Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sopor, sacrificio y salvación en el partido de la UD Las Palmas ante el Alcorcón

La UD Las Palmas alcanza los 50 puntos que teóricamente le garantizan la permanencia tras empatar sin goles (0-0) en Alcorcón | El juego lento y las pocas ocasiones caracterizan el choque | Rober se rompe y se despide de la UD

16

Partido AD Alcorcón - UD Las Palmas (8/05/2021) LOF

Nada de lo que pasó en Santo Domingo quedará para el recuerdo, ni siquiera el hecho de que la UD Las Palmas sellara casi definitivamente su permanencia en la categoría. No hubo goles (0-0), el partido transcurrió durante muchos momentos entre el tedio y el sopor, Rober se rompió y Las Palmas sumó un nuevo partido sin ganar en el campo de la AD Alcorcón. Pero como también añadió en su casillero el punto con el que alcanza las 50 unidades necesarias para la salvación, según la convicción general, al menos hay algo que el cuadro amarillo -azul en el extrarradio de Madrid- puede llevarse de vuelta a Gran Canaria: la satisfacción del objetivo cumplido.

Lo consiguió a lo largo de la temporada y lo firmó esta noche con el mismo sello con el que ha transitado por el campeonato durante la mayor parte del tiempo, porque cabe recordar que también ha dejado muchos cantes, y que no es otro que el del esfuerzo, la solidaridad y el respaldo a un técnico que logró crear un equipo con mimbres poco conocidos en muchos casos y de escaso nivel en otros. Pero también con buenos jugadores. El alcance de la meta no se produjo de la manera más brillante y vistosa, pero da igual. En Segunda División importa más el qué que el cómo, el fondo que la forma.

La UD Las Palmas tiró de seriedad como elemento de base para conseguir el punto definitivo y sumó un nuevo partido sin encajar, aunque Valles tuvo que actuar unas cuantas veces. En el lado contrario tiró hasta nueve veces a puerta, seis de ellas entre palos, y si no marcó un gol fue porque los delanteros amarillos no estuvieron atinados. Resultó extraño, porque en medio del adormecimiento que caracterizó la globalidad del encuentro las dos porterías fueron protagonistas. Sin juego coral alguno, ambos equipos lograron de alguna manera ponerse en situación de haberse adelantado en el marcador, pero imperó la ceguera.

Apostó Pepe Mel por el mismo equipo que una semana atrás había ganado a la SD Ponferradina (2-0), o sea, con Ale Díez, Cardona y Fabio, las novedades anteriores que cuajaron una buena actuación, y con Kirian, tan fuera del partido que tuvo que ser sustituido al descanso, por el lesionado Maikel Mesa. Tardó en entrar en el choque la UD, porque hasta el minuto 22 no se asomó por el área de Dani Jiménez. La llegada del grancanario Dani Ojeda, un peligro por el lado derecho de la defensa canaria durante todo el primer tiempo, nada más comenzar el partido hizo presagiar que iba a ser un duelo en el que tocaría sufrir mucho, pero ese disparo de Rober desde fuera del árera con la derecha, a las manos del portero, confirmó que Las Palmas había acudido a Santo Domingo.

Pero pagó un peaje muy alto por esa advertencia: el extremeño se lesionó en la parte de atrás del muslo izquierdo. Su gesto de dolor y la cojera con la que salió del terreno de juego no atisban buenas noticias para el jugador, que probablemente haya cerrado su participación en la UD -está cedido por el Real Betis- con ese tiro. Antes de que le sustituyera nadie Ale Díez estuvo a punto de marcar con un lanzamiento de falta escorado que el meta desvió a córner. Justo después entró Álvaro Lemos para actuar como extremo.

Por ese entonces los de azul llevaban ya un tiempo sin recibir la amenaza del Alcorcón, replegado tras haber iniciado mejor la contienda. Pasada la media hora Álvaro Valles tuvo que intervenir por primera vez para detener un chut de Xisco desde el área pequeña tras un rechace. El sevillano tuvo la suerte de que el balón fue a donde estaba él. Más tarde, al filo del descanso, realizó un esfuerzo mayor para rechazar con los pies un disparo de Laure, que acababa de recibir un pase extraordinario de Dani Ojeda con el tacón desde la esquina.

