Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aythami, pendiente de renovar, listo en tres semanas

El central, operado el pasado 21 de enero del talón de Aquiles, ya tiene un plan de reincorporación paulatina al grupo y podrá acabar el curso

De izquierda a derecha: Athuman, Javi Castellano, Aythami, Loiodice, Jonathan Silva y Rivera, el domingo en el Estadio. | | ANDRÉS CRUZ

De izquierda a derecha: Athuman, Javi Castellano, Aythami, Loiodice, Jonathan Silva y Rivera, el domingo en el Estadio. | | ANDRÉS CRUZ

El capitán ya ve la luz al final del túnel. Su regreso está más cerca. Aythami Artiles se operó de una calcificación en el talón de Aquiles derecho el pasado 21 de enero y si todo transcurre sin sobresaltos estará listo dentro de tres semanas. El jugador se sometió ayer a unas pruebas para evaluar el estado del pie y las sensaciones fueros positivas: ya tiene un plan específico de trabajo y de incorporación paulatina al grupo.

Así pues, el veterano central de la UD, que acaba de cumplir 35 años, podría participar en el último mes de competición –la fase regular de LaLiga SmartBank concluye el fin de semana del 29 y 30 de mayo–, en el que Las Palmas se medirá al Alcorcón, al Zaragoza, al Sporting de Gijón, al Albacete y al Logroñés. Era su objetivo cuando decidió pasar por el quirófano: poder jugar antes de la finalización del campeonato.

El de Arguineguín termina contrato en junio y quiere seguir; la entidad prefiere esperar

decoration

El tratamiento conservador no le funcionó. Aythami comenzó a sufrir molestias en el talón de Aquiles desde la quinta jornada –según la nota que publicó el club el día que se operó–, en Málaga, sin embargo, jugó infiltrado hasta que el pasado 25 de noviembre decidió apartarse. Aquel día, el mismo en que murió Diego Armando Maradona, la UD perdió en casa frente al CD Mirandés (0-2) y el capitán completó los 90 minutos de juego.

Sin éxito

Tomó la determinación de parar porque ya no podía más. El siguiente paso fue comprobar si podía mejorar con un tratamiento conservador y un plan individual, pero le bastó un mes para corroborar que la única manera que había de que se fueran los dolores era operarse.

Lo hizo finalmente el pasado 21 de enero y la entidad amarilla estableció en el parte médico que el periodo de baja iba a ser de “entre tres y cuatro meses”. La UD, incluso, llegó a plantearse la posibilidad de dejarle sin ficha en el mercado de invierno, pero finalmente la recuperación de Aythami estará más cerca del primer supuesto y podrá terminar la temporada.

Esos cuatro o cinco partidos pueden ser, por otro lado, los últimos del central de Arguineguín con la camiseta amarilla de Las Palmas. Acaba de sumar 35 primaveras y termina contrato en el próximo mes de junio. Su renovación, por tanto, es un asunto pendiente. Él quiere continuar al menos un curso más; la UD, por su parte, prefiere esperar.

Cabe recordar que Aythami Artiles regresó por segunda vez al club que le vio nacer como futbolista profesional en enero de 2019, cuando puso fin a su etapa en el Córdoba CF por los graves problemas económicos de la entidad andaluza. Había llegado allí un año antes, en enero de 2018, después de ser descartado por Paco Jémez a su llegada al banquillo de la UD, y días antes, incluso, había participado en la goleada de su equipo de entonces al cuadro dirigido en aquel momento por Paco Herrera.

Al final, volvió en los últimos días del mercado invernal y firmó por lo que quedaba de esa campaña y dos más. La última de ellas es la que acaba a finales de mayo. Hasta el momento ha jugado 239 partidos oficiales con Las Palmas entre todas sus etapas y todas las competiciones, por lo que se trata de uno de los jugadores importantes en la historia del club.

El capitán, que suma 239 partidos oficiales con la UD, no juega desde el 25 de noviembre

decoration

La política de la entidad, sin embargo, va por otro lado. Al menos, por lo expresado públicamente tanto por el presidente Miguel Ángel Ramírez como por el director deportivo Luis Helguera, defensores de un modelo de plantilla joven y con capacidad para crear valor a medio plazo. Aythami, por tanto, se saldría de esos parámetros, pero su renovación, pese a todo, no está descartada por su afinidad con el máximo mandatario y por su liderazgo en la caseta.

Será una cuestión que amabas partes plantarán cuando acabe el curso. De momento, el sureño trabaja incluso en los días de descanso del grupo –ayer, por ejemplo– con la misión de volver cuanto antes. La meta, en tres semanas.

Compartir el artículo

stats