, ingresaron 132 ‘kilos’ por las ventas de Gerard Moreno (20), Mario Hermoso (25) o Borja Iglesias (28), así como su participación en la Liga Europa.

La opulencia del Espanyol, que busca dejar su deuda a cero -oscila los 60 millones-, choca con la austeridad de la UD. Con 7,2 ‘kilos’ de tope salarial, el presupuesto amarillo es de 29,3 millones -43,3 menos que el portaviones perico-.

Otro gigante de talonario como el Atlético de Madrid (2001-02) logró el ascenso con una inversión de 55 millones. El conjunto colchonero contó en sus filas con Fernando Torres, Movilla, Stankovic o el ‘Mono’ Burgos. Por su parte, la Real Sociedad (2009-10), con Griezmann, conquistó el salto de categoría como campeón con una inversión de 35,9. El Villarreal subió en 2013 tras gastarse 30 millones. Ninguno se aproxima a la cifra mareante blanquiazul.

La configuración de un proyecto récord


8 de julio. Descenso en la era del Covid

El Espanyol, finalista de la UEFA y ganador de cuatro Copas del Rey, certificó el pasado 8 de julio el regreso a Segunda 27 años después. Lo hacía de la forma más dolorosa, sucumbiendo en el Camp Nou ante el Barça de Setién (1-0) en la 35ª jornada -restaban tres encuentros más-. El paso de cuatro entrenadores (Gallego, Machín, Abelardo y Rufete) no ejerció de revulsivo para acabar en la última plaza (20ª) con un total de 25 puntos. Como nota curiosa, el CD Leganés descendió con 36 unidades. La salvación la marcó finalmente el Celta (37), en un curso liguero marcado por la pandemia.   


4 de agosto. Vicente Moreno, el salvador 

Consumado el desastre, el RCD Espanyol sigue en manos de Rufete como director deportivo -tras su paso aciago por el banquillo-. Y el primer movimiento es la contratación de Vicente Moreno. El expreparador del Xerez o Nàstic, llevó al Mallorca de Segunda B a Primera. No pudo evitar el descenso con el conjunto bermellón en la pasada 2019-20. Tras 19 duelos: suma 13 victorias, 3 empates y 3 derrotas. 


19 de agosto. Fran Mérida, primer alta 

Para retener a activos del calibre de Raúl de Tomás o a Adrián Embarba, el proyecto que lidera Rufete en el área deportiva reduce el presupuesto a la mitad y presenta un límite salarial de 45,3 millones. Las nóminas de sus dos estrellas quedan amortizadas con un arranque para la ilusión. Además, llegaron altas como Fran Mérida. El exjugador del Arsenal, Real Sociedad o Atlético de Madrid fue el primer movimiento. También se recurrió a Vadillo, ex del Betis o Granada, y que solo computa cuatro partidos. Óscar Gil, tras brillar en el Elche, es otra de las incorporaciones más destacadas.  


3 de enero. Regreso al Gran Canaria

La última ocasión que el bloque periquito pisó el recinto de Siete Palmas se remonta a diciembre de 2017 (2-2). El 22 de abril de 2016, dirigidos por Quique Setién, la UD se impuso (4-0) en la que es el último triunfo ante el conjunto catalán -con goles de El Zhar, Viera, Pedro Bigas y Wakaso-. A la hora de buscar un precedente del UD-Espanyol en la Isla en la categoría de plata, hay que remontarse al 24 de marzo de 1990. En el Estadio Insular, los amarillos se impusieron (2-1), con los tantos de Luis Martín -en propia meta- y de Curic -desde el punto de penalti- en la 29ª jornada de Segunda.



Compartir el artículo

stats