Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matemática para el futuro

La UD recibe al Zaragoza (20.00 horas, ‘Gol’) en busca de un resultado que le garantice la permanencia y le impulse a aclarar la continuidad de Mel en el banquillo | Cardona es duda

Jesé Rodríguez

Jesé Rodríguez La Provincia

A la UD Las Palmas sólo le valen las matemáticas. Aplicadas a su destino, se traducen en aquéllas que certifican su permanencia 100% en la Segunda División la próxima temporada. No le bastó con abrazar la salvación virtual hace más de un mes, cuando goleó al CD Lugo (6-1) –nadie con su posición y sus puntos había descendido en las diez temporadas anteriores con el formato actual–, ni tampoco con alcanzar los 50 puntos que, según la convicción popular, le garantizan la continuidad en la categoría: a los dirigentes de la UD sólo les valen las certezas para planear el futuro.

Puede que necesite los tres puntos, uno o ninguno en el choque de hoy (20.00 horas, Gol) frente al Real Zaragoza en el Estadio de Gran Canaria, en función del resto de resultados de la jornada. Da igual: mientras no haya salvación matemática, cuestión altamente probable que se consume este fin de semana, el presidente Miguel Ángel Ramírez no se sentará a negociar con Pepe Mel para su continuidad al frente de una proyecto más ambicioso.

Los acontecimientos de los últimos días, unidos al talante más calmado, confiado y comprensivo de Pepe Mel en su comparecencia previa al encuentro, apuntan en la dirección de la renovación, esa que a principios de semana parecía más lejana. El entorno más cercano de Mel lo ve igual: la percepción es que el club, dubitativo en los último meses, ha optado por que siga al frente del equipo.

Será, en todo caso, una cuestión que se resolverá próximamente, sobre todo si la UD logra la victoria o al menos un empate ante el cuadro maño, que llega a la Isla con tres puntos más que el equipo que marca la zona roja –el Logroñés, que suma 41–. El último que se jugaba algo y apareció por Siete Palmas se llevó una bofetada. Fue la Ponferradina, hace 15 días, cuando enterró sus opciones de entrar en el playoff tras caer por 2-0 ante un equipo que sólo se jugaba el orgullo, que no es poco.

Sin Rober

Limpió su imagen la UD y se colocó a falta de un punto del objetivo, ese que logró el sábado pasado en Alcorcón. Pero no valió a los jefes para aclarar el porvenir. La nueva meta está fijada en las 57 unidades, las mismas del curso anterior, por aquello de marcarse retos, aunque valgan para poco. Para ello necesita sumar siete de nueve y hoy se juegan los tres primeros.

Infografía UD Las Palmas - Real Zaragoza La Provincia

Pepe Mel pierde para la causa a Rober González, cuya rotura muscular es menos grave de lo que parecía, pero le impedirá igualmente participar en las últimas tres jornadas. Tampoco podrá contar con el sancionado Eric Curbelo, cuya plaza en el centro de la defensa será ocupada por Álex Suárez, que acompañará a Tomás Cardona siempre y cuando el argentino confirme este mediodía que sus molestias no le impedirán jugar.

Lemos, Pejiño y Clemente

Por lo que probó el técnico durante la semana, Lemos y Ale Díez ocuparían los laterales –tal y como terminó en Alcorcón–, por lo que Benito sería el sacrificado. Fabio y Sergio Ruiz son fijos en el doble pivote, al igual que Jesé y Araujo en la punta del ataque. En las bandas, el madrileño también tiene pensado cambiar: Pejiño entraría por Rober y Clemente por Kirian con respecto al último partido.

Son los nombres que habrán de dar la cara por su entrenador y por el escudo. Aythami, Maikel Mesa y Javi Castellano se apuntarán para la cita del jueves en Gijón, si la evolución de sus respectivas dolencias transcurre con normalidad. Dani, después de un mes y medio, volvió a la lista, pero es improbable que juegue.

Enfrente, el Zaragoza llega sin el atacante Álex Alegría, pero con el examarillo Narváez, el hombre más utilizado. Necesita ganar, pero tendrá como rival a una UD que necesita la matemática urgente para aclarar su futuro.

Compartir el artículo

stats