Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas

Raúl Fernández destaca y ya es el favorito para ser titular

El vasco actúa con seguridad y sin miedo en sus primeros partidos tras más de dos años sin jugar por lesión v Valles falla en el gol del Sevilla v Álex Domínguez aún no ha jugado

El portero Raúl Fernández atrapa el balón ante la presencia de su compañero Maikel y del sevillista Ocampos.

El portero Raúl Fernández atrapa el balón ante la presencia de su compañero Maikel y del sevillista Ocampos.

Cuando en el minuto 84 del partido que enfrentó a la UD Las Palmas con el RCD Espanyol el pasado miércoles en Marbella Raúl Fernández realizó una gran parada que evitó el empate del rival, en ese instante el portero sintió una liberación. Acumulaba ya dos años y tres meses sin jugar, y aunque aquel no era un encuentro oficial, lo sintió como uno de los más importantes de su vida, porque significaba su renacimiento para el fútbol.

Esa acción sólo fue una anécdota, aunque llena de mérito, porque lo más importante ya lo había hecho. Ayer, unos kilómetros más hacia el sur, en la frontera con Gibraltar, salió de inicio y completó una buena actuación. Y sumó otros 45 minutos sin encajar un gol, aunque no tuvo que intervenir demasiado por el buen hacer defensivo de la UD ante el Sevilla en La Línea de la Concepción (Cádiz). Más allá de que los partidos de pretemporada valgan para poco a nivel de resultados, para el vizcaíno sí significa mucho.

Porque él mismo comprobó que todavía puede jugar al fútbol después de que tal aseveración fuera una incógnita hasta hace unos días. Pero también el entrenador, que ya lo tiene como favorito para ser el guardameta titular en el inicio del campeonato el próximo 15 de agosto en casa ante el Real Valladolid (21.00 horas).

Pepe Mel destacó la actuación del vasco en la segunda parte del choque ante el Espanyol, incluida su parada salvadora con la pierna izquierda en el mano a mano ante Wu Lei, e incluso reveló que el meta había llorado en el vestuario: fueron las lágrimas de emoción, muy personales, del que no sabía si podría volver a jugar.

El fallo

Ayer, a la conclusión del partido contra el conjunto hispalense, comentó que el gol del Sevilla había sido por un error de la UD, y aunque no quiso especificar de quién, quizá se refería a Álvaro Valles, que tardó un mundo en lanzarse a su izquierda y no evitó que el tiro claramente parable de Johansson terminara en gol. Más allá de la posible alusión al sevillano, la idea del técnico es que, si Raúl Fernández está bien, debe ser el guardián amarillo el próximo curso.

De momento el de Bilbao parte como favorito y así lo entiende el cuerpo técnico de la UD, que aguarda la salida de Valles o de Álex Domínguez este verano –en forma de cesión– porque no quiere ocupar tres fichas con porteros que, además, han sido titulares en diferentes etapas.

El único que no ha participado de momento es Álex Domínguez, pero porque se sumó más tarde al trabajo después de haber dado positivo por covid-19, lo que le impidió, por otra parte, acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio. Él o Valles saldrá del equipo. En todo caso, está previsto que el catalán juegue sus primeros minutos contra el próximo lunes en la cita con el Wolverhampton (9.30 horas).

Raúl, por su parte, está llamada a recuperar el sitio que perdió aquel lejano 19 de abril de 2019. Tras años de operaciones, trabajo y mucho sufrimiento, el vasco ha vuelto y se ha mostrado seguro y sin miedo en sus dos primeras apariciones. Y ya recupera el ‘1’.

Compartir el artículo

stats