Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sala de máquinas, ‘acatarrada’

Mel no podrá contar con Javi Castellano y Christian Rivera para cubrir la zona central del mediocampo ante el Lugo | Sergio Ruiz, al límite l Fabio y Kirian ganan enteros

De izq. a dcha. Javi Castellano, Sergio Ruiz, Jesé y Álvaro Lemos celebran el gol del cántabro ante el Tenerife el domingo . | | UDLP

De izq. a dcha. Javi Castellano, Sergio Ruiz, Jesé y Álvaro Lemos celebran el gol del cántabro ante el Tenerife el domingo . | | UDLP

José Mel Pérez tiene un problema con el que ha convivido durante el transcurso de la semana. Los hombres que le han dado mayor confianza para ocupar la zona en la que se cuece el control del partido están en problemas. La alarma naranja ha saltado de cara al duelo de mañana frente al Lugo (20.00 horas, Movistar LaLiga) y va a tener que optar por darle una cara nueva al núcleo de su once.

Si ya de por sí el técnico amarillo es devoto de la filosofía de rotaciones cuando llegan los compromisos entre semana, ahora más que nunca va a tener que agitar la coctelera en el centro del campo para formar un esqueleto de garantías ante un rival que llega a la Isla en horas bajas tras no conocer el sabor de la victoria desde que lo hiciera por última vez ante el CD Tenerife el 23 de enero. Dos meses de sequía en el cuadro gallego.

Para ello el técnico de la UD tendrá que recurrir a la llamada de jugadores que han pasado prácticamente desapercibidos en el 2021 en las tareas de creación. Las bajas de Javi Castellano y Christian Rivera dejan un hueco en la sala de máquinas que se puede acrecentar con el más que presumible descanso que se le de a Sergio Ruiz, que “está jugando a medio gas” porque está “tocado” en el isquiotibial desde el partido frente al Fuenlabrada, tal y como viene afirmando Mel en las últimas semanas sobre el estado físico del mediocentro cántabro.

El cántabro cayó lesionado ante el Mirandés en un choque de jornada intersemanal

decoration

Por ende, las variantes que se barajan para afrontar el duelo ante el cuadro lucencese de inicio en el Gran Canaria mañana pasan por rescatar a Fabio González para las labores de anclaje por delante de la pareja de centrales por la que opte Mel –lo previsible es que continúen Curbelo-Suárez dada la confianza que tiene el madrileño en su nuevo muro defensivo–, todo ello en caso de que Ruiz se descarte al 100%, ya que de sumar un nuevo servicio con la camiseta amarilla sería el de Astillero el que ocupase la zona de pivote como lo ha hecho durante la temporada cuando ha sido reclamado para estas funciones; además de su experiencia a lo largo de su trayectoria en esta posición.

Precedente fatídico

Dados los datos que arroja el tacógrafo del 3 de Las Palmas, con 2.141 minutos acumulados en sus botas –segundo tras Álex Suárez, con 2.651– después de 26 partidos jugados, existe un bache con el que el mediocentro se topó en durante la temporada y que le mantuvo apartado de los terrenos de juego cinco enfrentamientos –cinco semanas–.

Ese se produjo durante el partido que Las Palmas jugó ante el Mirandés en la primera vuelta –25 de noviembre–, precisamente en una jornada intersemanal, disputada un miércoles.

En las dos ocasiones anteriores en las que la UD había jugado entre semana en LaLiga SmartBank, el norteño había descansado debido a la política de rotaciones de Mel y no había sufrido ningún contratiempo. Opción más que de peso para no jugársela con el hombre más en forma del equipo y que con su tanto ante el Tenerife el pasado domingo alcanzó la condición de pichichi amarillo junto a Sergio Araujo y Rober, los tres con cinco dianas.

Kirian no fue convocado ante el Tenerife el pasado domingo por decisión técnica

decoration

Así pues, en caso de que Ruiz deje su sitio a otro compañero, el que más papeletas tendría para salir en el once mañana sería Kirian Rodríguez en caso de ceñirse a los jugadores que han ocupado esta zona durante el curso y dado el estado físico de Enzo Loiodice, en el dique seco por culpa de la pubalgia que no acaba de liberarle de las molestias.

Otra de las opciones que podría manejar Mel, y teniendo en cuenta que el duelo se juega en el feudo insular, fortín de puntos de la UD y donde más cómodo se encuentra jugando, puede ser la de regresar al 4-1-4-1 para dar cabida a Maikel Mesa, Óscar Clemente o el propio Kirian en la zona central.

Lo que está claro es que Mel tiene un galimatías ante sí para formar la sala de máquinas frente al Lugo. Máxime teniendo también en cuenta que Kirian no fue convocado para jugar el derbi ante el Tenerife el pasado domingo por decisión técnica y de las opciones con las que cuenta el entrenador amarillo es el jugador que más minutos acumula durante la temporada con 1353, aunque tras su última lesión solo suma 52.

Compartir el artículo

stats