Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pesadilla de Ronaldo y Pacheta

El Valladolid, 33 jugadores, tiene bloqueada la ‘operación salida’ y no ha podido fichar

José Rojo Martín ‘Pacheta’ -1ºi- junto al presidente del Valladolid Ronaldo Nazario -c- en el césped del estadio Zorrilla.

El laberinto de Ronaldo. El Valladolid, un gigante bajo la guillotina del tiempo. 33 integrantes en la primera plantilla y problemas para gestionar las altas ante la LaLiga. A cuatro días del estreno del conjunto pucelano de Pacheta en el Gran Canaria, la composición del grupo humano violeta es una incógnita. Un auténtico caos.

El material humano del Valladolid, recién descendido de Primera y gran candidato al ascenso, lo integran: Jordi Masip, Roberto Jiménez, José Antonio Caro, Luis Pérez, Saidy Janko, Lucas Olaza, Nacho Martínez, Raúl Carnero, Roberto Corral, Moi Delgado, Kiko Olivas, Javi Sánchez, Jawad El Yamiq, Bruno González, Joaquín Fernández, Fede San Emeterio, Rubén Alcaraz, Moctar Sidi El Hacen, Anuar Tuhami, Roque Mesa, Álvaro Aguado, Kike Pérez, Toni Villa, Pablo Hervías, Óscar Plano, Fabián Orellana, Víctor García, Kuki Zalazar, Sergio Benito, Sekou Gassama, Sergi Guardiola, Shon Weissman y Marcos André.

El Pucela arrancó la pretemporada con 38 rostros y Doncel fue el último en abandonar la nave -antes hicieron la maleta - Waldo, Alende, Vilarrasa y Oriol Rey-.

Fran Sánchez, director deportivo del Valladolid, acelera en las gestiones sobre la bocina -el mercado concluye el 1 de septiembre- para sentar las bases de un plantel corto, de un máximo de 23 fichas.

Según detalla la prensa vallisoletana, Roberto, Orellana, Sergi Guardiola, Sergio Benito, Víctor García, Corral, Aguado, Zalazar y el tinerfeño Bruno González conforman la ‘operación salida’. En el apartado de refuerzos, el deseado es el extremo del Cádiz Alejo. Llegaría con una cláusula de compra obligatoria de 1,5 millones en caso de ascenso con el club violeta.

Roque y el Deportivo Alavés

El centrocampista grancanario Roque Mesa, al que le restan dos temporadas más en el Valladolid, incluso llegó a valorar una propuesta de Primera. Orellana es codiciado por el Colo Colo chileno.

Pacheta, a las puertas del pulso ante la UD, se ha quejado amargamente de trabajar en estas condiciones. «Todo se está retrasando, pero es lo que hay. Tendremos que rehacernos con la competición en marcha. No hay tiempo para excusas», valoró el expreparador del Elche y SD Huesca.

En la UD, reina la paz. Una trinchera con urticaria al ‘mal salarial’. Luis Helguera, director deportivo amarillo, ha hecho los deberes tras firmar siete jugadores y conceder once bajas. Pendientes de la llegada de un central zurdo, Mel afronta su cuarta campaña con los mecanismos tácticos tatuados en el corazón de sus pupilos. Ahí tienen los amarillos terreno ganado.

Sin fichajes y con las salidas frenadas por la problemática del mercado, el Valladolid está a punto de estallar. El Valencia suspira por Marcos André. La operación que puede activar el rigor. Llegan el sábado a la Isla bajo el caos.

Compartir el artículo

stats