Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga SmartBank. 36ª jornada: La crónica

Vacaciones pagadas en Cornellà

El cuadro de Mel se arrastra en el RCDE Stadium con tres tantos del nueve periquito en 22 minutos -Embarba ceierra la cuenta (4-0) -Álvaro Lemos vio la roja en una conducta deplorable -Otra mancha en el escudo -Jesé, el único que se salva de la quema

63

Laliga SmartBank: RCD Espanyol - UD Las Palmas LOF

La verbena de Cornellà. Pasen y vean. Una UD para la reflexión. Vacaciones pagadas en el RCDE Stadium ante el líder de los 72 millones de presupuesto (4-0). Vergüenza y otra mancha en el escudo en esta edición liguera con tintes sadomasoquistas de visitante. Tres tantos de Puado, en trece minutos para el horror - del 9’ al 22’-, liquidaron a un conjunto calamitoso que se arrastró en un escenario de Primera en la gran tarde del ‘9’ periquito. Deserción con mayúsculas a falta de seis jornadas para bajar el telón y 46 puntos en el zurrón -faltan cuatro para sellar la salvación-. La UD se convierte en el cuadro más batido de la categoría (48 puñaladas en 36 jornadas) y deja a la entidad contra las cuerdas. O mantener el plan de renovar a Mel o ponerse en manos de un plantel repleto de minas. Humillante toma de contacto, con un primer acto desastroso, y un mínimo grado de decencia en los rostros de Valles y Jesé. 

Del resto, poco que argumentar en defensa de una caseta pusilánime. Saquen la guadaña. Hay que dar bajas. Álvaro Lemos fue expulsado a los 40 minutos al ver una segunda amarilla evitable en tres dimensiones. La conducta del defensa gallego roza el disparate. El enésimo pecado de un capitán desbordado por el drama de una línea defensiva de cartón. Embarba, de penalti, por una mano de Eric Curbelo, cerró la cuenta al poco de arrancar el segundo acto.

Ayer, no jugó Mel. El novelista arengó al plantel en la mañana del viernes y el acto motivacional se convirtió en el epitafio. Los amarillos, con su once de gala, salieron caminando y fueron humillados. Tras los primeros minutos de contacto, comenzó el baile de la infamia. Sin noticias de una UD carente de espíritu, que completó el primer disparo en el 65 obra de Jesé Rodríguez. La furia del ‘9’ fue lo único provechoso en un festival de desatinos y concesiones kilométricas. Faltó actitud, sangre, honor, dignidad y amor al credo. 

La formación amarilla es una fábrica de disparates. Tras la roja de Lemos, Mel recurrió a Ale Díez para frenar las embestidas de un Espanyol que pudo lograr un tanteador de escándalo -emulando el bochorno de Montilivi en el ciclo del camuflaje de Jémez (6-0)-. 

Las paradas de Valles evitaron una masacre. Con Sergio Araujo ubicado a la izquierda -error del novelista-, la presencia de Rober resultó testimonial. Ante el mejor conjunto de la categoría, Las Palmas fue un títere macabro. Un tiro cruzado de Dimanta (2’) fue solo un aperitivo. Conexión Embarba-Pedrosa-Puado y el tiro de Raúl de Tomás lo desbarata Valles. Embarba cuelga el saque de esquina -desde la derecha- remate sin marca de Raúl de Tomás, paradón de Valles y el rechace lo manda a la red Puado. Cúmulo de patinazos. 

Es imposible defender peor. A los nueve minutos, tras dos disparos y tres saques de esquina, el Espanyol ya gobernaba el marcador. En el 14’’, maravilla de Puado -que deja en evidencia a Álvaro Lemos y a Sergio Ruiz- y el envío desde la izquierda de Pedrosa lo aprovecha el punta barcelonés para hacer el 2-0. El lateral recogió un pase interior exquisito. Juego de salón, atacantes de vértigo y una zaga que no está a la altura del escenario profesional. De vacaciones. 

