Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Araujo lamenta su adiós de la UD «por la puerta de atrás»

El club amarillo vende al delantero argentino por 1,4 millones de euros al AEK Atenas, de los que recibirá un total de casi 1,2 al tener que ceder el 20% al Boca Juniors

Sergio Araujo señala su nombre estampado en la camiseta del AEK Atenas durante su presentación de ayer en el estadio del conjunto de la capital griega, todavía en reformas. | | AEK ATENAS

Sergio Araujo señala su nombre estampado en la camiseta del AEK Atenas durante su presentación de ayer en el estadio del conjunto de la capital griega, todavía en reformas. | | AEK ATENAS

La relación formada por la Unión Deportiva Las Palmas, Sergio Ezequiel Araujo, el AEK de Atenas y Boca Juniors llegó a buen puerto en cuanto a lo económico. Ayer a primera hora de la mañana, el club amarillo oficializó la venta del delantero argentino al conjunto heleno por 1.462.500 millones de euros, de los que el 20% irá destinado a la escuadra bonaerense. Por lo tanto, la UD recibe un montante total de 1.170.000 euros.

El matrimonio entre Araujo y Las Palmas llegó al divorcio definitivo entre tantos tiras y aflojas en la relación de ambos. El amor odio entre el argentino y la entidad amarilla ha resultado en cuatro despedidas del Chino rumbo a la capital griega para firmar un contrato por tres cursos con opción a otro. Las tres primeras salidas en forma de cesión, la última, para decir un adiós definitivo.

Aun así, si las tres anteriores había surgido en tiempos convulsos entre el de Buenos Aires y la UD, la venta de ahora llega con la afición del lado del jugador y con el propio delantero con ganas de permanecer en el club. Ayer, después de hacerse público el traspaso entre las dos entidades, Araujo compartió un comunicado de despedida en el que dejó entrever su malestar por las formas en las que abandona la Isla.

“Hola afición. Ha llegado el momento de despedirnos. Ojalá hubiera sido en el campo, junto a ustedes, a lo grande, y no por la puerta de atrás, pero las circunstancias han sido distintas”. Con esas palabras arrancó el comunicado el ariete sudamericano. “Por la puerta de atrás”, esclarecedora la reflexión del último 10 de la UD, quien esperaba un adiós acorde a su trayectoria en la institución amarilla. El héroe del 21-J, el goleador del último ascenso a Primera, abandona el barco empujado por la pasarela de estribor.

¿Toque a la presidencia?

Si bien la guinda del pastel por su marcha la lanzó en el siguiente párrafo del comunicado. Sin pelos en la lengua, o más bien en su teclado, Araujo agradeció en letras mayúsculas a la afición, compañeros de ahora y del pasado que compartieron vestuario en el Gran Canaria, utilleros, cocineros, fisios, al doctor, a los entrenadores y en especial a Pepe Mel quien “volvió a sacar” lo mejor de él, salvo al presidente, a quien incluyó en minúsculas entre una marabunta de letras altas.

De esta forma, la separación de bienes entre las dos partes implicadas (más allá del Boca y el AEK) se concretaron sin que Araujo pusiera pegas al traspaso. Su intención siempre fue la de ponerse a disposición del club. Si la UD consideraba que podía llevar a cabo una buena operación. Ramírez, hace apenas una semana afirmaba que la operación se llevaría a cabo teniendo en cuenta que: “Si ganamos económicamente pero perdemos deportivamente; tenemos que ver qué posibilidades tenemos de sustituir al Chino Araujo por un jugador que te cueste menos dinero y por tanto la jugada te pueda salir mejor”.

Tanto la cantidad del traspaso, como la liberación de la ficha del Chino, permitirá tal y como dijo el pasado jueves el presidente de la entidad insular, Miguel Ángel Ramírez: «fichar al Messi canario en diciembre». Un movimiento que se ejecuta ahora, compone las piezas en el tablero refortaleciendo las arcas del club para aumentar la exigencia deportiva con el plan de traspasos que la dirección deportiva tiene que ejecutar tanto en las próximas semanas como en el mercado de invierno y así intentar formalizar el jaque mate en la jornada 42 de la próxima temporada.

Así pues, con la salida de Araujo, la Unión Deportiva pierde a su máximo artillero de la pasada temporada, cuando el argentino alcanzó los 11 tantos en 29 partidos ligueros, demostrando que había regresado su mejor versión tras unas temporadas erráticas que le mantuvieron alejado de la disciplina insular con continuas cesiones al que ahora será su club propietario, el AEK de Atenas.

Héroe en Grecia

En la ciudad helena el Chino es considerado un auténtico héroe y en la memoria del aficionado ateniense perdura el recuerdo del delantero que perforó las mallas rivales en 11 ocasiones en 23 partidos de Liga y les llevó al alzar el título liguero en la temporada 2017-18 cuando coincidió con los también ex amarillos Marko Livaja, Hélder Lópes y Manolo Jiménez.

En aquella época el equipo que viste de amarillo y negro compitió en la UEFA Europa League y permitió al argentino jugar en estadios del calado de San Siro, cuando se midieron al Milan, o también enfrentarse al Dinamo de Kiev. Una participación que el AEK pretende repetir en la presente campaña, en la que su camino en el segundo torneo continental arranca el jueves 22 con la primera eliminatoria previa ante el Velez Mostar de Bosnia (la vuelta se jugará una semana después en Atenas). Eso sí, por mucho Europa, Araujo lo tiene claro: «Les debo ser de Primera».

Compartir el artículo

stats