Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Mel Pérez Entrenador de la UD Las Palmas

Pepe Mel: «Sé que me mirarán con lupa; pero ya subí con tres Ferraris»

«Sé que me mirarán con lupa; pero ya subí con tres Ferraris»

«Sé que me mirarán con lupa; pero ya subí con tres Ferraris»

El presidente de la entidad amarilla Miguel Ángel Ramírez confirmaba su continuidad el pasado viernes en el banquillo y reconocía el salto exponencial sobre el nuevo reto. Mirar a Primera. ¿Sensaciones?

En primer lugar, una felicidad extrema. El hecho de encadenar tres años en un mismo club conforma un enorme grado de complejidad. No es fácil. Seamos realistas. El hecho de estar tanto tiempo en un mismo equipo provoca que existan opiniones y dictámenes opuestos a mi forma de concebir el fútbol. Y lo entiendo. Se asume con naturalidad. No les puedo gustar a todos. Luego están los bailes y los cambios de opinión productos del devenir de una temporada. Para mí llega uno de los retos más hermosos de mi carrera. Me siento un canario más. Es especial y un orgullo poder encauzar este desafío de dar un paso más al frente como dijo el ‘presi’.

¿Por encima del salto en el termómetro de la ambición, qué alicientes laten en la 21-22?

Ver a mi afición, trabajamos para ellos. Esto es un espectáculo. No sabe en qué medida añoro a la afición ‘pío pío’ de Las Palmas. Caliente, entendida, sensorial pasional...Ha sido muy extraño arrancar sonrisas y puntos sin percibir en primera instancia su alegría. Además, dispongo de la confianza acérrima del presidente Miguel Ángel Ramírez, que fue el que me llamó en 2019. Para mí eso vale oro. Es un tesoro. Con la impresionante labor de Luis Helguera, podemos hacer cosas grandes. Sé que me brindarán las mejores herramientas para trasladar al verde nuestra idea. Solo le aporto un dato, las tres veces que me dieron un Ferrari [dos con el Real Betis a Primera y una con el Rayo Vallecano hacia la Segunda]; en las tres ascendí. Sé que van a mirar con lupa pero me estimulan los retos. ¿Mi validez? Habla la historia, por lo demás tengo un aprecio a esa tierra increíble. Les debo todo.

Repite que tiene una corte de detractores. ¿Quiénes son?

Es algo lógico, forma parte de la cultura de esta profesión. Querrán ver a gente nueva, y entiendo que existan voces de la entidad que no están de acuerdo con mi manera de ver el fútbol. Además, hay una serie de intereses creados. El ‘presi’ mantiene su fe en mí, y eso me vale. Siento su apoyo desde el primer segundo. Eso va a misa. Lo demás, no cuenta. Hay que trabajar duro para colmar el objetivo.

Percibe que ahora fiscalizarán más sus decisiones y resultados tras el anuncio de Ramírez de sellar cuanto antes la salvación y luego mirar a la promoción. ¿Le gusta la presión?

Sí, la presión aumenta. Pero me atrae, vamos a poner las mejores piezas en el césped. Pero no es un cometido de Mel. Las metas se conquistan con el aporte máximo de cada unas de las partes implicada: afición, club, jugadores y dirigentes. Hay que ponerse las pilas, entiendo el cambio de objetivo. Me parece estimulante y lo veo como algo lógico. Esto es la UD Las Palmas, pero estamos en junio, faltan coordenadas por plasmar. Pero no me escondo, adoro las barreras imposibles y los retos. Ya subí con el Betis y acabamos en Liga Europa con niños.

Ya están fichados Veiga y Ferigra y se han consumado las renovaciones de Álex Suárez y Raúl Fernández. ¿Qué peso ha tenido en estas decisiones?

Conozco que hay que fortalecer el centro de la defensa y de igual manera el centro del campo, de eso no hay dudas. Me parece muy acertado la decisión de renovar a Raúl Fernández, si se concibe el ascenso como meta: hay que estar listos para todo. De lo demás, estamos pendientes de diferentes reuniones técnicas. Ya veremos.

Álvaro Valles se postula como el portero que debe abandonar la disciplina amarilla por su cartel y así genera dividendos. ¿Qué opina sobre el movimiento para desatascar el arco?

En tiempos de mercado, todo puede acontecer. No conviene precipitarse en estas semanas que serán muy frenéticas. Estamos sujetos a avatares y situaciones que no podemos controlar. Todo cambiará de forma sustancial con el paso de los días...Nunca sabes lo que puede pasar. Cada modificación late al minuto y más ante la reducción salarial. Ponernos aquí a establecer conjeturas, en este minuto, no es productivo. Confío plenamente en el trabajo de Helguera. Es un profesional íntegro.

¿Qué veredicto ofreció ante la salida de Aythami Artiles? ¿La ve positiva para el futuro?

Poco he podido influir en esa decisión, por no decir nada. Es un futbolista ejemplar, un ejemplo para la caseta y conmigo siempre ha jugado. Entre todos buscamos lo mejor para el equipo, pero en ese aspecto de sumar, es el número uno. Hay que estar muy agradecido a toda la labor del capitán. Pero yo renové después, y poco puedo decir sobre su salida.

¿En su diccionario figura el término ascenso?

Lo dice mi carrera, llevé al Betis a Europa con mi equipo lleno de niños. Las tres ocasiones que me reclamaron subir sí o sí, lo logré y por lo demás sobras más comentarios. Adoro la ambición, estamos en plena sintonía por reunir un plantel de quilates. Desde el consenso, estamos en la fase de elaboración. Conscientes de la exigencia y de la exigencia.

¿Y de Viera qué dice?

En mi equipo quiero a los mejores. Jonathan Viera es un grandísimo jugador, con unas condiciones determinantes. Somos conscientes de su situación contractual y veremos. ¿Qué si quiero a Viera? A Jonathan y a los mejores.

Cuenta con Jesé...

Llegó algo perdido, pero cabe reseñar su esfuerzo. Pocos ven el gol como ese jugador. Otro mimbre de enorme potencial.

Pedri, el referente de la Roja. Y usted lo sacó del vivero...

Debe mejorar de cara a gol, pero no tiene techo. Lo veo y es el mismo chico que vino a Barranco Seco. Personifica la inteligencia y esa toma de decisiones tan sorprendente. Un diez como persona.

De Guti a García. ¿Qué opina de la lluvia de ‘platanitos’?

Ilustran la apuesta descarada de la UD por su núcleo formativo. Con Ale García [sube del División de Honor] tenía la duda de Pedri. Pero ya le digo que son el futuro, aquí está el legado de éxito.

Compartir el artículo

stats