Doce penaltis en contra 

Por si fuera poco, todavía se podía caer más bajo. El pozo de Cornellà. Bare le entregó el cuero a Gil. El golpeo milimétrico, de una banda a otra, lo pinchó Puado. Burla de forma plácida la marca de Álex Suárez y Álvaro Lemos. Con su pierna derecha, logra el tercero para liquidar el pulso en el 22’. En los tres fotogramas, se hizo evidente la falta de agresividad. 

Llegó la respuesta con sendos remates de Araujo y Ruiz. Había que subir al jardín de Diego López. Con lo que nadie contaba, tras las tres pifias de Puado, era que Álvaro Lemos se autoexpulsó de una forma deshonrosa. Una durísima entrada a Raúl de Tomás (32’) y un pisotón a Pedrosa (40’) le pusieron en la grada. Van nueve amarillas y otras seis que equivalen a tres rojas. La tercera expulsión del Vinny Samways gallego. Con los tres tantos blanquizales y la roja de Lemos, se ponía fin a 41 minutos de pesadilla ante el deleite ‘periquito’.Vikingos ante soldaditos de plomo.  Mel activó el plan ‘alarma roja’. Saltó Ale Díez por un Clemente desacertado. La zona de generación de juego, resultó un caos. Al descanso y cabreo de Jesé. Voló de todo.

En la caseta, el exjugador del Madrid y PSG lució su compromiso. La última gota de orgullo. Javi Castellano suplió a Rober, que fue triturado por la zaga catalana. Con el cambio de dibujo para sostener al Espanyol -Javi, Ruiz y Maikel Mesa en la medular-, un disparo de Embarba se estrelló en el brazo de Eric Curbelo. Moreno Aragón decretó saque de esquina y modificó el dictamen gracias al VAR. El 12º penalti contra la UD. El propio Adrián Embarba fusiló a Valles en el tanto 48 en contra tras 3.240 minutos. Otra condena. La velocidad y la precisión espanyolista fue brutal. Raúl de Tomás se quedó sin marcar. Ver para creer. Recital de paradas de Valles y una cabalgada de Jesé que mereció ser pena máxima. 

Kirian, Fabio y Espiau tuvieron la difícil papeleta de recuperar la dignidad extraviada. Melendo, Lozano y De Tomás pudieron ampliar la renta ‘periquita’. En Montilivi ante el Girona -2018 con el sonrojante (6-0)- hubo que aplicar jabón Lagarto por el escudo. Lo de Cornellà deja a varios a empleados sin coartadas. Estaban en el verde viendo volar a la legión de Embarba y Puado. Para ponerse colorados y abrir expedientes. Y si se cree en Mel, urge renovarlo.

Ficha técnica: 

RCD Espanyol: Diego López; Óscar Gil, Cabrera, Calero (Lluís López, 46'), Pedrosa; Puado (Nico, 59'),  Darder, Bare (Lozano, 68'), Embarba (Vargas, 77'); Raúl de Tomás y Dimata (Melendo, 59').  

UD Las Palmas: Álvaro Valles (Ale Díez, 43'); Álvaro Lemos, Álex Suárez, Eric Curbelo, Benito Ramírez; Sergio Ruiz (Fabio, 58'), Maikel Mesa (Kirian, 57'); Óscar Clemente, Rober (Javi Castellano, 46'), 

Sergio Araujo (Edu Espiau, 62'); Jesé Rodríguez.  

Goles: 1-0, min. 9: Puado. 2-0, min. 14: Puado. 3-0, min. 22: Puado. 4-0, min. 49: Embarba -penalti-.  

Árbitro: Álvaro Moreno Aragón (C. Madrileño). Expulsó a Álvaro Lemos (40') -por doble amarilla, la primera fue en el minuto 32-. Además, amonestó a Eric Curbelo, Calero y a Dimata. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador del Juvenil de la UD, Luis Ojeda Suárez, que falleció ayer en Gran Canaria.

Incidencias: 36ª jornada de LaLiga SmartBank en el RCDE Stadium, a puerta cerrada. 

Compartir el artículo

stats