Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel zanja el culebrón: «No hablo de la renovación»

El preparador desecha cualquier distracción y se centra en batir a la ‘Ponfe’ | «Fue un error hablar del futuro», añade

José Mel Pérez, ayer, durante el entrenamiento en Barranco Seco.  | | LP/DLP

José Mel Pérez, ayer, durante el entrenamiento en Barranco Seco. | | LP/DLP

El novelista más melancólico. Solo ante el peligro. José Mel Pérez cortó de raíz cualquier pregunta sobre su renovación. Un tema que ha dejado de inquietarle. Su única obsesión es batir mañana a la SD Ponferradina para conquistar los 49 puntos -Gran Canaria, 19.30 horas, Movistar LaLiga-.

«El lunes mantuvimos una conversación en la caseta con los jugadores, repasamos las cosas que hicimos mal ante el Espanyol. Imagina cuánto duró la reunión si sacamos los puntos negativos. Somos profesionales de este trabajo para lo bueno y para lo malo. Eso debe quedar claro. Lo que a mí respecta, sé que estoy al frente de una entidad importante en el fútbol español y se me exigen una serie de circunstancias que se tienen que dar. Tengo que mirar hacia adelante y corregir fallos. En Cornellá lo hicimos todo mal desde el principio [cayeron 4-0] y de nada valió todo lo que queríamos cambiar. Nos superaron en todo de forma clara. Veo normal que me sienta señalado, tengo que revertir esa situación con la UD y ganar el domingo».

Insiste que lo mejor para el futuro de la UD es dejar de hablar de la renovación. «Es un debate que tenía que haber cortado hace tiempo. Nos hemos equivocado. Es una distracción incontestable con un equipo que no ha conseguido su objetivo. Si algo me caracteriza es la sinceridad y nunca oculto nada. Debemos de cortar este debate, hacerlo y de forma urgente. Tenemos un partido muy importante; mañana recibimos a un equipo que se juega muchas cosas al igual que nosotros. Este debate se debe acortar y no lo voy a tratar, no me aporta nada y nos distraemos».

Atentos a la pizarra

Mel elogia el juego incisivo de la Ponferradina y la mano de su técnico Bolo. Avisa que habrá cambios para el duelo ante la Deportiva -como son la presencia de Tomás Cardona y Fabio-. «Hacen las cosas bien y están por encima nuestro en la tabla. En la primera vuelta fue muy parejo [empate sin goles en El Toralín], pero tienen virtudes como el balón parado y con futbolistas de un nivel sobresaliente. Hacen las cosas con sencillez y resultados, que es lo que prima en el fútbol profesional. Por nuestra parte, habrá cambios».

Desecha que haya sido un despiste soñar con el playoff de ascenso. «Me da bronca como dicen los argentinos. Tenemos que competir cada domingo y el objetivo los marcan los clubes. Hemos empezado a hablar de cosas del año que viene demasiado pronto [como la vuelta de Jonathan Viera o la renovación de Jesé Rodríguez ] eso no nos beneficia. Creo que la culpa es nuestra, del cuerpo técnico y futbolistas. Lo de fuera no nos debe afectar. Nunca. Debemos tener la conciencia centrada en lo inmediato. La competición la debemos marcar en rojo y quizá no hemos estado demasiado atentos a lo realmente importante: que es el día a día».

Analiza de forma más profunda las modificaciones tras la debacle en Cornellà. «Cuando hay un partido que no nos deja satisfechos hay que darle una vuelta a todo. Hay futbolistas que necesitan la opción de ayudar y reivindicarse. Tendrán su momento. Habrá cambios seguro. En cuanto al sistema iremos retocando cosas, no creo que deba afectar. El equipo sabe manejarse en diferentes sistemas, pero en cuanto a nombres, habrá cambios ante la ‘Ponfe».

Sobre las muestras de apoyo de las diferentes encuestas en los medios de comunicación, recalca que lo importante acontece en el verde. Se muestra partidario de abrir las puertas del Gran Canaria. «Es una etapa muy extraña para todos los profesionales. Así como en todos los órdenes de la vida. Muchos aspectos ha perjudicado a los equipos, al devenir de la competición y está matando a este deporte. Cuanto antes vuelvan mejor [los fieles]. Al no estar el público en la grada no palpamos muchas de las cosas de sumo interés de esta profesión. Si es en septiembre bienvenido sea, eso significará que la cosa estará mucho mejor y después del verano no ha empeorado».

Bendice los elogios del vestuario, pero si «se ve en el campo». «Fabio para mí siempre ha sido importante. La aparición de Fabio y de Kirian era aire fresco para la entidad y el equipo. Pero son ellos los que tienen que dar un paso adelante. No es nada nuevo, están para eso. Apretar y competir. Ellos tienen que dar un paso adelante y gritar el ‘aquí estoy yo».

Compartir el artículo

stats