Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel recoge el guante de Ramírez: “Mi predisposición es absoluta”

El técnico de la UD, a la espera de la llamada del presidente para cerrar la renovación hasta 2022 l> “Mi móvil está operativo”, añade el estratega, el elegido para el ascenso

El técnico de la UD José Mel Pérez -95 duelos de amarillo desde mazo del 2019-, antes del inicio de una sesión de trabajo en el Gran Canaria, el pasado febrero.

El técnico de la UD José Mel Pérez -95 duelos de amarillo desde mazo del 2019-, antes del inicio de una sesión de trabajo en el Gran Canaria, el pasado febrero. La Provincia

La voz del segundo actor principal en el culebrón del banquillo. El arquitecto Mel cuya labor se ha traducido en 19 millones de beneficio para la entidad -con las ventas de Pedri (17 ‘kilos’ cuando el teguestero compute cinco partidos con el FC Barcelona) y la de Josep Martínez (2)-. Fueron promocionados por el novelista, que será el líder espiritual de un proyecto con la meta del ascenso en la 2021-22.

José Mel Pérez recoge el guante del presidente Miguel Ángel Ramírez en la semana de la visita al millonario RCD Espanyol. El estratega, que ha reiterado su elevado grado de interés por estirar su vínculo con el club grancanario hasta junio del 2022, está a la espera de la llamada del principal ejecutivo. “Ya es conocido por todos que mi predisposición es absoluta por llevar las riendas de la UD Las Palmas una temporada más. No me han llamado, espero el ‘telefonazo’ para sentarnos y dialogar”, realzó el técnico a este medio.

Ramírez desveló el pasado martes su intención de ampliar el contrato de Mel y su equipo de trabajo hasta junio de 2022. Un interés que se llevará al papel la próxima semana, según la hoja de ruta del máximo ejecutivo. “Nos citaremos en unos días en la sede social de Pío XII para rubricar el acuerdo sobre su renovación. La salvación es virtual [46 puntos a falta de siete jornadas] y no es preciso esperar al final de temporada”, determinó el máximo dirigente de una entidad, que sigue acumulando noticias en la confección del nuevo proyecto. En el paquete de Mel, vienen Jonathan Viera -regresa en diciembre tras poner fin a su periplo en el Beijing Guoan de la Superliga china- y Jesé Rodríguez.

Mel, Viera y Jesé. Una UD galáctica para mirar a Primera, con la talento de mimbres como Pejiño, Maikel Mesa y Sergio Ruiz -se marcha en diciembre al Charlotte de la Major League de Estados Unidos-. Pendientes del estado físico del capitán Aythami Artiles, le restan dos semanas para regresar a los terrenos tras pasar por el quirófano -operación del tendón de Aquiles-. A sus 35 años, el zaguero de Arguineguín computa 273 duelos en sus tres periplos con la UD tras debutar en Segunda B (2004) y es un símbolo. La chilena de Patalavaca, que brindó a Araujo el tanto del ascenso (2015), convirtió a la UD en una industria que facturó 100 millones en una campaña. Desde los despachos, se aprecia su impronta de general -ejerció de padre de Pedri en sus inicios en la esfera profesional-.

El delantero argentino Sergio Ezequiel Araujo, tres goles en las últimas cuatro jornadas, controla el esférico ayer ante Ale Díez.

Se esperará por el capitán, para analizar de forma milimétrica su estado físico. Las últimas cinco jornadas ejercen de juez sumarísimo. Su vínculo con Mel es de acero. Capitán y entrenador como estandartes de un ciclo de fantasía con el ‘Big Three’ -Jonathan Viera, Jesé y Araujo- como marqueses.

Instalarse en el ‘playoff’

La continuidad de Mel es la jugada maestra de la dirección deportiva -encabezada por Luis Helguera- para luchar por el ascenso en la 2021-22. La sexta plaza es el primer desafío. La última ocasión que los isleños ocuparon plaza de promoción de ascenso se remonta al 12 de enero del 2020. Tras la derrota ante el Real Zaragoza en el Gran Canaria (0-1), la UD descendía a la novena posición. Van 54 jornadas lejos de la zona de privilegio, a las que cabe sumar las siete que restan (lo que elevaría el número de fachas a 61).

464 días fueran de las seis primeras plazas son una eternidad. Se acabó la racanería. Convertirse en el Mallorca de 2019 o en el Elche de la pasada campaña se antoja obligatorio. Ascender desde el ingenio y con galácticos tropicales. El sábado y desde las 17.15 horas, el cuadro isleño visita al líder del tope salarial de los 45,3 millones. La última victoria amarilla en el feudo ‘periquito’ fue en noviembre de 1987 (1-2) en Sarriá.

Los méritos del novelista Mel  

Beneficios: Ventas de Pedri y Josep

  • Con 58 años, José Mel Pérez lleva 781 días en el cargo. Contabiliza 95 partidos con un bagaje de 31 victorias, 32 empates y 32 derrotas. Jugó un rol crucial en la promoción y formación de Pedri, que dejará en este curso 17 millones de beneficio por las cláusulas por paridos de su contrato. Además, Josep fue vendido al Leipzig alemán por 2 ‘kilos’. Ha hecho debutar a 22 jugadores del filial. En la 2019-20 acabó en la 12ª plaza y en la pasada edición liguera, en la novena posición.

Rendimiento: Rober, Pejiño, Ruiz...

  • El extremo y mediapunta del Betis llegó cedido sin recorrido en Segunda -20 años-. Suma ocho tantos y regresará en junio a Heliópolis. Por su parte, Pejiño, tras ser desechado por el Sevilla, completó un inicio de liga de vértigo con la UD. Maneja ofertas de Primera y el club isleño hará caja -dejará algo más de un millón-. Sergio Ruiz, por su parte, recaló cedido por el Charlotte, y es una de las grandes sensaciones. Mel sacó arte y magia a sus piezas. 

Compartir el artículo

stats