Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hora del avance tras dos cursos iguales

La UD copia el noveno puesto y el número de triunfos: 14 | Suma un punto menos: 56

Pepe Mel, sobre el césped de Barranco Seco hace una semana. | | LP/DLP

Dos temporadas casi idénticas y una venidera en la que la UD Las Palmas habrá de dar al menos un paso más para que su afición, tan desapegada del equipo en los últimos tiempos, no termine de dar la espantada definitiva. Como mínimo debe avanzar, tal y como ha pedido Pepe Mel y ha garantizado el propio Miguel Ángel Ramírez en algunas de sus comparecencias, en el objetivo, tan fijado en la permanencia a lo largo de toda la campaña que cualquier derrota bochornosa llegó a asumirse como normal.

El balance final de los cursos 2019-20 y 2020-21 arrojan números muy parecidos y alguno de ellos hasta coincide. Por ejemplo, el más importante, el del puesto tras la disputa de 42 jornadas: el noveno. El cuadro amarillo, por tanto, ha quedado dos veces a tres escalones de disputar el playoff, sin embargo, nunca dio la sensación de poder entrar entre los seis primeros; sólo se acercó gracias a la suma de puntos en los últimos encuentros.

Lo que sí refleja la clasificación, más allá de que Las Palmas haya repetido su posición, es que el campeonato estuvo mucho más igualada la temporada pasada que esta. Si bien en la presente la UD sumó un punto menos –56– que la anterior –57–, quedó más lejos de la promoción, pero también de la zona roja. En la 19-20 finalizó a cinco del playoff y a seis del descenso; en la 20-21, a 11 de arriba y a 10 de abajo.

Victorias

Así pues, los puntos finales son casi iguales y el noveno puesto es idéntico, como también el número de victorias: 14. Sin embargo, la gran mayoría se produjeron en el Estadio de Gran Canaria, por lo que la UD volvió a flaquear lejos de la Isla, su mal endémico. Fuera de casa sólo pudo ganar al Mallorca (0-1), al Fuenlabrada (1-2) y al Logroñés (0-1) –en la última jornada–, mientras que en Siete Palmas se impuso a Almería (2-0), Castellón (2-1), Logroñés (2-1), Tenerife (1-0), Sporting (3-2), Espanyol (1-0), Leganés (2-1), Cartagena (2-0), Lugo (6-1), Ponferradina (2-0) y Albacete (3-2) .

La única diferencia entre esta campaña y la anterior en el balance de victorias empates y derrotas es que en la que acaba de terminar recientemente los amarillos obtuvieron una igualada menos –13– y una caída más –14–.

En cuanto a los goles, tampoco hubo mucha diferencia en los referidos a favor, ya que si bien Las Palmas marcó menos tantos, sólo fueron tres, es decir, que pasó de 49 a 46. En la 2019-20 los máximos artilleros fueron Rubén Castro, Jonathan Viera y Juanjo Narváez, mientras que en la 2020-21 Sergio Araujo y Rober González asumieron el protagonismo de cara a la portería contraria.

En los goles en contra, sin embargo, el cambio fue radical, ya que la UD concluyó el último campeonato con 53 encajados, sólo uno menos que el Castellón. Se trata de un lastre demasiado grande como para pensar que los amarillos, con ese registro puedan optar a alcanzar el playoff.

Por otro lado, en los primeros 14 partidos de Mel en el banquillo, desde marzo de 2019, el balance fue de cuatro victorias, cuatro empates y seis derrotas, con 16 goles a favor y 20 en contra. Le siguieron dos curso iguales y ahora, en el 21-22, toca avanzar.

Compartir el artículo

stats