Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Ojalá logre más goles antes del Heliodoro”

Maikel Mesa, en su mejor momento, reclama la continuidad de Mel y pide “lograr los 50 puntos”

Maikel Mesa bate a Chichizola, meta del Cartagena, de penalti y a lo Panenka para firmar su octavo gol de amarillo.  | | J. CARLOS GUERRA

Maikel Mesa bate a Chichizola, meta del Cartagena, de penalti y a lo Panenka para firmar su octavo gol de amarillo. | | J. CARLOS GUERRA

La reivindicación del ‘hombre escudo’. Sancionado ante el Castellón -sábado, 19.30 horas, en el estadio Castalia-, Maikel Mesa achaca su gran momento de forma a la fortaleza “física y mental”. “Este parón me llega en el mejor momento (...) Hay que ser realistas, la única meta es el partido a partido y sumar 50 puntos”. Sobre su ritual en la celebración, señalando el escudo, aclara la génesis de un festejo que generó un incendio en el Heliodoro en septiembre. “Me sale de forma natural. No tengo por qué cambiarlo; ojalá lo siga realizando, es síntoma de que las cosas irán de maravilla”.

En relación al derbi ante el CD Tenerife -28 de marzo en el Heliodoro- se muestra diplomático. Nunca ha jugado de amarillo en partido oficial. ¿Se atreverá a escenificar la celebración del ‘hombre escudo’ en el campo del eterno rival? “Ojalá haga goles...pero queda mucho. Mejor que todo vaya fluyendo. Espero seguir haciendo tantos antes de ese partido tan especial”. En relación al hecho de tirarlos a lo Panenka -como aconteció ante el Cartagena de forma exitosa-, valora que “lo tenía en la cabeza, lo había hecho en otras ocasiones. Había estudiado al portero [Chichizola] e incluso se lo había comentado a un compañero, que lo iba a lanzar de esa manera”.

El jugador de La Laguna, ocho goles de amarillo en 55 duelos tras llegar en agosto del 2019, asume con naturalidad que figurase como transferible en el mercado de invierno. El veredicto de Mel resultó clave. El sí del novelista.

“Estudié al portero Chichizola y tenía preparado lanzar el penalti a lo Panenka”

decoration

“Estaba centrado, mi cabeza estaba aquí. Escuché que había salido mi nombre, pero con trabajo todo se consigue”. Relata que destaparse como el nuevo diamante no solo es una cuestión de confianza. “Tienes que reunir muchas condiciones y se ahora se dan. Aspiro a estirar esta regularidad y demostrar el futbolista que soy”.

Sin una posición fija

Sobre su controvertida ubicación por la banda izquierda, aclara que no es nueva. “Por ese costado ya jugué con el Nástic de Tarragona [2017-18], ahora sí salen las cosas de manera productiva. Tras cumplir la sanción, mi único objetivo es ayudar al equipo”.

Para José Mel Pérez, solo tiene elogios. No olvida que le rescató de una posible salida como cedido hace 24 días. Las vueltas del fútbol. “Estoy feliz por su palabra, él me ve entrenar. No he tenido una trayectoria fácil: pérdida de protagonismo, operación de la espalda, salir cedido al Albacete...Nadie puede discutir mi profesionalidad desde el primer día que llegué a la UD. Estoy en el mejor momento, tanto a nivel mental como futbolístico, y eso se refleja en el césped”. Lo renovaría a día hoy: “El míster está haciendo las cosas bien y el club cree en él. Ojalá esté con nosotros mucho tiempo”.

En la pizarra del 4-4-2, encontrado el lagunero su paraíso. “Me siento cómodo; si el técnico quiere ponerme por la izquierda, pues lo acato. Puedo jugar en varias posiciones, no tengo preferencias, soy un jugador de llegar desde segunda línea, de trabajo de ida y vuelta. El míster ha intentado ponerme pero no debo ‘encajarme’. Aporto desde varias ubicaciones”.

Filosofía ‘cholista’

Mesa reclama el ideario de Simeone. “Partido a partido y mirar únicamente al Castellón. Primero debemos sellar la salvación, luego veremos si da para ir hacia arriba”.

“La celebración de los goles con el escudo me sale de forma natural, no pienso cambiarlo”

decoration

Es diplomático sobre el clásico canario . El 28 de marzo lleva su nombre. “Es un partido especial y te apetece jugar; queda un mes y el fútbol es muy cambiante”. Analiza el aterrizaje de Jesé, que debutó ante el Cartagena. El atacante ya perdió cinco kilos. “Sus números hablan por sí solos. Es un lujo tenerlo. Alcanzará la forma y nos dará muchísimo”. El ‘hombre escudo’ es el ‘anti-Suso’. Kriptonita para tomar, por fin, la fortaleza chicharrero 20 años después.

Compartir el artículo

stats