Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Helguera Director deportivo de la UD Las Palmas

Luis Helguera: «Es clave que la juventud se sostenga con veteranía»

Luis Helguera, director deportivo de la UD Las Palmas, junto a la guagua del equipo en la Península entes de abandonar Marbella, ayer. | | LP/DLP

Luis Helguera, director deportivo de la UD Las Palmas, junto a la guagua del equipo en la Península entes de abandonar Marbella, ayer. | | LP/DLP

Luis Helguera (Ferrol, 1976) cumple su segunda pretemporada como director deportivo de la UD Las Palmas. Llegó al cargo en febrero de 2019 y desde entonces acometió la tarea de rejuvenecer la plantilla y liberarla de cargas económicas. Lo logró, y ahora confía en que el nuevo proyecto ilusione y permita al equipo luchar por el ascenso. 

Concluyen nueve días de concentración en Marbella en los que ha estado a pie de campo, pegado al grupo. ¿Qué balance general hace?

Este año entendíamos que era muy importante una pretemporada donde pudiésemos estar 24 horas juntos para que el equipo creara sinergias, porque el año pasado fue complicado por el covid. El balance es positivo por todo esto, porque se han juntado y se conocen más y mejor. La mayor parte del equipo está aquí. Falta alguna cosa, pero el 80 o 90% ya está. Han hecho mucha carga de trabajo y han competido contra equipos importantes, que también era una asignatura pendiente. Estamos contentos.

A casi todo el mundo le ha sorprendido la entereza con la que la UD ha competido contra equipos de Primera División. ¿A usted también?

Las pretemporadas son eso, pretemporadas. Yo creo que es importante que se creen buenas sintonías, que el equipo genere mecanismos y que entienda lo que quiere su entrenador. Se han sacado buenos resultados porque los chicos trabajan muy bien en el día a día, y eso es fundamental. No creo en el domingo a domingo, creo en el día a día, porque al final lo que hay que hacer es prepararse para tener argumentos en los partidos. Y eso es lo que están haciendo: se están preparando bien y el cuerpo técnico está muy metido.

¿Hay demasiada euforia?

Yo estoy encantado con los resultados y con que la gente se ilusione. Además, tenemos que hacer que se ilusione y no debemos parar eso porque genera ilusión en nosotros también, pero la realidad del día a día es otra cosa.

Se ha hablado mucho de la palabra exigencia de cara a la próxima temporada. ¿La dirección deportiva será más exigente consigo misma?

Esa palabra nace del presidente –Miguel Ángel Ramírez–. Él entiende que tenemos que subir el listón de la exigencia y todo es una pirámide. Él aprieta a la dirección deportiva, la dirección deportiva al cuerpo técnico y el cuerpo técnico a los jugadores. Esto es así. A mí me parece que es acertado y, además, creo que esa exigencia va enfocada más al día a día que a los domingos, en cuidarse, entregarse... Hay que elevar el listón porque el fútbol de hoy lo demanda. Es un fútbol muy físico, de mucha velocidad, de muchas transiciones, y hay que estar atentos al mínimo detalle. Eso es la exigencia.

¿Creen que con un delantero referencia, un mediocentro defensivo y un central más, la plantilla tiene capacidad para llegar al menos al sexto puesto?

Lo que entendemos la dirección deportiva y el cuerpo técnico es que hay que dar variantes al equipo y eso conlleva tener velocidad arriba, pero también una referencia. Es importante que el cuerpo técnico tenga la posibilidad de escoger perfiles diferentes, y yo creo que un delantero un poco más referencia lo necesitamos, porque en determinados momentos o campos lo vamos a necesitar. También quedan algunas operaciones más que esperemos que se hagan lo antes posible para que se adapten.

¿Ya tienen al mediocentro y al central?

Hay varias operaciones en curso. Tenemos un abanico y de él saldrán las posiciones. No le puedo asegurar las posiciones. Lo explico. Este mercado está siendo muy diferente a los demás porque los equipos están excedidos tanto de jugadores como de masa salarial. Entonces, van a pasar cosas los últimos días. Nosotros estamos bien, tenemos el bloque y habrá alguna incorporación, pero tenemos que estar en el mercado hasta el último momento porque habrá salidas en equipos de Primera División.

Me sorprenden un par de cosas. Por ejemplo, que no haya un lateral izquierdo puro en la plantilla profesional. ¿Tiene tan claro que esa posición no necesita ningún refuerzo?

Yo creo que la posición en la que más gente tenemos es la de lateral izquierdo, es mi forma de verlo. Está Benito, que entendemos que es lateral izquierdo y además es muy importante. Tendrá su momento seguramente en categorías superiores. Y luego tenemos a Sergi Cardona, que para mí es muy buen lateral, y también a Isaac. Entonces, ahí tenemos a tres jugadores. No tenemos ningún problema y estamos muy tranquilos. Además de esos tres, el entrenador podría contar de manera excepcional con Eric Curbelo y con Ale Díez.

La otra, que haya apostado este año por algún jugador veterano cuando la política del club era la de rejuvenecer el plantel y crear valor. ¿Entendió que la plantilla necesitaba más futbolistas con experiencia?

Todos sabemos que es clave que toda esta juventud se sostenga con un poco de veteranía. Es lógico. En algunas circunstancias se puede fichar y en otras no. No somos el club más rico de la categoría y tenemos que adaptarnos. Hemos fichado a un par de jugadores un poco más mayores para aguantar a toda esta juventud. Creemos en ellos, pero todo lleva un proceso. La continuidad en el rendimiento te lo da la edad y eso nos penalizó el año pasado.

De todos los fichajes, ¿cuál le ilusiona más? ¿Quizá Peñaranda, por ver si relanza su carrera en la UD?

Peñaranda es un jugador ya conocido, sabemos de su potencial. Estoy ilusionado con todos. Creo que se han adaptado muy bien y el grupo les ha absorbido muy bien. Y también estoy muy ilusionado con la gente que viene de abajo. Tengo contacto diario con Tonono –Manuel Rodríguez, jefe de captación y formación– y la verdad que todos, sin exclusión, incluso Simón, Yeray y Joel –iniciaron la pretemporada pero no viajaron–, se están comportando y están compitiendo muy bien.

¿Por qué tardaron tanto en renovar a Pepe Mel?

Me parece que fue un proceso natural. Ya pasó el primer año. Él lo entendió porque así lo dijo además. Yo con Pepe tengo contacto continuo día a día y el presidente también. No hay ningún problema. Se renovó, se creyó, se buscó en el mercado como es lógico, valoramos opciones y entendimos que era Pepe sin discusión. Además, fue unánime. Se decidió así y creo que hemos acertado. Confiamos en Pepe y yo creo que él siente esa confianza.

¿Por qué cuesta tanto pronunciar las palabras ascenso o playoff? ¿No corren el riesgo de caer en el conformismo?

Entre el día de hoy y el playoff o el ascenso hay muchos meses, partidos, entre’namientos... Para sustentar estas palabras lo que hay que hacer es sacar puntos. Evidentemente no renunciamos a nada. El listón de la exigencia se ha alzado porque así lo demanda el presidente y así tiene que ser. Yo no creo en los objetivos. El día a día y el trabajo nos llevarán lo más arriba posible.

Compartir el artículo

stats