Es la hora de Jesé. Tras algo más de dos semanas de entrenamientos, el grancanario, ahora sí, entrará por primera vez en la convocatoria y participará mañana (19.30 horas) contra el FC Cartagena en el Estadio de Gran Canaria. "Esta semana era la semana de introducirle y esa es la idea. Si no pasa nada extraño, la idea es que esté con nosotros y que nos ayude. El tiempo que pueda estar en el campo depende de varios factores, pero para nosotros es importante que Jesé nos vaya aportando cosas", aseguró Pepe Mel en la previa del choque.

El técnico también confirmó la vuelta del portero Álex Domínguez a la titularidad tras cumplir un partido de sanción, y avanzó que Eric Curbelo, ausente en Almería por culpa de un cuadro de mareos, está igualmente disponible. Sin embargo: "Óscar -Clemente- sigue fuera y Rober hace dos días que ya no entrena porque la secuela que está teniendo es terrible -de haber pasado el coronavirus-. Se encuentra cansado, no arranca y no podemos correr riesgos. Le está costando un mundo y va a estar 15 días más de baja para ver si, definitivamente, volvemos a tenerle como nosotros queremos", comentó. 

"Antes que nada está la salud, por lo que ninguno de los dos están disponibles. Les advertimos de que el tema de la covid-19 era como romperte un menisco o peor, porque no es recuperarse, sino el tiempo que les cuesta", añadió en el mismo sentido.

El madrileño también se refirió al estado de los suyos después de tres derrotas consecutivas. "Cuando un equipo pierde tres partidos seguidos, el ánimo no es el mismo. La clave pasa por retomar las cosas que hacíamos bien y que no tengamos ningún problema en la salida de balón, en los segundos balones, etc…", dijo.

Aunque reconoció el bajón anímico, consideró que su equipo no está desesperado, al hilo de las palabras del centrocampista del Cartagena Aburjania, que declaró: "Debemos jugar con la desesperación de la UD". "Lo que digan los rivales es parte del espectáculo. Eso es normal y va dentro del juego. Lo que digan, nos parece muy bien. Tenemos que intentar agrandar la brecha que tenemos con ellos. No creo que la desesperación se haya metido dentro del vestuario, lo que sí que se ha metido es el ansia por hacer las cosas bien", señaló.

Te puede interesar:

Y agregó sobre el rival: "Respetamos enormemente al Cartagena porque ya nos demostró en la primera vuelta que hace las cosas bien. Cuando bajas la intensidad y tienes problemas en defensa, tiene un delantero que conozco francamente bien y sé lo que son capaces de hacer. Son un buen rival y tenemos que estar a la altura".

En ese sentido, se refirió a Rubén Castro, ex de la UD y al que entrenó tanto en el Betis como en el cuadro amarillo durante varias temporadas. "Es un futbolista que puede estar 89 minutos sin aparecer, pero crea agujeros, crea movimientos y, en esos 30 segundos en los que aparece, hace gol. Sus compañeros lo conocen y hemos hablado de cómo hacerlo y de lo importante de defender seriamente. A lo largo de 90 minutos, lo normal es que el Cartagena nos cree problemas, pero intentaremos que sean los menos posibles. Hemos trabajado cómo hacerlo y espero que salga bien".