Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga SmartBank. 41ª jornada

La UD Las Palmas gobierna en la rareza

Las Palmas despide la temporada en casa con una victoria frente al descendido Albacete (3-2) | Araujo, con dos tantos, y Jesé, los goleadores | Tana y Mvondo acortan distancias gracias a sendos regalos

52

LaLIga SmartBank: UD Las Palmas - Albacete Andrés Cruz

Todo parecía extraño. El partido entre la UD y el Albacete caía en lunes. Era, además, el único de los que empezaban a la misma hora en el que no había algo en juego, con un equipo en tierra de nadie y el otro descendido, y encima Las Palmas atacaba durante la primera parte hacia donde no lo había hecho últimamente, a la Grada Curva. Lo de la falta de público, además, no por habitual deja de ser raro igualmente. Y en ese contexto Las Palmas fue mejor ante el Albacete, al menos lo suficiente como para conseguir una victoria (3-2) en su última aparición en casa este curso después de dominar en juego y ocasiones, mostrarse letal en el área rival y ser consistente en la propia, pero también de cometer dos fallos graves que metieron a los manchegos en el choque y le complicaron el triunfo. Ninguna extrañeza en ese caso.

Sí la hubo en cuanto a la contundencia amarilla en ataque, porque Araujo metió dos goles, uno en cada parte, y Jesé otro, al filo del descanso, para poner en ventaja a lo isleños ante un 'Alba' que puso mucho empeño pero poca eficacia. Los pases de Aridai y Sergio Ruiz, respectivamente, fueron sublimes. Una mal despeje de Curbelo regaló al examarillo Tana el gol que no celebró y que dio vida a los suyos. El argentino, que sumó su undécimo tanto y vio la quinta tarjeta amarilla por quitarse la camiseta en su segundo, devolvió las cosas a su lugar con otro derechazo, pero un nuevo error, esta vez de Aythami, permitió el tanto de Mvondo y la aparición del suspense. Por fortuna para la UD, sólo quedaba el descuento.

Anunció Pepe Mel que haría cambios en el equipo titular y los hizo. También en el sistema, que pasó del 4-4-2 al 4-2-3-1. En los nombres fueron seis. Álex Domínguez regresó a la portería por el lesionado Valles; Lemos, Aythami, que no jugaba desde el 25 de noviembre por culpa de una lesión tortuosa, y Benito entraron en la defensa; Diego Guti, futbolista del filial que debutó el jueves pasado en Gijón, lo hizo en el puesto de pivote; y Maikel, ya recuperado, en uno de los interiores. Sólo repitieron Curbelo, Sergio Ruiz, Aridai, Jesé y Araujo, los dos últimos, intocables para el madrileño. Ni contra el colista y ya descendido hubo opción para Rafa Mujica o Edu Espiau desde el inicio.

Y los dos se encargaron de dar la razón al técnico. Uno lo hizo bien pronto, el 'Chino', que partía en principio por la izquierda pero con toda la libertad para irse hacia el centro. Le bastaron nueve minutos para lanzar un desmarque a toda velocidad que Aridai, muy fino en el tramo final del curso, vio a la perfección. De nada habría servido su buena visión si no le hubiera puesto un pase perfecto entre el central y el lateral derecho para dejarle solo. Lo demás fue cosa del argentino: control, un par de toques para avanzar y derechazo espectacular arriba cuando parecía que se le echaba encima otro defensor. Era el décimo de Araujo, que al contrario que en El Molinón, ya había acertado.

Todo lo que vino después fue un ejercicio de buenas intenciones del Albacete, pero sin concreción en ocasiones, y una especie de abuso de la UD, que desde que aceleraba un poco encontraba espacios en la débil defensa manchega. Sólo un disparo de falta del lateral Caballo con la zurda inquietó algo a Álex Domínguez, que tuvo que volar para atrapar la pelota (21'). Quizá aún se pregunte por qué una convocatoria con la sub 21 primero le quitó la titularidad y luego le privó de entrar en la lista para disputar la fase final del Europeo de la categoría.

