Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nadie puede con Mel: líder con 78 partidos y 700 días

El madrileño lidera la tabla de los preparadores de Segunda con mayor estadía en el cargo |-Desde su fichaje (2019), han caído 34 entrenadores

José Mel Pérez, en la 12ª jornada de la pasada 2019-20, dirigiendo a la UD en el estadio Ramón de Carranza, ante el Cádiz CF. | | LOF

La sacralidad de un banquillo. Nadie puede con Mel. El estratega de la UD cumple 700 días en el cargo este domingo ante el CD Mirandés en el Municipal de Anduva (17.15 horas, Movistar LaLiga) y firma su partido 79 de LaLiga SmartBank y 83 de categoría oficial con Las Palmas. Desde el 3 de marzo de 2019 -con un balance de 28 victorias, 27 empates y 27 derrotas-, que se cerró su fichaje, ha sorteado guillotinas, crisis, depresiones y una pademia. Es el técnico de Segunda con mayor estadía en su cargo y líder en partidos (78).

En una competición marcada por el pánico, el madrileño combina resultados con la labor de generar patrimonio -como quedó patente con los casos de Pedri o Josep Martínez, que debutaron de la mano de Mel y han dejado, en este minuto, once millones en las arcas-. Solo Sergio Rodríguez (1.430 días) y Jon Pérez Bolo (974 días) llevan más tiempo en el cargo, pero se les contabiliza su estancia en la categoría de bronce antes de pisar la Liga Profesional.

Martí, Baraja o López Garai han dirigidos a dos equipos cada uno en el ‘ciclo Mel’

decoration

En segunda posición, en esta tabla de la resistencia en la silla eléctrica, figura Bolo -encadena su tercera campaña en el cuadro de El Bierzo, segunda en la categoría de plata-. El preparador de la Ponferradina suma 64 partidos en LaLiga SmartBank por los 32 de Pellicer (Málaga). La cuarta plaza, en tabla de los príncipes de la continuidad, es para el ‘Cuco’ Ziganda (36 duelos). Luego figuran José Ramón Sandoval (33) y Francisco (28), que afrontaron el reto de dirigir al Fuenlabrada y Girona, respectivamente, en el pasado curso.

Siete rostros en el Tenerife

Desde la llegada de Mel a la UD -debutó ante el Dépor en Riazor en la 29ª jornada de la 2019-20-, han desfilado hasta siete entrenadores por el eterno rival. José Luis Oltra, Luis César Sampedro, López Garai, Sesé Rivero, Rubén Baraja, Fran Fernández y Ramis, que lleva nueve partidos ligueros y 58 días, dirigiendo al ogro del Teide.

Otro dato demoledor es la cifra de destituidos en 2ªA desde marzo de 2019. Una vez activado el ‘ciclo Mel’, han desfilado por el acantilado un total de 34 estrategas -cinco en el final de la 2018-19, 19 en la 2019-20 y 10 en lo que se lleva de la 2020-21-. El último en caer fue José Luis Martí, despedido el pasado martes por la comisión deportiva del CD Leganés y que deja su puesto a Asier Garitano. El club pepinero, que maneja un tope salarial de 30 millones, marcha sexto en la tabla con solo dos puntos más que la UD -cinco millones de frontera salarial-. El propio Mel fue el verdugo de Martí, al que batió (2-1) el domingo en la Isla.

Junto al expreparador del Tenerife, Óscar Cano, Pepe Aguilar, Borja Jiménez, Iván Martínez, López Garai, Fran Fernández, Rubén Baraja, Mere, Lucas Alcaraz o Juanfran no han podido concluir sus ciclos. Liga del abismo donde la vida vale un centímetro.

Durante el periplo de Mel en la Isla -los 700 días-, técnicos como el mallorquín Martí (Girona y Leganés), Baraja (Tenerife y Zaragoza) o López Garai (Tenerife y Albacete) cambiaron de escudo. A sus 57 años, el novelista del Roque Nublo también ocupa un hueco en la historia de Segunda. Tras más de dos décadas en los banquillos, marcha 12º en el ranking histórico de la categoría de plata (367 duelos). Al frente de la tabla, Paco Herrera (458) y Roque Olsen (447), dos arquitectos con pasado amarillo. En busca de la cuarta victoria consecutiva del 2021, Mel sigue apurando nuevos desafíos.

Lejos de los topes salariales del ‘Lega’, Almería, Mallorca o Espanyol, luce su rol de escapista

decoration

Con 82 duelos con Las Palmas, es el undécimo en el salón de la fama de la UD. Amenaza los registros de Miguel Muñoz (91), Lobera (94) o Vicente Dauder (104).

Al inicio del curso, en una nueva edición del poscovid, el madrileño igualó las tres campañas consecutivas de Sinibaldi, en el banquillo isleño, 46 años después. Sin recursos ni altas galácticas -se quemaron todas las naves con Jiménez y Herrera en el ciclo del despilfarro-, el mérito de Mel reside en su rol de escapista. El ilusionista de la pizarra. En Anduva, busca colonizar el jardín inexpugnable y engordar el curriculum.

Compartir el artículo

stats