Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sexta plaza más cara en la historia de Segunda

Los 55 puntos del Rayo, que marcan el ‘playoff’, son el techo de la categoría de plata con 22 equipos l> El cuadro de Mel, a 10 de esa marca

Alineación titular de la UD, antes de la disputa de la 33ª jornada, ante el Mallorca en el estadio de Gran Canaria.  | |ANDRÉS CRUZ

Alineación titular de la UD, antes de la disputa de la 33ª jornada, ante el Mallorca en el estadio de Gran Canaria. | |ANDRÉS CRUZ

Un objetivo de extrema dificultad. Misión imposible. Cita con la historia. El más difícil todavía. La UD, a falta de ocho jornadas -le resta medirse mañana al Málaga, Espanyol (24 de abril), SD Ponferradina, AD Alcorcón, Real Zaragoza, Sporting de Gijón, Albacete Balompié y Logroñés-, activa el radar de estímulos. 24 puntos en juego en el casino de plata. Con diez de renta con el abismo, mirar a la sexta plaza es ya una cuestión de fe.

El Rayo Vallecano de Iraola, propietario del puesto que cierra la promoción (55 puntos), luce la puntuación récord de la liga de 22 equipos tras la disputa de 34 jornadas. El doble cinco, desde la temporada 1997-98, curso en el que comenzó la Segunda División de 22 equipos, es el techo histórico. En la pasada campaña, el Girona lucía la citada posición con 49 unidades. De fatal forma, que la UD estaría a solo cinco puntos.

A esa cifra de 55, en los últimos 25 años, solo han llegado el Rayo (2021), Málaga CF (2019), UD Las Palmas (2013) y de nuevo el cuadro grancanario (1999). Cabe recordar que desde la 2010-11 se instauró el formato de la promoción de ascenso con cuatro equipo -desde la 3ª a la sexta plaza-. Tras once ediciones con esta nomenclatura, el Rayo, Málaga y UD -que estaba dirigida por Sergio Lobera en 2013- lucen el récord de 55 puntos en la sexta posición.

El Levante de López Muñiz

El peso económico de la cabeza de LaLiga ha provocado que amasen una cantidad importante de puntos. La dictadura de los transatlánticos. El líder Espanyol ya suma 70 unidades en su casillero, cuando en la pasada campaña, a estas alturas, el Cádiz latía primero con 61. Osasuna (67) - en la 2018-19- y Sporting de Gijón (61) -2017-18- no equiparaban el ritmo competitivo de la formación blanquiazul. Hay que remontarse a la 34ª fecha de la campaña 2016-17, para dar con un líder de plata más eficiente que la formación de Vicente Moreno.

El Levante UD, dirigido por Juan Ramón López Muñiz, con Raúl Fernández en sus filas, gobernaba el 15 de abril de 2017 el planeta de plata con 73 puntos -tres más que el Espanyol de Raúl de Tomás cuatro años después-.

En relación al pedaleo del Rayo Vallecano, ha permanecido durante 27 jornadas en puestos de promoción. Lució el liderato (2ª fecha liguera) y ha ocupado la sexta posición durante 18 jornadas. En relación a la UD, no ha pisado la zona de privilegio y el techo en este campeonato fue la séptima posición tras batir de forma consecutiva al Almería y Castellón. El último episodio liguero con los amarllos en el playoff, y dirigidos por José Mel Pérez, data de diciembre del 2019. Con Jonathan Viera Ramos como emperador, la UD estuvo tres jornadas como sexto -la 11ª, así como la 21ª y 22ª fecha-.

A la UD le ha penalizado su conducta ante el vagón de cola. Ha perdido la cifra de 25 puntos ante los últimos ocho clasificados de la tabla. Reseñar las seis unidades que volaron del casillero grancanario tras el doble pulso ante el Sabadell -3-1 en la Nova Creu Alta y 0-1 en el Gran Canaria-. La formación arlequinada ascendió el pasado verano y marcha penúltima.

Ante el Albacete -último-, Cartagena -antepenúltimo- y Alcorcón -cuarto por la cola- se han esfumado siete puntos. Aún restan los duelos ante el cuadro manchego en el partenón de Siete Palmas y rendir visita a los alfareros. Falta de regularidad, piedad ante los modestos y registro desconcertante de local. El cuadro del novelista Mel ha perdido veinte puntos como anfitrión -Girona, Mirandés, Oviedo y Sabadell se hicieron con el triunfo sin grandes alardes-.

Superar la novena plaza pandémica. La UD finalizó la pasada edición liguera, marcada por el parón de tres meses por el confinamiento, con 57 puntos. La épica reacción -seis victorias en las últimas once jornadas bajo el envoltorio de los protocolos y la lucha contra el virus- del bloque de Mel evitó dramas mayores. Ante del estallido apocalíptico, Las Palmas fue arrollada en El Molinón (4-0) -un 8 de marzo del 2019, el último partido con público de los isleños-.

Mejorar la novena posición está en la mano del conjunto del novelista. La SD Ponferradina marcha octava con 49 puntos, solo cuatro más que la UD. Idéntico guarismo que luce el casillero del Girona de Juanpe, que marcha séptimo.

La carrera con el ‘Tete’

Una obsesión silenciosa. Acabar por encima del eterno rival. Siempre por encima del CD Tenerife. La UD busca encadenar la 11ª temporada -desde la 2010-11- mejor posicionada que el ogro del Teide. En la actualidad, los amarillos son undécimos con 45 puntos, uno más que la formación chicharrera.

En las dos campañas anteriores, con Mel en el banco, Las Palmas aventajó al ‘Tete’ en dos puntos (2020) y cuatro en junio de 2019. Con el último ascenso a Primera del cuadro chicharrero (2009), la UD estuvo a merced de la legión del Teide, para luego resurgir a lo grande con un ascenso y tres años en la máxima categoría. En esta fase temporal, los blanquiazules pasaron por las cloacas de Segunda B.

Compartir el artículo

stats