Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD es el tercer conjunto más letal con 39 goles tras 112 tiros

El cuadro de Mel, cuestionado tras no tirar a puerta en el Tartiere, luce un 34,8 % de acierto l> Castellón (40%) y Espanyol (38%), los más precisos del campeonato de plata

José Mel Pérez, máximo responsable técnico de la UD, en un duelo de esta segunda campaña pandémica en el Gran Canaria. | | LP/DLP

José Mel Pérez, máximo responsable técnico de la UD, en un duelo de esta segunda campaña pandémica en el Gran Canaria. | | LP/DLP

El veredicto de los datos. 34 partidos de LaLiga SmartBank, 3.060 minutos, 39 dianas, 260 disparos, 112 a portería y un 34,8% de acierto. El cuadro de José Mel Pérez es el quinto máximo realizador de la categoría y el tercero con mayor grado de precisión de la competición -ver cuadro del margen inferior-. El CD Castellón (40,24%) marcha primero en el ranking de la puntería, seguido del RCD Espanyol (38,15%). La formación periquita es la máxima realizadora (58 tantos), seguida por la UD Almería (49), RCD Mallorca (44) y Rayo Vallecano (41) -luego figuran los amarillos-. El último duelo de la UD, en el Carlos Tartiere (0-0), fue un homenaje al bostezo. El bloque grancanario no tiró a puerta y generó un tsunami de críticas. Ampliando el foco, queda constatado que a nivel ofensivo -tercero más preciso y quinto máximo realizador- se rinde por encima de las posibilidades económicas de la entidad grancanaria. Con un tope salarial de 11,8 millones -el margen de gasto-, la inversión en el primer plantel ronda los cinco ‘kilos’.

Un breve repaso por la dimensión presupuestaria de la zona noble de la tabla confirma que la UD, a nivel ofensivo, se ha colado en el camarote más elitista. RCD Espanyol -líder- maneja un techo de 44,7 millones, por los 18,5 ‘kilos’ del Mallorca o los 27,5 del Almería. El gol vale su peso oro. Lingotes de un galeón prohibido. El conjunto almeríense se lanzó a por Umar Sadiq -costó cerca de diez millones- y contabiliza 15 tantos. En la posición de plata, late Raúl de Tomás -20 goles-. Por el pistolero madrileño, el equipo catalán abonó 20 millones al Rayo en enero del pasado 2020 -para evitar sin remedio la pérdida de categoría-.

Los isleños llevan tres dianas más que las dos últimas campañas en esta 34ª jornada

decoration

En el caso de la UD, puso todo el empeño y las energías en el aterrizaje del italiano Pietro Iemmello. Llegó el 4 de octubre y se fue en enero con cero goles en el campeonato liguero y uno en Copa antel modesto CD Varea riojano.

La gran apuesta de la dirección deportiva milita ahora en el Frosinone y lleva tres dianas en la categoría de plata de Italia. Su periplo en calidad de cedido resultó un fiasco, muy lejos de la dimensión esperada. La inmediata intervención del presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez, permitió disponer de Jesé Rodríguez para la segunda vuelta. Llegó en febrero y lleva un gol de penalti.

El ‘Big Three’ y la nueva era

La implicación y determinación del ‘9‘ de la UD conforma una de las grandes sorpresas. Expulsado ante el Oviedo en el Tartiere -por una dura entrada en la medular-, causa baja este sábado ante la visita del Málaga CF (17.15 horas, Movistar LaLiga). Con el deseo de renovar -su contrato se extingue el 30 de mayo-, desde la zona noble de la entidad sueñan con disponera de Araujo, Jesé y Jonathan Viera para la próxima 2021-22. El genio de La Feria llega en diciembre, tras concluir su periplo en el Beijing.

Un ‘Big Three’ que invita la delirio y haría modificar el objetivo de forma radical. La mera presencia de Viera -53 goles, 190 partidos en sus tres ciclos de amarillo- en el verde es un pasaporte hacia el parque temático de los sueños.

El exdelantero del PSG y Real Madrid Jesé Rodríguez -74 tantos en su carrera, 18 con el gigante merengue- llegó fuera de forma tras permanecer cuatro meses de trabajo en solitario. Perdió seis ‘kilos’ y dejó una asistencia a Araujo ante el Mallorca de película.

La aportación realizadora de la UD se reparte entre la pegada de Rober (8), Araujo (7), Sergio Ruiz (5), Pejiño (4), Álvaro Lemos (3), Edu Espiau (2), Maikel Mesa (2), Aridai Cabrera (2), Enzo Loiodice (1), Clau Mendes (1), Álex Suárez (1), Jesé Rodríguez y Mujica (1) -cabe sumar el autogol de Ortolá en el derbi del pasado noviembre en el Gran Canaria-.

Reseñar la impresionante precisión del timonero cántabro Sergio Ruiz -cedido hasta diciembre por el Charlotte FC de la Major League Soccer- ya que sus cinco tantos se fabrican tras nueve disparos.

Ruiz ha sido una jugada maestra. La gran aportación de Luis Helguera, director deportivo, al maná ofensivo de la UD. En el caso de Rober -venía de Tercera-, este mimbre del Real Betis es una de las grandes revelaciones del curso. Han rendido por encima de las expectativas, producto de la pizarra de Mel. En ese orden planetario, Araujo, reubicado en la banda izquierda, ha sido uno de los grandes damnificados. Caprichos del novelista, que ha tenido que lidiar con una segunda línea carente de nivel competitivo para mirar a las alturas del rascacielos de Segunda -son los casos del citado Pietro, Aridai, Espiau, Clau Mendes...-.

De Pedri a Rubén Castro

Los 39 tantos superan los 36 -en el kilómetro 34- de la pasada edición liguera. Un campeonato en el que contó con los servicios de Rubén Castro (15 tantos) , Pedri (4) o Narváez (7) y con Jonathan Viera hasta diciembre (10). En la 2018-19, con Toni Otero en la dirección deportiva y las alforjas llenas con el fondo de LaLiga para los descendidos de Primera, también se alcanzaron los 36 goles. La relación de francotiradores también era de Armani: Rubén (15), Rafa Mir (7), Araujo (4) y Ruiz de Galarreta (2).

Muy lejos queda la cifra de 55 tantos en la jornada 34 de la campaña del último ascenso a Primerao (2014-15). Como dato curioso, la UD es el pichichi de la tabla de goles anotados fuera del área (9).

A falta de ocho jornadas -24 puntos-, la UD se encuentra a diez puntos de la sexta plaza. El Rayo Vallecano, que ayer sucumbió ante el Mirandés en Vallecas, cuenta con una ventaja de oro. El bloque de Mel está a cuatro unidades de la séptima plaza, que se convierte en la meta volante de este tramo final del curso -para superar la novena de la pasada liga-. Acabar por encima del Tenerife, promocionar activos y la renovación de Mel. El madrileño debe convencer a los ejecutivos de la entidad. Ha cumplido con la meta de la salvación -diez puntos de renta- y viene del partido del orinal. De los bostezos al esprint final por la cordura.

Compartir el artículo

stats