Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las renovaciones, paradas

Las negociaciones para la continuidad de Eric Curbelo, Jesé, Edu Espiau y Rafa Mujica están en punto muerto, aunque la entidad confía en poder culminar al menos tres más adelante

El amarillo Eric Curbelo, que termina su contrato el próximo 30 de junio, perseguido por Melendo, del Espanyol, en la temporada recién terminada. |

La renovaciones pendientes en la UD Las Palmas, o al menos las que el presidente Miguel Ángel Ramírez aseguró que el club quería acometer, se encuentran en punto muerto. Hace una semana del anuncio y no ha habido avances en la continuidad de Jesé Rodríguez, Eric Curbelo, Edu Espiau y Rafa Mujica, aunque en la entidad amarilla confían en que la mayoría de las negociaciones puedan llegar a buen puerto. Pero por ahora están paradas.

Los futbolistas se encuentran en sus primeros días de vacaciones y fuentes del club aseguran que no esperan que se produzcan avances próximamente. Aunque tampoco hay prisa. El mercado de fichajes está muy parado y los movimientos de entradas y salidas, una vez concretadas las operaciones que estaban cerradas desde hacía algún tiempo, tardarán en concretarse.

Al poco de terminar el campeonato la UD dio a conocer las incorporaciones de Unai Veiga –procede de la Real Sociedad B y firma por tres temporadas– y de Erick Ferigra –viene del Torino y ficha por tres cursos–, además de las renovaciones de Raúl Fernández –dos temporadas–, Álex Suárez –tres–, Fabio González –una– y Álex Domínguez –tres–. El club también informó de que Aythami, los hermanos Castellano, Rivera, Athuman y De la Bella no seguían en la plantilla, pues la dirección deportiva consideraba que su ciclo había terminado pese a que la decisión cuesta unos 2,5 millones.

Concretadas esas operaciones, ahora el principal frente abierto de la UD son los nuevos contratos de Jesé, Curbelo, Espiau y Mujica. Cada uno de ellos representa un caso distinto, si bien la intención del club, expresada a través de su propio presidente, es que todos ellos continúen, por extraño que parezca que la apuesta para la próxima temporada sea la de mantener a los mismos delanteros.

En cuanto a Eric Curbelo, el asunto viene de atrás, ya que el central rechazó la primera oferta de la UD por considerarla demasiado baja para ser un futbolista que ha terminado por ser un fijo para Pepe Mel. De momento la negociación está parada y en principio ambas partes llegarán a un entendimiento, toda vez que el satauteño tampoco tiene opciones mucho mejores sobre la mesa.

Jesé Rodríguez, por su parte, se lo piensa. El dinero no es un factor determinante para su continuidad, pues sabe que la entidad isleña no puede llegar a las cantidades que le ofrecen en otros sitios, fundamentalmente del extranjero. Lo que más importa al grancanario es que el club diseñe un proyecto ganador que no aspire únicamente a lograr la permanencia.

Al igual que Jonathan Viera, el atacante quiere intentar conseguir el ascenso y para ello considera que debe haber un equipo más competitivo, algo que, por otra parte, es una incógnita hasta que no se cierre el mercado –finales de agosto–, ya con el campeonato 2021-22 comenzado.

El caso de Edu Espiau es parecido al de Curbelo. El club le ha ofrecido una renovación por una cantidad cercana o igual al mínimo establecido por LaLiga y no la ha aceptado en primera instancia. En los últimos días, varias informaciones han apuntado el interés de algunos equipos en ficharle, pero lo cierto es que el delantero aún pertenece a la UD hasta el día 30.

En cuanto a Rafa Mujica, la entidad ni siquiera se ha puesto en contacto con el Leeds United para ampliar la cesión, lo que da muestra de que no hay tiene prisa alguna por decidirse sobre la nómina de delanteros que habrá de incluir el plantel. Queda un mundo, y de momento las renovaciones que faltan están paradas.

Compartir el artículo

stats