Asegurar de forma matemática la categoría, ganarse el pan y recibir la gratificación de la renovación... A falta de estímulos para escapar del sopor, la UD busca brindarle la victoria ante el CD Lugo en el Gran Canaria (20.00 horas, Movistar LaLiga) a su capitán Dani Castellano. El lateral zurdo abandonó el Heliodoro en camilla, con la elástica amarilla ensangrentada y estuvo dos noches hospitalizado por una contusión pulmonar en Tenerife. El balonazo de Moore le deja dos semanas ‘KO’ y fue el único rostro de la UD que salió con cierta dignidad del césped chicharrero. Las tablas del pánico ante el ‘Tete’ dejan a la UD a nueve puntos del playoff de ascenso y ocho sobre el abismo. Y restan 33 en litigio.

El cuadro del novelista Mel se apiadó del eterno rival y habrá que esperar a la próxima visita, con Jonathan Viera, para tumbar a la legión de Suso Santana. A falta de once batallas habrá que ganarse la continuidad. Es el casting de los meritorios. Tras domar a los tres gigantes -Espanyol, RCD Mallorca y Leganés-, Las Palmas contabiliza dos victorias en las últimas nueve jornadas. En esta búsqueda del perdón, Mel mantiene al meta Valles y renuncia a una rotación sin control. Reclama el equilibrio.

Infografía UD Las Palmas - CD Lugo

Infografía UD Las Palmas - CD Lugo

Ocasión de oro para activos castigados con el silencio. En paradero desconocido. Ale Díez, Tomás Cardona o Benito Ramírez deben subirse a la guagua. El defensa extremeño, sustituido en el descanso del UD-Rayo -6 de marzo-, encadena 315 minutos sin cobertura. Lo del central argentino parece visto para sentencia -no se ejecutará la ampliación de cesión- y Benito anhela abrazar su estirpe de rostro franquicia. En idéntica dimensión que Fabio, Maikel, Kirian o Rafa Mujica, señalado por su error en el último clásico canario.

Agujero negro

Las bajas de Javi Castellano, Enzo Loiodice y Rivera, así como la necesidad de dar descanso a Sergio Ruiz -el héroe del derbi del pánico con su golazo a Dani Hernández y que acabó con molestias-, reabre el debate de Fabio para la medular.

La última presencia del sureño aconteció en el desastre de Castalia (4-0) el 27 de febrero. El propio Mel etiquetó la actuación del pivote de Ingenio de “cono” por la falta de mordiente. Van cuatro contiendas (360 minutos) fuera de concurso. Con el RCD Mallorca en el horizonte -domingo, 19.30 horas-, bailan todos los ingredientes para la venganza de la segunda línea. El novelista matizó que “solo pienso a corto plazo”, por lo que Rober, Jesé y algún integrante del plan ‘a’ portarán la antorcha.

Encadenar dos victorias, 70 días después, sella la tarjeta de embarque hacia la salvación. Pero cabe ser más ambiciosos. Triturar la etiqueta de hermanitas de la Caridad y mejorar la 9ª posición de la 19-20 -el primero del poscovid-.

Mel versus Sampedro. Los dos técnicos en activo con más recorrido en la categoría. Computan 816 encuentros en Segunda. Los 376 del estratega amarillo por los 440 del expreparador del Tenerife. El preparador del bloque lucense aún no ha ganado en este curso.

Pisa el Gran Canaria con las bajas de Canella, Carrillo e Iriome y el sancionado Frederico Venancio. Además, el virus FIFA hace estagos y pierden a Sidi El Hacen, Bakary N'Diaye, Marcelo Djaló y el 'Puma' Rodríguez, que se lesionó con el combinado de Panamá.

Recuperar la solidez en el partenón del Gran Canaria es otra tarea pendiente. Han volado 18 puntos del recinto de Siete Palmas. Dos finales en 72 horas para sellar la salvación y pensar en la nueva era.

285 días después de la ‘Pedrina’


La última visita del CD Lugo a Siete Palmas -20 de junio en la disputa de la 34ª jornada de la campaña 2019-20- estuvo marcada por una genialidad del teguestero Pedro González López ‘Pedri’. El ahora futbolista del Barça y de la selección española se fabricó una asistencia a Rubén Castro, en la acción del único tanto del pulso (1-0), que dio la vuelta al país. Tras recibir de Srnic un balón escorado a la derecha, atacando a la portería de la Curva, Pedri pinchó el cuero y se marcó un autopase aéreo ante la presencia de Jaume Grau. Burló a su marca de la forma más hermosa y dejó al Moña listo batir a Cantero. Bautizada como la ‘Pedrina’, la diablura sirvió de aperitivo para el éxtasis que vendría después: 40 partidos con el Barça y debuto con la Roja de Luis Enrique ante Grecia. 285 días después, vuelve el Lugo a la Isla. | P. C.