Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca para lavar la cara

La UD recupera su mejor ‘once’, el que se impuso al líder hace sólo una semana, para asaltar la casa del segundo (15.00 horas, Vamos) y redimirse de la eliminación copera

Previa RCD Mallorca - UD Las Palmas

Previa RCD Mallorca - UD Las Palmas LP/DLP

No hay excusas para que la UD Las Palmas no lave su imagen esta tarde (15.00 horas, Movistar Vamos) en Mallorca. Llegó a Palma en tiempo y forma sin más incidencia de Filomena que el hecho de que su vuelo chárter llegó a Gran Canaria desde Barcelona y no desde Madrid, como estaba previsto. En la capital balear, además, se esperan 13 grados de temperatura y un cielo con sol y nubes, o sea, buenas condiciones para jugar. Y encima vuelven los mejores, la unidad A que habrá de purgar el ridículo de la eliminación copera ante un equipo de Segunda B.

La derrota de Navalcarnero (1-0) dejó consecuencias: Pietro Iemmello y Aridai Cabrera se quedaron fuera de la convocatoria y son firmes candidatos a abandonar la plantilla en el mercado de invierno, entre otros crucificados. Pepe Mel se hartó. Incluyó en la lista a dos jugadores del filial como Diego Gutiérrez y Pau Miguélez y cambió la política: mejor tirar de los de abajo que de los que pasaron de todo en Madrid.

En pleno cambio de dirección del presidente y la dirección deportiva de la UD, que hasta hace unos días descartaban realizar movimientos en la próxima ventana de fichajes, y ahora abren la puerta a entradas y salidas, aparece en el calendario de Las Palmas el segundo clasificado, el RCD Mallorca, colíder con el RCD Espanyol y equipo menos goleado de la categoría, con sólo nueve tantos encajados en 20 partidos.

El ejemplo, al menos en cuanto a actitud e intensidad, no es el del miércoles, sino el del domingo pasado, cuando el cuadro amarillo se impuso al cuadro catalán en un ejercicio de fe, eficacia y resistencia. Coincidió el inesperado triunfo con la vuelta de jugadores determinantes del plantel, sobre todo Sergio Ruiz y Sergio Araujo, los referente en el juego y en el gol. Sólo con su presencia, la UD mejoró un mundo.

A ellos, y al gran momento de Rober, pichichi del equipo con cinco goles, se agarra Pepe Mel para recuperar la mejor versión de Las Palmas antes del parón de una semana que se le viene por delante, y que servirá para que Pejiño, otro de los fijos al inicio del curso, termine de ponerse a tono para la visita del Leganés –24 de enero–.

Así que si las premisas son intentar repetir lo del día del Enpanyol y desterrar lo de la Copa, el once que el técnico planea para asaltar el Visit Mallorca será calcado al que hace una semana doblegó al líder, con Álex Domínguez en la portería; Lemos, Álex Suárez, Curbelo y Dani Castellano en la defensa; Javi Castellano en el pivote; Sergio Ruiz y Kirian en los interiores; Rober y Benito en los extremos; y Araujo en punta.

Amath, Lago Junior, Abdón...

Si bien la intensidad y el ritmo resultan indispensables, tal y como expresaron tanto Javi como Mel los días pasados, para ganar al Mallorca de Luis García Plaza hace falta algo más. Por ejemplo fortaleza defensiva para minimizar las acometidas de Amath, Lago Junior y Abdón Prats, que suponen el peligro bermellón, que, por otra parte, atraviesa su peor racha de resultados de la temporada –derrota, empate y eliminación en Copa del Rey–.

Ese es otro de los alicientes para la UD, cuyo ataque habrá de enfrentarse a la defensa menos batida de Segunda y que, además, recupera a sus centrales titulares: Valjent y Raíllo. Quien no estará es el examarillo Ruiz de Galarreta, sancionado. Lo del rival, en cualquier caso, es secundario. Porque Las Palmas lo que necesita es lavar la cara y Mallorca sólo es el lugar y el equipo. Las Palmas ya ganó a tres de los seis primeros y quiere comerse al cuarto.–crecimiento del talón– que le impide rendir a tope. Hasta el partido frente al Mirandés, el pasado 25 de noviembre, se había infiltrado durante meses para poder jugar, sin embargo, decidió parar. Tras otro par de meses en los que intentó recuperarse sin necesidad de ser intervenido, finalmente todos han convenido que lo mejor es operarse.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats