Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas - CD Lugo: Sin piedad para la salvación (6-1)

La UD se repone del 0-1 inicial para vapulear a un Lugo esperpéntico gracias al 'hat-trick' de Rober y los goles de Aridai, Araujo y Jesé, que se estrena con un penalti. El descenso, a once puntos

Un momento del partido ante el Lugo

Un momento del partido ante el Lugo

No tuvo piedad la UD para acercarse a la salvación. Entendió perfectamente que era el partido ideal para hacerlo, ante un equipo en una racha horrible y sin reacción tras la llegada de su tercer entrenador de la temporada. Por eso Pepe Mel aparcó las rotaciones y con ello lanzó el mensaje de que este era el partido clave. Y le salió bien, pese a que el Lugo se adelantó a las primeras de cambio gracias a un cabezazo de Juanpe con la estimable colaboración, una vez más, de la defensa y el portero. Pero después se repuso, aunque quizá le habría costado más si el empate no hubiera llegado tan sólo ocho minutos después, obra de Jesé, que se saltó el orden de preferencia para transformar un penalti que él mismo había provocado y por fin se desquitó. Luego, todo vino de cara.

Antes de llegar al descanso Las Palmas ya había remontado y encarrilado el choque gracias a los tantos de Rober y Araujo -también acabó con su negación ante el gol- tras culminar jugadas bonitas fruto, sobre todo, del talento de los mejores jugadores amarillos, pero también de las tremendas facilidades que dieron los gallegos. Tras el paso por vestuarios la UD culminó con voracidad su trabajo más cómodo del curso, para el que también tuvo que poner empeño. En un alarde de juego ofensivo ante un Lugo muerto, tuvo ocasiones para marcar seis, pero sólo consiguió la mitad gracias a un doblete de Rober y el fin de fiesta de Aridai, ya en el minuto 90. 6-1 y trabajo hecho por abajo. Ahora, quizá, sea el momento de mirar decididamente y de una vez hacia arriba.

Pepe Mel sólo dio descanso a Pejiño, porque los otros dos cambios con respecto al derbi fueron obligados por las respectivas lesiones de los hermanos Castellano. Benito entró en el lateral izquierdo, Maikel Mesa en el interior y Clemente en el otro. Por lo demás, los mismos hombres y un dibujo 4-1-4-1 que tuvo que corregir al cuarto de hora porque Jesé, explicó después el técnico, estaba muy solo arriba. Tras la vuelta al habitual 4-4-2, con Araujo por la izquierda, Clemente por la derecha y Rober junto a Jesé, la cosa fue mejor. El mensaje, claro: el partido importante era este y no el de pasado mañana frente al Mallorca porque el de ayer significaba dejar el descenso a once puntos de distancia en caso de victoria.

Los jugadores lo entendieron a la perfección, aunque tardaron cinco minutos en hacerlo, el tiempo necesario para que el Lugo se adelantara con un gol que evidenció las carencias de la UD a balón parado. Hugo Rama puso el balón desde el costado izquierdo del ataque gallego en el saque de una falta y Juanpe remató solo en el área pequeña, sin oposición y ante la pasividad general de todo el equipo y de Valles en concreto. Demasiado fácil: cabezazo y gol. 0-1 y a remar contracorriente a las primeras de cambio.

Primer gol de Jesé

Se avecinaba una noche de calvario muy pronto, pero esta vez la lluvia cayó sobre las patatas de Las Palmas. Ais Reig, sentado en la sala VOR, advirtió a Sagués Oscoz de que se había zampado -estaba casi al lado- un pisotón muy claro sobre Jesé, que se había adelantado al defensor a base de velocidad y picardía dentro del área. La rectificación del colegiado significó en consecuencia el primer gol del grancanario desde su regreso. Por delante de él en la lista de tiradores estaban Maikel Mesa y Álvaro Lemos, pero cogió el balón decidido a poner fin a la racha de seis partidos sin marcar. El balón, que fue a la izquierda de Cantero, toco la red para subir el empate al marcador. Bien, porque fue pronto y aparcó el miedo. 

En un nuevo partido, la primera mitad transcurrió sin ocasiones hasta el tramo final, cuando los de Pepe Mel se desmelenaron y aprovecharon la debilidad técnica y anímica de un equipo llamado a sufrir hasta el final y que, además, llegaba con siete bajas a Gran Canaria. Pudo haberse adelantado el Lugo, sin embargo, tras un error monumental de Valles después de que se le escapara el balón tras haberlo agarrado primero a la salida de un córner, pero le salvó que Lemos fuera el primero en recoger el rechace (34’). 

No lo hizo y a partir de ahí fue sobrepasado. En la siguiente jugada Araujo recibió el balón en la frontal y lo puso en profundidad para la llegada de Benito, que entraba como un tiro. Superada toda la defensa con un sólo pase, el aldeano centró raso en busca de Jesé, que remató forzado antes de que Cantero rechazara la pelota y Rober la recogiera para culminar la remontada (35’).

Benito, muy disminuido esta temporada, entendió a la perfección que debía percutir por ahí porque el imberbe Appiah se olvidó de que en el fútbol también hay que defender. El tercero llegó antes del descanso, no sin que antes Rober perdonara tras una gran jugada colectiva. En el saque de esquina resultante, la pelota cayó fuera del área a Sergio Ruiz, que hizo un recorte y vio el demarque perfecto de Araujo para ponérsela y que el argentino pusiera el ‘3’ (47’). Él también acabó con una sequía: la suya duraba ya casi tres meses.

Cómoda segunda parte

Con Jesé y Araujo liberados de su condena, la UD afrontaba la segunda parte en una situación muy cómoda, con dos goles de ventaja y un equipo enfrente al que había dado la puntilla. Las Palmas olió la sangre y no se apiadó. Los últimos 45 minutos fueron un festival de ocasiones de Las Palmas. Sergio Ruiz remató al larguero después de un buen pase atrás de Lemos (50'), Cantero paró un tiro franco de Jesé al primer palo (55') y Rober falló otro gol increíble por culpa de un mal control después de una acción de pillo de Álex Suárez (56').

Pero sí acertó en la siguiente acción, cuando Maikel abrió a la derecha, Jesé puso un balón adelantado que superó a los defensas y al portero para que Rober marcara el cuarto a puerta vacía. Una triangulación perfecta (57’). El Lugo era un juguete roto. Antes de la sacudida final, Lemos, Curbelo, Jesé, Kirian y Sergio Ruiz, a quien el VAR anuló un golazo por un pequeño desliz en una jugada tremenda, pudieron haber aumentado las distancias, pero la UD se guardó los goles para los últimos minutos

 

Ambos, muy cómicos. El primero, en el 88’, fue obra de Rober, que culminó su enorme actuación con un hat-trick después de que Kirian y Aridai se abrieran de piernas para que el balón pudiera pasar y dejarle solo ante Cantero, al que batió por bajo. Octavo gol y más pichichi.

El segundo, en el 90’, lo marcó Aridai. Ruiz vio el latifundio que se abrió entre los centrales del Lugo y le puso la pelota al hueco para que, solo, fusilara al pobre portero. Fue el set de la UD, que no tuvo piedad para casi abrazar la salvación

Ficha técnica

(6): UD Las Palmas: Valles; Lemos (Ale Díez, 61'), Álex Suárez, Curbelo, Benito; Clemente (Fabio, 62'), Sergio Ruiz, Maikel Mesa (Aridai, 72'), Rober; Jesé (Kirian, 82') y Araujo (Espiau, 71').

(1): CD Lugo: Cantero; Campadabal, Pedro, Diego Alende, Luis Ruiz; Xavi Torres (Pita, 57'), Juanpe; Appiah (Gerard Valentín, 57'), Hugo Rama (Luis Castro, 82'), Chris Ramos (Cristian herrera, 57'); y Barreiro (Borja Domínguez, 67').

Goles: 0-1.- (5'): Juanpe; 1-1.- (13'): Jesé, de penalti; 2-1.- (35'): Rober; 3-1.- (47'): Araujo; 4-1.- (57'): Rober; 5-1.- (88'): Rober; 6-1.- (90'): Aridai

Árbitro: Sagués Oscoz (C. Vasco). Amonestó a los locales Lemos y Maikel Mesa, y a los visitantes Luis Ruiz y Pita.

Incidencias: partido correspondiente a la trigesimosegunda jornada de LaLiga SmartBank, disputado en el Estadio de Gran Canaria sin la presencia de público.

Compartir el artículo

stats