Adiós telemático para un amarillo con 274 partidos. Hasta siempre Káiser. Aythami Artiles Oliva, eterno capitán en los últimos tres años en la formación amarilla, escenifica el adiós del último gran capo del vestuario. Mando, jerarquía, personalidad y un contrato que se agota el 30 de junio y no procedió la ampliación. El presidente Miguel Ángel Ramirez reconocía que se trata de una situación especial y como tal estuvo sobre la mesa la continuidad hasta el último segundo. Entra en esta categoría de despedidas de los Valerón, David García, Marcos Márquez o Víctor Afonso. Se da la anécdota que Aythami fue la primera venta de Miguel Ángel Ramírez, que traspasó al central de Arguineguín al Deportivo de La Coruña en 2007. Luego regresó en 2013 para apuntalar un proyecto que acabó en Primera.

El último paso por el quirófano -talón de Aquiles- le dejó KO durante seis meses. Jugó ante el Albacete y entra en la operación salida junto a los gemelos Castellano, Rivera, De la Bella...En enero del 2018 ya dejó la UD para formar parte del Córdoba y sellar una permanencia milagrosa. Ahora de nuevo, tres años después, Helguera le abre la puerta en un caso traumático. En la formación de Pedri, el Káiser dejó un frase para la posteridad. "No he visto nada igual". El tiempo le daría la razón. El propio Mel salió en defensa de la influencia del capitán. "Es un grandísimo profesional". Los 35 años le han penalizado y le han privado de su 12ª campaña de amarillo en tres ciclos.