Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día en que el Heliodoro vibró con la UD

Las Palmas abrió la campaña 68-69 en Tenerife al cumplir sanción por cierre del Estadio Insular

Fotografía de la edición del 16 de septiembre de 1968 del Diario de Las Palmas en el que José Juan marca en el Heliodoro. | | LP/DLP

Fotografía de la edición del 16 de septiembre de 1968 del Diario de Las Palmas en el que José Juan marca en el Heliodoro. | | LP/DLP

Hubo un día en el que el estadio del CD Tenerife se llenó hasta la bandera para animar al máximo rival regional en lo deportivo. “La Unión Deportiva contará con el apoyo de un abarrotado Heliodoro Rodríguez López”, titulaba una de las páginas del DIARIO DE LAS PALMAS del 14 de septiembre de 1968 en la previa de la apertura liguera de la campaña 68-69 entre la UD y el Atlético de Madrid.

Pero hay que remontarse tres meses atrás para entender por qué el equipo amarillo tuvo que desplazarse hasta la Isla vecina para jugar su primer duelo liguero ante el conjunto colchonero. Las Palmas estaba cumpliendo una sanción en el que la Federación Española había decretado el cierre del Estadio Insular por un partido después de que la afición amarilla invadiera el terreno de juego para agredir al árbitro de un partido frente al Atlético de Bilbao –hoy Athletic, tras la llegada de la democracia a España–.

¿Y cuál fue el motivo? Lloris Antonio estaba pitando tan a favor del conjunto vasco que el aficionado insular quiso tomarse la justicia por su mano. El partido concluyó 2-0, en una vuelta de octavos de Copa que venía de haber perdido por 6-0 en San Mamés en la ida. Otros tiempos.

Así pues, a la siguiente campaña –la Copa se disputaba una vez concluía la Liga– la UD se fue al Heliodoro para abrir la Liga frente al Atlético. El ambiente de la afición chicharrera fue a favor de la UD, tal y como reflejaron las crónicas del duelo y las páginas previas al choque liguero.

“Cientos de personas y rostros conocidos se acercan al Hotel Bruja para animar a la UD y buscar una última entrada”, se leía por entonces en la tirada provincial.

“A la conclusión del partido el aficionado canario –grancanario y tinerfeño– salió satisfecho por lo visto en el Heliodoro Rodríguez y ovacionó al equipo amarillo”, se plasmó en cuanto a la crónica de las páginas del 16 de septiembre.

Oregui; Martín Marrero, Aparicio, Castellano, Tonono; Justo Gilberto, Guedes; Germán Dévora, José Juan y Mamé León, fue el once que Luis Molowny plantó ante el Atlético de Madrid de Miguel González Pérez, precisamaente tinerfeño.

“Las Palmas dominó durante la primera parte para después venirse abajo”; “Buen primero tiempo, con mucho ritmo, para decaer después” fueron dos de los titulares de la crónica del partido.

El resultado fue 2-1, con goles de Justo Gilberto en el 15’ y Mamé León en el 17’. Dos zarpazos a Zubiarrain, meta rojiblanco junto a Iglesias, Griffa, Paquito, Calleja; Adelardo, Luis Aragonés, Irureta, Collar; Gárate y Ufarte.

Jabo puso emoción en el minuto 70, pero los tres puntos se quedaron en Tenerife, pero para Las Palmas, en una temporada, que significó la mejor clasificación del equipo amarillo, quedando segundo (38 puntos) tras el Real Madrid (47 puntos) y que comenzó a cimentarse en un feudo al que la actual Unión Deportiva visita el próximo domingo, 53 años después y no le apoyará ni un alma como consecuencia del covid19.

Compartir el artículo

stats