Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas

Mujica, el elemento inesperado

El canterano suma sus dos primeros partidos en el once inicial tras más de un año sin enganchar un par de titularidades | Mel, sorprendido con su rendimiento

Rafa Mujica, delantero de la UD Las Palmas, en el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco. | | UD LAS PALMAS

Una de las cosas a las que siempre aluden futbolistas y entrenadores para entender la evolución de un jugador y su nivel en cada momento es la continuidad que puedan demostrar en el calendario. Eso era algo que a Rafa Mujica (Las Palmas de Gran Canaria, 1998) se le resistía en cada una de sus últimas temporadas. El delantero amarillo, cedido por el Leeds United, hiló varias cesiones sin la sensación de ser trascendente en sus equipos. Ahora en la UD, el asunto parece que puede cambiar para él.

Tanto que el canterano ha enganchado dos titularidades consecutivas y apunta a una tercera frente al CD Castellón. El delantero amarillo no era dos veces seguidas titular desde hace más de un año –en la primera semana de enero de 2020 con el Extremadura la campaña pasada–. Tres no lo ha sido nunca en el fútbol profesional. En el Oviedo pasó de refilón en la primera mitad de la temporada –solo cuatro partidos en LaLiga SmartBank, donde sumó cincuenta minutos como carbayón–. Ahora la UD se le ha abierto para cambiar su rumbo.

“Es un chico que tiene gol, que tiene ese talento. Si lo recupera y físicamente se pone al nivel de los demás, a un nivel alto, puede ser importante. Siempre le vi mucha ilusión, mucha generosidad en el esfuerzo. Eso es importante, como también la capacidad de querer aprender y la humildad, tanto suya como de su familia”.

La frase la firma Mingo Oramas, exentrenador del juvenil División de Honor de la UD Las Palmas durante casi una década. De su mano, Rafa Mujica empezó a destapar sus virtudes en escenarios notables del fútbol canario que le llevaron a exportar su juego al FC Barcelona unos meses después. Todo con una precocidad que no suele verse en la UD. “De los chicos que yo dirigí él fue el único, si no me equivoco, que debutó siendo cadete con el División de Honor. Si no recuerdo mal fue contra el Acodetti, nos jugábamos el título y quedarían unas ocho jornadas. Lo subimos por nivel, porque lo merecía, tenía aptitudes para estar con nosotros”, cuenta seis años después de aquel debut prodigioso en 2015. Otros futbolistas cuya progresión también era notoria desde edad cadete tuvieron que esperar hasta alcanzar la edad juvenil para hacer su aparición en División de Honor. Juanpe, Nili, Benito Ramírez o Álvaro Arencibia son algunos de esos casos que también tocó Mingo Oramas.

“Era cadete y debutó en el División de Honor por nivel”, apunta Mingo Oramas

decoration

La casualidad topó al entrenador, vecino de Guanarteme, con Rafa Mujica le mismo día que el delantero aterrizó en la Isla para emprender su aventura en el primer equipo amarillo. “Llevaba solo unas horas y lo vi por aquí, en la Iglesia del Cristo. Lo vi bien, centrado, con ilusión, que es muy imporante”, resume Oramas, que tras darle la alternativa en el División de Honor dejó el puesto para acudir a la llamada del filial en Segunda B. Pachi Castellano y José Ojeda siguieron con su formación en la UD.

Si hay algo en lo que destaca Rafa Mujica, a juicio de Mingo Oramas, es en su capacidad de aprendizaje. “Me pareció que era como una esponja. Hay jugadores que se quedan con las cosas pronto, que saben lo que les pides, lo que quieres de ellos”, argumenta. Algo que parece que le ha servido en sus primeros días de amarillo para seducir a Pepe Mel.

Los goles en cadete le catapultaron al juvenil División de Honor. De ahí a la Copa del Atlántico con Canarias, donde dejó cuatro tantos en tres partidos que le valieron para ser el máximo goleador del torneo. Después le llegó la llamada de la selección española sub 17, el salto al Barcelona y una escalada con altibajos para regresar de nuevo a Gran Canaria con los suyos, su gran apoyo. “Como entrenador uno siempre quiere tener a goleadores, pero también que sean generosos en los esfuerzos. Él lo era y lo es. Si se pone en forma y sigue esa línea puede ayudar muchísimo al equipo y, por qué no, destapars”prosigue Oramas. De momento, Mujica parece que está en ese camino en su regreso a la UD Las Palmas.

Compartir el artículo

stats