Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El adiós de Rivera: once partidos y mil problemas

El mediocentro, que llegó en 2018 de la mano de Otero, apura su salida al Sporting | Pasó por un ERTE, cesiones y lesiones

Christian Rivera golpea el esférico en Barranco Seco. Detrás, Álex Suárez.

Christian Rivera golpea el esférico en Barranco Seco. Detrás, Álex Suárez.

El último rostro de la política del despilfarro. 1.043 días y once partidos con la UD. La huella de un activo que pasó de puntillas. El centrocampista gijonés Christian Rivera Hernández fichó por la UD Las Palmas el 1 de agosto de 2018, cuando el club isleño, dirigido por Manolo Jiménez, realizaba la pretemporada en el Centro Nacional de Fútbol St George’s Park -el cuartel general de la selección inglesa en la localidad de Burton upon Trent-. Con el segundo mayor tope salarial (19,2 millones) y la obligada misión de ascender, el paso de Rivera no ha respondido a las expectativas y sale por la puerta falsa.

El pasado viernes, el presidente de la entidad Miguel Ángel Ramírez anunció la inclusión de Rivera en el grupo de rescindidos -con un coste de 2,5 millones y en el que también figuran Alberto de la Bella o los gemelos Javi y Dani Castellano-. Desde Gijón, ya dan por cerrada la incorporación del mediocentro organizador al conjunto de David Gallego. Incluso ya vería con buenos ojos las nuevas condiciones de contractuales «a la baja».

En Gijón dan por cerrada su llegada con una rebaja salarial al 50% de su ficha en la Isla

decoration

A la falta de un trámite burocrático, desde la UD hablan en pasado de un activo que militó a préstamo en la SD Huesca y CD Leganés -en la máxima categoría-,así como en las filas del Girona FC. Tres operaciones que permitieron aligerar la elevada ficha del jugador formado en las categorías inferiores del Sporting de Gijón y el Atlético de Madrid.

El coste por temporada superaba el millón de euros. Un escenario inasumible tras la dramática caída de ingresos. La entidad incluyó el pasado septiembre a Rivera en el ERTE y lo retiró en menos de 24 horas. En el tramo final de esta campaña, también fue sonada la disputa legal entre el timonero y el club isleño por la última reducción salarial. De vacaciones en Cádiz, la salida del centrocampista escenifica el final del ciclo del ‘oterismo ilustrado’. Lluvia de millones y adquisiciones (19), de las que solo quedan con ficha federativa, tres años después, el lateral Álvaro Lemos, el meta Raúl Fernández y el tinerfeño Maikel Mesa.

De Rafa Mir a Pekhart

En esa relación de 19 contrataciones a golpe de talonario, aterrizaron en Gran Canaria rostros contrastados como el ‘Moña’ Rubén Castro (30 tantos en dos campañas) y activos que cuajaron luego en Primera como David Timor, Juan Cala, Rafa Mir o Fidel Chaves. En el caso del mediocentro del Getafe, Bordalás lo ha reclamado para el Valencia CF.

Otros como Ruiz de Galarreta subieron con el Mallorca hace unas semanas, un curso después de dejar de la Isla. Sin embargo, las altas de Pekhart, Nauzet Pérez, Sacko, Blum, Deivid, Srnic o el propio Rivera estuvieron muy por debajo del nivel esperado.

En marzo jugó su último duelo y se esfumó por una lesión en la espalda sin parte médico

decoration

Luego Otero jugó un rol capital para desinflar la nómina salarial. Con el adiós de Rivera, a falta de oficializarse la rescisión, la UD sepulta la política del dispendio. Unai Veiga y Erick Ferigra ilustran el cambio. Del pedigrí a las apuestas. El nuevo orden.

No se cobra por Josep


Josep Martínez, meta del Leipzig alemán y exportero de la UD Las Palmas, se convirtió ayer en internacional absoluto con España en el duelo ante Lituania en el estadio Municipal de Butarque (Leganés). El guardameta valenciano saltó en el minuto 68 por Álvaro Fernández. Josep sumó un total de 30 duelos con la UD, tras despuntar en Las Palmas Atlético y recibir la alternativa con Mel ante el Lugo. Luego fue traspasado al Leipzig por 2,5 millones. En el contrato con el conjunto teutón, no se recoge la cláusula de cobro por la internacionalidad absoluta, como sí aconteció con Pedro González ‘Pedri’. El Barça abonó un millón de euros a la UD por la primera citación del teguestero con la Roja, que aconteció en marzo ante Grecia. | P. C.

Compartir el artículo

stats