Entre ambas intervenciones Jesé recordó por un momento al que había sido en el Real Madrid cuando dribló a tres jugadores, llegó a la frontal y tiró, pero sin fuerza. Llegó con más aire en la última acción del primer periodo, pero no le sirvió para poner la pelota entre los palos. El partido se iba al descanso con la sensación de que los dos equipos, al menos por las veces que habían chutado, podrían haber sumado algún gol. En medio de un juego tedioso generalizado, al menos habían llegado a la portería contraria.

Cambio táctico de Mel

La apertura del segundo acto trajo consigo un cambio táctico de Pepe Mel que produjo un efecto dominó: Kirian se quedó en el vestuario y Clemente entró en el extremo derecho, Lemos bajó al lateral, Ale Díez se cambió de lado y Benito subió al extremo izquierdo. El movimiento tenía lógica, pero no mejoró al equipo, aunque tampoco lo empeoró. El partido era malo y nada más. En los primeros 20 minutos no quedó registrada ni una sola acción de peligro y el tiempo habría sido mayor si Valles no hubiera tenido que actuar para impedir que un balón perdido tras un centro malo acabara dentro de su portería.

Y de repente, mientras transcurría la tarde adormecida, apareció Sergio Araujo por primera vez en todo el partido para despertar a todos de un plumazo. Fue en una jugada rápido, con pocos toques. Fabio le dio el balón a Sergio Ruiz y este avanzó y se lo puso a Araujo, que con un buen control en la frontal se abrió hueca para lanzar a puerta. Por la claridad del tiro, sin nadie que interfiriera entre él y Dani Jiménez, puede considerarse que el hecho de que mandara la pelota a la derecha de la meta fue un fallo (71').

El fogonazo del 'Chino' dio paso a unos buenos minutos de Las Palmas ante un Alcorcón dominado por los agobios clasificatorios, agarrotado en los pases e impotente por no encontrar huecos en la defensa bien plantada de la UD. Sólo tres minutos después una buena galopada de Ale Díez, que completó otra buena actuación, esta vez en ambos laterales, continuó con un centro que acabó en un disparo de Clemente que repelió Dani Jiménez (74'). Y luego, Pejiño, que acababa de entrar por Benito, arrancó por la izquierda, sin duda el lado más débil de los alfareros, y chutó cruzado por la zurda para que el meta, una vez más, dejara en nada la acción (81').

Se olía el gol de la UD, que sin forzar demasiado encontraba los caminos fácilmente. Sólo inquietó el Alcorcón con un arreón de orgullo de Marc Gual, que primero tiró desde la frontal para que Valles parara de dos veces (87') y luego volvió a intentarlo desde dentro del área, pero con un lanzamiento desviado. El esfuerzo final de los locales por conseguir una victoria que le insuflara más aire dejó espacios para una contra de la UD que nunca llegó.

Ficha técnica:

(0) AD Alcorcón: Dani Jiménez; Víctor García, David Fernández, José León, Laure; Hugo Fraile, Nwakali, Aguilera, Dani Ojeda (Samuel Sosa, 79'); Juanma (Marc Gual, 59') y Xisco (Barbero, 79').

(0) UD Las Palmas: Valles, Ale Díez, Curbelo, Álex Suárez, Benito (Pejiño, 75'); Rober (Lemos, 26'), Fabio, Sergio Ruiz, Kirian (Clemente, 46'); Jesé (Aridai, 84') y Araujo.

Árbitro: Iglesias Villanueva (C. Gallego). Amonestó a los locales Juanma y José León, y a los visitantes Kirian y Curbelo.

Incidencias: partido correspondiente a la trigesimoctava jornada de LaLiga SmartBank, disputado en el Estadio Municipal Santo Domingo sin la presencia de público.

Compartir el artículo

stats