Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gafe de Martí, a las puertas de dos ascensos por un gol

El técnico del ‘Lega’, que mañana pisa el Gran Canaria, sucumbió con Tenerife (2017) y Dépor (2019) a unos minutos del final de un playoff

El preparador Pep Martí, en una imagen de esta campaña liguera, dando indicaciones a los jugadores del CD Leganés.  | | EFE

El preparador Pep Martí, en una imagen de esta campaña liguera, dando indicaciones a los jugadores del CD Leganés. | | EFE

A José Vélez le ha salido competidor. El técnico Josep Lluís Martí Soler ‘Pep Martí’ (Palma de Mallorca, 45 años) tiene una deuda pendiente con Primera. Se quedó dos veces a las puertas de la gloria. Gafe por un gol y un centímetro con CD Tenerife (2017) y Deportivo (2019). Mañana reta a la UD en el Gran Canaria con un CD Leganés en horas bajas (19.30 horas #Vamos). Las urgencias del talonario acechan a este preparador que llevó las riendas del Girona en el pasado curso -fue despedido el 30 de junio en la quinta fecha de la liga del poscovid y las mascarillas-.

Nunca ha perdido con los amarillos -dos duelos, un empate con el conjunto catalán el 13 de junio (0-0) en Siete Palmas y una victoria con el ‘Lega’ en la primera jornada en Butarque (1-0)- y trata de quitarse la condición de maldito. Va sexto con el tercer mayor tope salarial de Segunda (26,7 millones y solo por detrás del Espanyol de los 45,34 ‘kilos’ y el Almería de los 27,5 de techo de gasto) y se reforzó el martes con Brandon Thomas.

El 24 de junio de 2017 comenzó a gestarse su etiqueta de cenizo. Tras batir al Getafe de Bordalás en la ida de la final del playoff de ascenso a Primera en el Heliodoro (1-0), el Tenerife estaba a 90 minutos del Olimpo. El conjunto azulón de Bordalás se imponía (3-1) y el bloque tinerfeño se quedó a un tanto de acabar con siete años de penitencia por las catacumbas.

El preparador mallorquín explotó contra el colegiado Prieto Iglesias. “Fue una vergüenza (...) No se ha podido jugar al fútbol, pero las excusas no sirven, el resultado es el que es. El fútbol nos debe una, fue injusto con nosotros. Los chicos están destrozados”, aseguró en el Coliseum hace cuatro años. Un carrusel de ocasiones en el tramo final no abrió la puerta del cielo. El ‘Tete’ no volvería a pisar el playoff. Ya en la siguiente campaña, el 4 de febrero del 2018, era despedido y llegaba al banquillo tinerfeño el exjugador del Athletic Joseba Etxeberria.

Sexto en la tabla y con una victoria en dos meses, receta calma al entorno: “Subir no es fácil ”

decoration

El 8 de abril del 2019, Martí relevaba a Natxo González en el banco del Deportivo. Tras siete victorias, dos empates y tres derrotas, se plantó, otra vez, en la vuelta de la final por un ascenso. El cuadro gallego, con los grancanarios David Simón y Vicente Gómez, se impuso (2-0) en Riazor -en semifinales se habían deshecho del Málaga- al RCD Mallorca de Vicente Moreno.

Solo una debacle podía apartar a Martí y al Dépor de la Primera. También era el salvavidas ante un agujero económico de 60 millones. El conjunto bermellón -escudo que defendió el técnico como jugador hasta los 221 partidos- escenificó una remontada histórica (3-0). Los tantos de Budimir, Salva Sevilla y Abdón Prats (en el 82’ y a ocho de la prórroga) incendiaron San Moix. Fue el principio del fin para el club deportivista, que bajaría a Segunda B en julio de 2020.

Martí, representado por Miguel Ángel Cermeño, que ha trabajado para Caparrós, Iván Campo, Xabi Prieto o Vicente Rodríguez, hizo la maleta y ocupó en octubre de 2019 el sillón de Unzué en Montilivi. Tras el estallido de la pandemia sumó un triunfo. Francisco le sustituyó. Con el ‘Lega’, lleva trece jornadas en playoff. Un término perverso. Ayer, desinfló las urgencias. “Mi futuro es el del Leganés. Todos somos el ‘Lega’. Queríamos ascender pero sabiendo que no sería fácil, que la categoría es complicada y competida”, apostilló.

Compartir el artículo

stats