Las Palmas se sabía muy dominadora del choque cuando Maikel Mesa, con un tiro muy lejano que Bernabé despejó con lo puños, protagonizó la jugada previa al gol del otro fijo en la delantera, Jesé, que por fin con el balón en movimiento. La acción letal surgió de otro pase extraordinario, esta vez de Sergio Ruiz, también desde campo propio, a la carrera del grancanario. El central Gorosito se había quedado hundido y rompía el fuera de juego, por lo que todo pasó a depender de la capacidad ejecutora del 'nueve' en su cara a cara con el portero. Fue perfecta: control con la derecha y disparo con la izquierda, con el interior, abajo -Bernabé pudo haber hecho mucho más por que la pelota no se colara por su palo-. El beso que dio al cántabro por su asistencia lo dijo todo.

El 2-0, obtenido sin esfuerzos excesivos, y con una letalidad arriba tremenda, al contrario que en la cita ante el Sporting, avecinaba una segunda parte plácida, llena de espacios en los que poder aumentar una goleada a la que todo el mundo querría unirse. Después de varios intentos del Albacete por acortar las distancias en el marcador, tan llenos de actitud como de imprecisión, Jesé metió un buen pase interior dentro del área a Aridai que el extremo desaprovechó por preferir regalarle el gol a Araujo a marcarlo él (58').

El cuadro manchego sólo podía meterse de nuevo en el partido si Las Palmas cometía un error. Era la sensación y así lo plagió la realidad. En una incursión por la derecha de Benito, el balón viajó hacia el centro del área sin tener como destino un jugador que vistiera de blanco. De hecho, fue a parar al pie derecho de Curbelo, que despejó fatal y regaló el balón a Tana para que el examarillo, en clara ventaja ante Álex Domínguez, cruzara la pelota y marcara el 2-1 (66'). No lo celebró.

El guion, sin embargo, no cambió. El dominio volvió a ser de Las Palmas, que justo acababa de hacer su primer cambio: Kirian por Jesé. Producto de su clarividencia en ataque en la noche del lunes, los isleños crearon más peligro sobre la portería de Bernabé. El meta pudo detener un buen tiro de Araujo desde dentro del área tras otro gran pase de Aridai (71'), pero el siguiente derecha del Chino fue imparable: tiro cruzado después de un robo de Kirian a pelota a la red (75').

Mel ya tenía diseñados tres cambios antes del gol, sólo que los ejecutó después. Entraron Espiau y Mujica por Araujo y Aridai, arriba, y Athuman por Curbelo, abajo. Quería dar minutos a los menos habituales, en definitiva. Quedaba un cuarto de hora y el duelo sólo se complicó para Las Palmas cuando Aythami, correcto hasta entonces, cometió un error que permitió a Mvondo, el mediocentro, colarse entre él y Athuman para encarar a Domínguez, regatearle y marcar a placer el 3-2.

Antes, dos cabezazos había anunciado las intenciones manchegas. No podía ganar cómodamente la UD. Espiau pudo haber logrado el cuarto en un contraataque, pero en su cara a cara con el meta falló. Si no hubiera sido egoísta, Mujica seguramente habría marcado.

Ficha técnica

(3) UD Las Palmas: Álex Domínguez; Lemos, Curbelo (Athuman, 79'), Aythami, Benito; Aridai (Rafa Mujica, 76'), Diego Guti (Ale Díez, 76'), Sergio Ruiz, Maikel Mesa; Jesé (Kirian, 64') y Araujo (Espiau, 76').

(2) Albacete Balompié: Bernabé; Carlos Isaac, Javi Jiménez, Gorosito, Caballo; Dani Torres, Mvondo; Benito, Manu Fuster (Diamanka, 67'), Tana; y Ortuño (Zozulya, 68').

Goles: 1-0.- (9'): Araujo; 2-0.- (41'): Jesé; 2-1.- (66'): Tana; 3-1.- (75'): Araujo; 3-2.- (89'): Mvondo.

Árbitro: Milla Alvendiz (C. Andaluz). Amonestó a los locales Curbelo, Araujo, Benito y Espiau, y al visitante Zozuya.

Incidencias: Partido correspondiente a la penúltima jornada de LaLiga SmartBank, disputado en el Estadio de Gran Canaria sin la presencia de público.  

Compartir el artículo

stats