Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas

Premio a la gestión amarilla

La UD es el quinto equipo de Segunda que más cobra de la inyección millonaria de CVC con 37,5 millones | Supera a cuatro de Primera por su política de austeridad y control de gasto

Miguel Ángel Ramírez saluda a Omenuke Mfulu, el último fichaje de la UD.

Miguel Ángel Ramírez saluda a Omenuke Mfulu, el último fichaje de la UD.

El trozo del pastel que recibe la UD Las Palmas de la inyección económica del fondo CVC deja a la entidad isleña como unos los grandes beneficiados. Con 37,5 millones, el club isleño figura en la posición 21ª de los 41 conjuntos de Primera y Segunda -se elimina el filial Sanse al forma parte del engranaje administrativo de la Real Sociedad-. La inyección de 2.600 millones a LaLiga para adquirir el 11,3% de la cuota de negocio, por CVC, deja 267 kilos de diferencia entre el FC Barcelona, el líder, y el colista, el recién ascendido Amorebieta.

El gigante culé es el primer posicionado con 269, 7 millones, seguido por el Real Madrid (260). Atlético de Madrid (218,7), Valencia (131,2), Sevilla (128,8), Athletic Club de Bilbao (114,3), Villarreal (107,4), Betis (97,2) y Espanyol (89,7) figuran en la parte noble.

La UD aparece en la 21ª posición y por delante de cuatro conjuntos de Primera como el Rayo Vallecano (31,6), Elche (24,3), Cádiz CF (19,4) y Mallorca (19,4). Además, la entidad que preside Miguel Ángel Ramírez es la quinta de la categoría de plata que más percibe de la inyección de CVC, solo superados por el Valladolid (38,9), Málaga (41,3), Eibar (65,6) y Leganés (72,4). El criterio llevado por la patronal para el reparto de pastel millonario está vinculado a la cuota de los derechos de TV.

En ese baremo -que calibra el rendimiento de las últimas siete temporadas-, se valora las tres campañas de la UD en Primera (desde la 2015-16 a la 2017-18) y la audiencia televisiva de los partidos del conjunto grancanario. La inversión en instalaciones -la nueva ciudad deportiva de Barranco Seco costó 22,5 millones- también ha sido reconocida por LaLiga. El control del gasto, la política de austeridad y cumplir con el fair play financiero -en septiembre del 2019 se recurrió a la venta de Pedri al Barça por cinco millones para hacer los deberes- catapultan a la entidad grancanaria. Las ventas de Araujo (1,4) o Josep Martínez (1,9) permitió esquivar en gran medida la guadaña al virus. En diciembre llega Jonathan Viera y también entra en los nuevos parámetros salariales de la UD.

De los 37,5 millones, la entidad solo puede gastar el 15% en fichajes. Una gestión de Primera ha sido valorado por LaLiga. Equipos al borde de la quiebra como el Zaragoza han sido penalizados.

Por su parte, Barça y Madrid han hecho pública su disconformidad con las condiciones de la inyección -préstamo participativo con un tipo de interés al 0% y un vencimiento de 40 años-. El resto de la competición aplaude un maná que se rige bajo un código de méritos. La ética de gestión de la UD le han valido un cheque mágico.

Compartir el artículo

stats