Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un delantero y un central, los refuerzos si hay viabilidad

Aunque el técnico y el club aseguran que las incorporaciones llegarán de los equipos filiales, la UD no descarta llegadas si las salidas lo permiten

Pepe Mel

Pepe Mel

Las altas, como en los últimos tiempos en la UD Las Palmas, dependerán de las bajas, más todavía en un mercado, el de invierno, en el que los cálculos de salidas son más difíciles de hacer que en verano por el menor número de movimientos, más todavía en el año en que la pandemia afectó a todo el mundo del fútbol. Pero si la entidad amarilla consigue asegurar la marcha de los jugadores de los que quiere desprenderse, tiene dos posiciones que pretende reforzar: la delantera y el centro de la defensa.

Es casi una necesidad, pues la pretendida ruptura de la cesión de Pietro Iemmello dejaría la punta del ataque sólo con Araujo y Espiau, aunque Rober también puede jugar en esa demarcación. Si se tiene en cuenta que el Chino ha sufrido tres lesiones musculares que le han hecho perderse la mayor parte de los partidos de la primera vuelta, y que en su ausencia el ataque ha sido un descalabro, la UD quiere un efectivo.

Atrás, la baja de Aythami Artiles para lo que resta de temporada, unida al fiasco de Tomás Cardona, incorporado cedido el verano pasado, y que entre la falta de adaptación –según Mel– y una lesión mal recuperada sólo suma tres apariciones en LaLiga, deja la posición de central desguarnecida.

Tanto Pepe Mel como el club insisten de entrada en que las ausencias se suplirán con jugadores de los equipos filiales, sin embargo, si hay viabilidad trabajan para incorporar a un delantero y un central. Ramírez ya avanzó que existe la posibilidad de reforzar el equipo si el mercado lo permite, y Mel, por su parte, lo vería con buenos ojos.

En cualquier caso, todo dependerá del número de salidas que la UD consiga acometer, pero ante la dificultad para encontrar destino a los jugadores que quiere sacar, la opción de fichar es remota, aunque no está descartada. Primero, la operación salida.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats